Sociedad • Entrevista

"Los periodistas de agencias son el futuro del periodismo"

Stella Gárnica, quien formara parte de la sección Política en DYN, cuenta sus comienzos en la profesión y su paso por la agencia, que cerró sus puertas el 28 de noviembre de 2017.

Silvia Guzmán Coraita @sildoublebass // Lunes 04 de diciembre de 2017 | 11:43

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Stella Gárnica en la redacción de DYN (Foto: Gentileza Pablo Aharonian)

Stella Gárnica comienza a contar su historia con una frase que cala hondo: “DYN es mi segundo apellido”. Así, con esas palabras, refleja no solo su larga trayectoria en la agencia, sino el cariño por la misma y la pasión por su carrera.

 

En el '87 estaba buscando una carrera, no tenía una profesión definida, sabía que le gustaban los temas relacionadas con la geología, antropología o sociología. Ese mismo año viajó a Tandil con sus padres, por el feriado de Semana Santa. Cuando estaban volviendo en el auto venían escuchando en la radio las noticias sobre el levantamiento de los carapintadas. “Me agarró tal desesperación, que le dije a mi papá 'apurate que quiero llegar a la casa para prender la tele'”, recuerda Stella. De la mano de Mónica Gutiérrez y Carlos Campolongo, que hicieron una trasmisión por 24 horas en la televisión pública, donde pasaron imágenes en vivo de lo que iba sucediendo, entendió como se construía la información y terminó de decidirse por el periodismo.

 

“Soy hija de la democracia”, agrega, y cuenta que, cuando asumió Raúl Alfonsín, ella tenía trece años y y en su casa se vivió el momento con mucha alegría. “Me acuerdo que fuimos a la Plaza a festejar y que me desmayé por la cantidad de gente que había”. Sin embargo, hubo algo que le quedó retumbando en su cabeza y fue la frase que dijo el dirigente radical: “De ustedes depende que haya 100 años de democracia, la tienen que defender”.

 

Stella comenzó sus estudios en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (4 meses). Pero como las clases de (el periodista y político Gabriel) Mariotto eran tan abarrotadas y a veces eran muy teóricas, fue a buscar su destino por otros lados. “Yo quería ser periodista, no Licenciada en Comunicación”, dice Gárnica, y por eso averiguó en el Instituto Grafotécnico (IG), donde al segundo día salió a la calle a hacer una nota y no paró. Hasta que en noviembre de 2017 sufrió su segunda gran pérdida, después de la de su madre: el cierre de su querida agencia y su segunda casa.

 

-¿Cual fue esa primera nota?

-Me acuerdo que fuimos al Congreso con una compañera, Mariana García. Ese día tenían que que definir Senador entre Eduardo Vaca (PJ) y Fernando De la Rúa. Me acuerdo que votan por mayoría y gana Vaca, sacándole la banca a De la Rúa, y para el periodismo quedó como que le roban la elección. Nosotras nos metimos por los pasillos y vimos que venía por ahí caminando De la Rúa, no lo podíamos creer. Le hicimos la entrevista, que fue la única declaración que dio, la llevamos a la sala de prensa y todos los medios la levantaron. Después, volvimos, felices, a la escuela con la nota. Y de ahí no paré más.

 

-¿Dónde fueron tus comienzos?

-Empecé en Noticias Argentinas (NA) en 1993 por medio de unos conocidos. Fui a preguntarle a Daniel Merolla si necesitaban a alguien y quedé. Esa fue mi verdadera escuela.

 

-¿Que notas cubriste ahí?

-Lo más importante fue cuando lo habían secuestrado a Mauricio Macri, cubrí su liberación. Me acuerdo que estábamos cubriendo la nota y no tenía como volverme y los compañeros de DYN me trajeron hasta NA. Yo no tenía ni auto. Volví y escribí la nota. Estaba emocionadísima. Siempre me interesó la política. Al tiempo, estudié paralelamente mi otra profesión, Ciencias Políticas, en la UBA.

 

-¿En qué medios trabajaste antes de llegar a DYN?

-Cuando en NA no me renuevan el contrato, me voy para Diario Popular, donde hice un par de investigaciones para suplementos, como el del Caso Bulacio y la bomba a la Embajada (de Israel). Luego me voy para el diario La Unión de Lomas, lugar donde se generó un equipo de redacción muy talentoso. Hoy están todos en medios gráficos y en televisión. Una vez que entrás en el círculo, te encontrás con todos tus colegas y se genera un gran compañerismo, somos pocos y nos conocemos todos.

 

-¿Que son para vos las agencias de noticias?

-Las agencias de noticias son un nexo entre las noticias o reportajes que se generan en una radio, donde lo levantás, escribís un cable y lo reciben todos los canales de televisión, las demás radios y, sobre todo, los diarios del interior del país. Es donde se cocina la noticia.

 

"El periodismo es periodismo y no puede ser militante. No se puede opinar, uno tiene que relatar"

 

-¿Que es DYN para vos?

-Es el periodismo en estado puro. Y tiene que ver en cómo se construye la noticia, después viene el periodismo “militante” que quisieron inventar. El periodismo es periodismo y no es militante. A mí me enseñaron que no podes opinar, uno tiene que relatar. Con mi otra carrera, donde estudié a muchos filósofos sobre la teoría de la narración y comprensión, me di cuenta que se puede lograr la objetividad, y que te podés poner en un lugar neutral. Eso es una agencia de noticias.

 

-¿Es grave que cierre la agencia?

-DYN nace con un mensaje: “Sin periodismo no hay democracia y sin trabajo no hay periodismo”. Yo creo que es muy grave que desaparezca DYN. La agencia nace en el '82, como una necesidad, ya que no había una información independiente. Porque la información federal estaba en manos del Estado a cargo de la agencia Télam; estaba NA pero era muy chica, y no había corresponsales en todo el país. DYN fue en ese entonces y es hoy en día la credibilidad y un lugar donde se chequea la información. Yo prefiero sacar un cable dos minutos más tarde, hasta esperar, chequear. Por ejemplo: viene un amigo y me dice tal funcionario dijo tal cosa. Lo que yo hago es llamar a ese funcionario y preguntarle '¿vos dijiste eso?' y, si me dice que sí, sale el boletín, si no, no lo mando. Hay periodistas que sí lo hacen y que cambian las palabras. Una palabra es fundamental, no se puede cambiar el sentido de una oración.

 

-¿Que otras notas recordás que te hayan impactado?

-Las tomas de rehenes en General Rodríguez, durante siete horas. La cubrí en medio de disparos; el traslado de los restos de Perón a la quinta de San Vicente, también en medio de disparos, donde tuve que refugiarme entre los árboles. Me gustó cubrir las cumbres presidenciales iberoamericanas, el lanzamiento del Mercosur. En los diez años de los Kirchner viaje mucho. Fui a Roma a la asunción del Papa Benedicto.

 

-¿Y cuándo viajaste que cubriste?

-La cumbre Iberoamericana en Córdoba que vino Fidel Castro y Hugo Chávez. Después fueron a la casa del Che, que hoy es un museo, y pude sacarle una foto a Fidel. Lo tuve tan cerca que hasta le hice una pregunta: '¿Qué significa para usted estar en la casa del Che?' Y cuando estaba por contestarme, siento que me agarra uno de su seguridad privada y me levanta de los codos sacándome dos metros atrás.

 

-¿Cómo es la preparación de los periodistas de agencia?

-Los periodistas de agencias somos los más preparados para los tiempos que se vienen. Porque tenemos la rapidez e inmediatez. Por ejemplo, uno escucha el discurso de un presidente y lo trascribe rapidísimo; en el momento tenés cuatro o cinco ideas básicas: una de política, una de economía, una de un asesinato. Hacés recuadros y listo. Muchas veces, el periodista de diario espera nuestro cable. Ahora creo que los textos serán más cortos y los medios van a ir hacia lo audiovisual. Y darán la posibilidad de hacer una nota más de análisis, más de fondo sobre un hecho en particular. Yo creo que la sociedad demanda muchos cambios, el estilo se está reformulando todo. Lo que pasa es que se va a perder profundidad. Espero que no se pierda, en el camino, el chequeo de la información. Todos podemos evolucionar y a mí me gustaría transformarme en holograma.

 

Los periodistas de agencias somos los más preparados para los tiempos que se vienen.

 

-¿Cómo te sentís ahora?

-Estamos de luto, estamos velando la agencia. Se hizo una agonía muy larga, desde el rumor de cierre hasta hoy. Uno va a tener más libertad, pero a la vez se pierde esa adrenalina de que llegás a la agencia y tenés que salir volando a cubrir algo. Por ejemplo, una conferencia de prensa porque sucedió algo terrible y no sabés con qué te vas a encontrar. Eso es lo fascinante del periodismo. No entra en mi cabeza que DYN no exista más.

 

-¿Qué opinión tenés de Mauricio Macri?

-A Macri traté de escucharlo e interpretar qué quiere. Me di cuenta que quiere ir hacia una sociedad empática, quiere cambiar la matriz de la producción. Es como la película de Blade Runner (El cazador implacable), te van a hacer creer lo que vos quieras creer.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter