Sociedad • Vigilia frente al Congreso

Clima caliente a pesar del frío

Miles de personas pasaron la noche a la vera del palacio legislativo para seguir de cerca la votación de la ley de despenalización del aborto. Diario Publicable compartió con ellas largas horas de mate y espera.

Juan Ignacio Giménez @juanigimenezg // Jueves 14 de junio de 2018 | 16:32

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Un sector importante de la población estuvo en la calle expresando sus ideales.

Mientras dentro del Congreso los diputados debatían el proyecto de despenalización del aborto, afuera, la Plaza de los Dos Congresos estaba dividida por vallas para separar a quienes marchaban a favor y quienes lo hacían en contra. Del lado en el que predominaba el color verde, entre Rivadavia y Perón, era entre difícil e imposible caminar; desde ahí hasta Corrientes, por Rodríguez Peña o Riobamba, había un poco más de espacio.

 

Así fue durante toda la tarde y durante buena parte de la noche de vigilia. La gente acampó con carpas y bolsas de dormir a la espera de la resolución del debate. Durante la noche hubo un enemigo común: el frío. La temperatura era más acorde a una noche de invierno que a una de otoño, pero no impidió que un sector importante de la población estuviera en la calle expresando sus ideales.

 

Después del acto del lado celeste del vallado, conducido por Viviana Canosa y en contra del aborto legal, la desconcentración fue más o menos rápida y casi total, aunque quedaron algunos manifestantes para pasar la noche allí, hasta que los legisladores votaran.

 

El debate se transmitió en vivo a través de una pantalla gigante 

 

Llenar un termo con agua caliente costaba diez pesos. Era una forma no sólo de levantar la temperatura con un mate, sino de mover un poco el cuerpo y combatir el frío. Todos fueron preparados: había bolsas de dormir y aislantes por todos lados, y la gente se acomodaba donde podía para dormir, aunque lo que más preocupaba no era el sueño, sino mantener la temperatura corporal.

 

Ni el frío polar logró apagar los cantos de "¡Aborto legal, en el hospital!". Fogatas, frazadas, mate y facturas sirvieron para sobrellevar las horas de espera. Así pasó una noche que va a quedar en la historia y en el recuerdo de todos los que estuvieron ahí: los momentos previos a la mañana del 14 de junio de 2018, cuando la ley de Despenalización del aborto obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter