Sociedad •

Anahí Benítez: el nombre del dolor

Más de mil personas se movilizaron el sábado hacia el Congreso de la Nación para exigir justicia por el asesinato de la joven cuyo cuerpo fue hallado en la reserva de Lomas de Zamora. La palabra de Juan Carr, de la Red Solidaria.  

Silvia Guzmán Coraita @SILDOUBLEBASS // Lunes 07 de agosto de 2017 | 12:40

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Amigos y compañeros de Anahí reclamaron justicia para la adolescente asesinada. (Fotos: S. Guzmán Coraita)

"La comunidad no resiste más una muerte y por suerte sale, se moviliza", dijo Juan Carr, de la Red Solidaria.

Como “una piba muy hermosa”, a quien "le gustaba dibujar" y que siempre "nos acompañaba a las marchas": así recordó un compañero de colegio de Anahí Benítez a la adolescente de 16 años que apareció asesinada el viernes, en la marcha por el esclarecimiento de su caso. Y agregó: “Perderla nos impactó mucho, y más de esta manera, queremos saber que le pasó”.

 

La movilización, que partió a las 15 desde Avenida de Mayo y 9 de Julio y culminó con un acto en el Congreso de la Nación, fue encabezada por el entorno y los amigos de la adolescente y miembros del centro de estudiantes del colegio ENAM, que llevaron la bandera roja y azul símbolo de la Institución.

 

 

 El desconsuelo de los compañeros de Anahí, al frente de la marcha.

 

Tras la cabecera se encolumnaron las banderas de movimientos feministas, como Las Rojas, Isadora, LasMuMaLala organización de mujeres Plenario de Trabajadoras (PDT), vecinos de la Ciudad y la murga de Sin Esclavas que, con sus tambores, acompañó el dolor de los jóvenes que, entre abrazos y palmadas en la espalda, intentaban encontrar consuelo.

 

La diputada Victoria Donda, del Movimiento Libres del Sur y el candidato a diputado nacional por Izquierda al Frente, Alejandro Bodart, también participaron de la concentración, junto a Juan Carr, de la Red Solidaria, quien expresó: “Vine para abrazar a los amigos y compañeros y a los dirigentes de la Institución. No hay mucho para decir. Estoy impactado todavía".

 

Se acercó asimismo la exdiputada María José Lubertino, quien se filmaba dando las condolencias a los compañeros de Anahí con un palito de selfie, ante la mirada atónita y disconforme de los adolescentes, que calificaron el hecho como una falta de respeto.

 

La movilización llegó al Congreso en un clima de bronca, angustia, llanto y dolor.

 

Iniciado el acto frente al Congreso, cuatro compañeros varones de Anahí pronunciaron unas palabras para recordarla: “Nos vamos a movilizar todas las veces que sean necesarias por vos y por todas”, dijeron y manifestaron su indignación por haberse enterado a través de los medios de comunicación de la aparición sin vida de su compañera.

 

Diálogo de Publicable con Juan Carr

-Cuando nos encontramos ante una nueva muerte de una joven, surge la pregunta: ¿qué pasa en nuestra sociedad?

-Estoy impactado y confundido, no sé qué nos pasa. En un análisis frío, parece haber una mejoría, pero nos falta un montón de cosas por lograr. Yo veo que hay una reacción de la comunidad, la vida hoy en día tiene más valor que antes. La comunidad no resiste más una muerte y por suerte sale, se moviliza. Hoy en día hay 490 chicos perdidos y 20 mujeres de 15 a 30 años faltan en sus casas.

 

-¿Qué lo moviliza venir a las marchas?

-Vengo, en primer lugar, porque admiro a las mujeres, empezando por mi esposa y mis hijas, y a todos los movimientos que encabezan las mujeres, víctimas o no de violencias de género. Y lamento profundamente que, en todas las marchas, haya muy pocos hombres porque nosotros somos los que matamos, y los primero culpables culturalmente. Solamente vengo a abrazar y acompañar.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter