Sociedad • Violencia escolar

Alerta bullying

En 2013 se sancionó la Ley Antibullying en la Argentina, pero desde entonces la problemática no hizo más que empeorar. Números y la palabra de un especialista.

Joana Casasnovas @JBCasasnovas // Martes 10 de abril de 2018 | 16:15

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El 45% de las causas de bullying entre niñas se da por patrones de belleza.

Desde la sanción de la llamada “Ley Antibullying” en 2013, la violencia escolar no sólo no cesó, sino que aumentó. Según los relevamientos realizados por la UNESCO, cuatro de cada diez estudiantes admite haber padecido acoso escolar, mientras que uno de cada cinco dice sufrir burlas habitualmente.

 

La ONG Bullying Sin Fronteras realizó un estudio puntualmente sobre las denuncias realizadas. Entre 2013 y 2017 se incrementaron de 822 a 2907 los casos denunciados. De parte del Ministerio de Educación no hay estadísticas sistemáticas y las últimos presentadas datan de 2014. Esto demuestra que, aun desde diferentes entidades, las metodologías utilizadas para realizar y presentar las estadísticas son relativas y pierden exactitud.

 

A su vez, hay al menos 12 proyectos de ley en la Cámara de Diputados en los cuales se solicita, entre otras cuestiones, la creación de programas preventivos porque los que hay hasta el momento solo se enfocan en los pedidos de informes al Poder Ejecutivo y la sanción de una ley que establezca el concepto de Bullying, ya que la actual habla de “convivencia y conflictividad social en las instituciones educativas”.

 

Alejandro Castro Santander, director general del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica Argentina (UCA), aseguró: “Con respecto a la afirmación del incremento, no deja de ser una percepción, ya que no se mide sistemáticamente o se utilizan distintos instrumentos que muchas veces no responden a las mismas clasificaciones o marcos teóricos”. Pero agregó que “es muy prudente señalar que a medida que se van conociendo casos y la prensa los difunde, existe mayor conciencia del fenómeno y esto lleva a que las familias y los estudiantes estén más atentos a la problemática”. 

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter