Sociedad • En medio del conflicto por la reforma educativa

"Nos comprometimos con la contención emocional de la víctima"

En un comunicado, el Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires denuncia que se reveló la información sin el consentimiento de la joven abusada y por eso "se violó su intimidad". Según los alumnos, el rector utilizó la denuncia “con fines políticos de deslegitimar la lucha de los estudiantes de Capital”.

Matias Rosujovsky @matirosu // Viernes 29 de septiembre de 2017 | 20:46

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Así luce el frente del emblemático Colegio. (Foto: Télam)

El Rector del Colegio Nacional Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, denunció ayer un caso de abuso sexual perpetrado durante la toma de la escuela en contra de la reforma educativa y apuntó al Centro de Estudiantes por no haberlo comunicado a las autoridades de la institución. Horas más tarde, los alumnos explicaron sus intenciones de “respetar los tiempos de la víctima para salir a hablar” y acusaron a Zorzoli de “violar su intimidad” al dar a conocer la información sin su consentimiento.

 

“En ningún momento fue intención del CENBA ocultar esta información: lo que se hizo fue respetar los tiempos de la víctima para salir a hablar, sin exponerla a una situación de la que ella no quería ser parte”, dice el comunicado que difundió ayer el Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires, luego de las declaraciones que su rector había enviado a la comunidad educativa durante la mañana, donde informaba que "un/a alumno/a del Colegio ha denunciado haber sufrido un abuso sexual por parte de un/a compañero/a, durante una de las primeras noches de la última toma". "Lamentablemente, hemos tomado conocimiento de este hecho muy recientemente”, dijo el rector y explicó que “el/la alumno/a en cuestión decidió informárselo a los estudiantes que conducían la 'toma', quienes optaron por no comunicarlo a las autoridades del Colegio".

 

Cuando la víctima contó lo sucedido, desde el CENBA se le pidió al estudiante denunciado por abuso que no fuera más a la toma para no generar una situación incómoda para ella, para “resguardar su integridad”, y al día siguiente se empezó a redactar un Protocolo contra la Violencia de Género para el colegio. “Llevar el tema a las instituciones del colegio fue algo que siempre quisimos hacer”, sostuvieron y agregaron: “Es prioridad número uno para nosotros que el Consejo de Convivencia pueda tratar este tema”.

 

“Desde el principio nos comprometimos con la contención emocional de la víctima”, dijo a Publicable una fuente de la Comisión de Géneros del CENBA. “Desde el Centro, se está manejando esto de una manera muy precavida porque, por motivos personales, la víctima no quería que se hagan declaraciones”, explicó, pero agregó que “ante todo este ataque por parte de los medios hegemónicos, estamos viendo la posibilidad de hacerlo”.

 

“Muchos medios están siendo muy irrespetuosos, ya dieron nombres, dijeron lo que quisieron”, denunció . En ese sentido, el comunicado de los alumnos expresa: “Resulta de suma gravedad para nosotros que los medios de comunicación hayan levantado esta noticia sin pensar en cómo esto podía afectar emocionalmente a la víctima y que el Rector lo ande difundiendo, desconociendo el Protocolo contra la Violencia de Género de la UBA, que exige que no se difunda nada sin consentimiento de la víctima”.

 

Según los estudiantes, el rector utilizó la denuncia “con fines políticos de deslegitimar la lucha de los estudiantes de Capital”, quienes habían llevado adelante las tomas junto a más de treinta colegios de la Ciudad en oposición a la reforma educativa impulsada por el Ministerio de Educación porteño.

 

EL CONTEXTO

La ministra de esa cartera, Soledad Acuña, se había negado durante las primeras semanas a reunirse con ellos para discutir los principales puntos de la reforma -que tiene como propuesta más cuestionada que los alumnos dediquen la mitad del último año del secundario a realizar pasantías no remuneradas-, hasta que los tuvo que recibir por orden judicial en la Defensoría del Pueblo y la mayoría de las escuelas levantaron las tomas a posteriori.

 

“El rector busca hacer cualquier cosa para desprestigiar las tomas, aunque no pensamos que fuera a hacerlo con algo tan delicado como el abuso de una menor”, dijo otro alumno del CENBA. “Durante toda la toma nos amenazó”, recordó, y agregó que intentó utilizar “faltas y sanciones, pero finalmente no las pudo aplicar por problemas legales y se quedó enojado con la mesa directiva”.

 

“No consensuar con la víctima, sobre todo siendo esta un menor de edad, y la difusión de su situación es un abuso a su intimidad”, dice el comunicado que redactaron los estudiantes, y concluye: “Es esta intimidad la que el Centro de Estudiantes ha decidido respetar y el Rector violar”.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter