Sociedad • LA PRIMERA MARCHA

El orgullo como bandera

El 2 de julio de 1992 se llevaba a cabo la primera edición de la entonces llamada "Marcha del Orgullo Gay", que recorrió las calles de Buenos Aires. Crónica y testimonios sobre una fecha histórica para el colectivo LGTBIQ. Nota en video.

Ignacio Dunand @andydunand // Domingo 12 de noviembre de 2017 | 23:02

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La primera Marcha del Orgullo en el país se realizó en Buenos Aires, en julio de 1992.

Alejandro Modarelli y César Cigliutti recuerdan la primera marcha, que congregó a apenas 200 participantes.

“Es hora de que hagamos una marcha acá en Argentina”, fueron las palabras que dijo Cesar Cigliutti a Carlos en una charla. Luego de los años transcurridos, numerosas organizaciones lésbicas y travestis habían surgido en respuesta al sistema patriarcal. Las minorías se sentían empoderadas, pero faltaba algo que marcara un giro a la hora de visibilizar al colectivo. 
El debate surgió por la utilización de la palabra “orgullo”. En un principio, se barajaba la opción de “dignidad”. Cigliutti, quien pujó por el primer término, reflexionó: “La traducción de Pride es orgullo. Y la antítesis del orgullo es la vergüenza. Entonces, ¿por qué orgullo?: para enfrentar la vergüenza”. El 2 de julio de 1992 llegaría el tan ansiado día.
 “Yo marché con máscara. Hacía un frío tremendo y seríamos alrededor de 200 personas. Recuerdo que cantábamos: 'Orgullo, orgullo, orgullo que camina, los gays y las lesbianas por las calles de Argentina'. Y para los transexuales el cántico era: 'Documentos legales para los transexuales'”, cuenta Cigliutti y agrega que en un principio se quería marchar por Avenida Santa Fe por la carga emblemática que tenía para la comunidad LGTB.
La Primera Marcha del Orgullo Lésbico Gay fue inolvidable para todos los participantes, que la atesoran como un recuerdo único e irrepetible. Esta fue la primera de 25 marchas, que a lo largo de los años sumaron concurrentes hasta llegar a ser miles recorriendo las calles porteñas.

Es hora de que hagamos una marcha acá, en Argentina, fueron las palabras que dijo César Cigliutti a Carlos Jaúregui en una charla. Luego de los años transcurridos, numerosas organizaciones lésbicas y travestis habían surgido en respuesta al sistema patriarcal. Las minorías se sentían empoderadas, pero faltaba algo que marcara un giro a la hora de visibilizar el colectivo.

 

El debate surgió por la utilización de la palabra “orgullo”. En un principio se barajaba la opción “dignidad”. Cigliutti, quien pujó por el primer término, reflexionó: “La traducción de 'pride' es orgullo. Y la antítesis del orgullo es la vergüenza. Entonces, ¿por qué orgullo? Para enfrentar la vergüenza”.

 

El 2 de julio de 1992 sería el ansiado día. “Yo marché con máscara. Hacía un frío tremendo y seríamos alrededor de 200 personas. Recuerdo que cantábamos: 'Orgullo, orgullo, orgullo que camina, los gays y las lesbianas por las calles de Argentina'. Y para los transexuales el cántico era: 'Documentos legales para los transexuales'”, cuenta Cigliutti y agrega que en un principio se planteó marchar por avenida Santa Fe por la carga emblemática que tenía esa calle para la comunidad LGTBIQ.

 

La primera Marcha del Orgullo fue inolvidable para todos los participantes, que la atesoran como un recuerdo único e irrepetible. En la siguiente nota en video, Alejandro Modarelli, referente de la comunidad, recuerda el recorrido, las consignas y el impacto de aquella primera manifestación.

 

Cronista: Ignacio Dunand - Cámara: Camilo Cartoy Díaz - Edición: Diario Publicable

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter