Sociedad • Transporte público

La línea 60, otra vez en conflicto

El miércoles se levantó un paro que llevaba tres días. Los trabajadores esperan una respuesta luego de la Conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Aseguran que la empresa despidió a un chofer por su "militancia gremial".

Silvia Guzmán Coraita @Sildoublebass // Viernes 31 de agosto de 2018 | 12:18

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Trabajadores de la línea 60 se manifestaron el miércoles frente a la sede del Ministerio de Trabajo. (Foto: S. Guzmán)

Los trabajadores de la línea 60, pertenecientes a la empresa Micro Ómnibus Norte S.A. (MONSA), levantaron el paro que llevaban adelante desde el lunes. Fue el miércoles por la tarde, ante el dictado de la Conciliación Obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo que se extenderá hasta el lunes. Para ese día los delegados esperan una respuesta por parte de la empresa.

 

Diego González, unos de los trabajadores que participó en la manifestación frente a la sede del Ministerio del Trabajo realizada el miércoles, aseguró que continuarán con el reclamo hasta que los reciba el responsable de esa cartera, Jorge Triaca, y la empresa reincorpore a un empleado recientemente despedido: “Hicimos este paro por Cristian Ramallo, quien murió al ser aplastado por un colectivo que estaba reparando en el taller de Barracas, y por otro compañero echado sin justificación”.

 

González afirmó que no dudarán en volver a convocar a un paro si no obtienen una respuesta favorable, y manifestó que lo que hace Monsa es “una persecución” ya que a su compañero lo despidieron porque “es activista”. “Fue despedido luego de haberse postulado para delegado y obtenido la mayoría de los votos. Hugo es un compañero que nunca faltó a su trabajo y estuvo siempre al frente de la lucha por los derechos de los trabajadores. La empresa y el gobierno apuntan ahí”, explicó. 

 

Por su parte, Marcelo Pasciuto, el presidente de MONSA-Línea 60, aseguró que se trata de un chofer "que faltó 482 días en los últimos tres años, entre ellos 63 días sin aviso". Los delegados de la línea que diariamente moviliza a más de 260 mil pasajeros, afirmaron que las inasistencias son una excusa y que en realidad lo echaron por su "militancia gremial". Según ellos, las únicas ausencias fueron justificadas por la ART.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter