Sociedad • El sábado, en el CCK

Diez vidas perdidas, diez años sin justicia

León Gieco, Los Tipitos, Los Pericos y Los Auténticos Decadentes, entre otros íconos de la música nacional, dijeron "presente" en la nueva edición del recital solidario que busca pedir justicia y crear conciencia, en homenaje a los nueve estudiantes y la profesora del Colegio ECOS que perdieron la vida en el siniestro vial de 2006.

A. BRONZINI @AGOSBRONZINI / S. DE VITA @SEBADEVITA // Martes 11 de octubre de 2016 | 16:24

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Cada Día del Estudiante Solidario se recolectan entre 40 y 60 toneladas de alimentos, que son distribuidos en escuelas, salas y hospitales de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy. (Fotos: A. Bronzini)

Ernestina Pais, Luciano Cáceres, Gastón Pauls y Juan Carr leyeron y recitaron mensajes y pedidos de justicia a las autoridades nacionales.

"La prescripción de nuestra causa es algo vergonzoso y doloroso; me atrevo a decir que hay una 'intencionalidad negligente', es decir, dejar morir los casos porque implica menos trabajo. Del recurso que presentó el fiscal santafesino Carlos Steigmayer a la Corte Suprema de Justicia de la Nación no sabemos nada", afirmó Andrés Kalwill, padre fundador de la Organización No Gubernamental Conduciendo a Conciencia, en el marco de la décima conmemoración de la tragedia que dejó sin vida a nueve estudiantes y una profesora del Colegio Ecos

 

El clima del Centro Cultural Néstor Kichner (CCK) resultaba una mezcla perfecta entre nostalgia y emoción, entre silencios y música: familias enteras, fanáticos de las bandas, voluntarios, padres organizadores, periodistas y celebridades formaron parte de la jornada solidaria que, como cada año, tiene por objetivo juntar donaciones para escuelas del norte argentino, a la vez que procura hacer llegar un mensaje de conciencia vial a la sociedad y pide justicia a las autoridades nacionales

 

Un pack de alimentos no perecederos cubría el valor simbólico de la entrada al festival: dentro de carpones blancos sobre la calle Sarmiento al 151, bajo pleno rayo de sol, varios grupos de voluntarios de Conduciendo a Conciencia recibían las donaciones desde el mediodía; a cambio, colocaban pulseras amarillas para habilitar el ingreso a la exsede del Correo Central de Buenos Aires.

 

 

Por más de siete horas, la sala sinfónica Ballena Azul albergó, en tres tandas, a más de 3.500 personas: en primera instancia, niños y padres que disfrutaron del show de Mariana Baggio y Los Raviolis; luego, entre las 17 y las 18.30, León Gieco y Los Tipitos compartieron el escenario de madera. A las 20, Los Pericos se apropiaron de la sala y dieron paso a Los Auténticos Decadentes, con quienes tocaron algunas canciones e hicieron bailar a la multitud sobre el final del día.

 

León Gieco, uno de los rostros visibles de Conduciendo a Conciencia, el sábado en el CCK.

 

A pesar de las canciones y la alegría, el trasfondo del festival nunca quedó fuera de foco: los músicos y otras personalidades como Ernestina Pais, Luciano Cáceres, Gastón Pauls y Juan Carr leyeron y recitaron mensajes y pedidos de justicia a las autoridades nacionales: "Estar acá es una enorme responsabilidad. Hacer que cada año el mensaje llegue a más gente tiene que ver con el amor de estos padres, que decidieron construir a través del discurso, para lograr una comunidad más responsable", sostuvo Pais. Carr agregó: "Esta tragedia se convirtió en vida. Es fabuloso: para nuestros números, en cada día de estos diez años se salvó una vida, dando un total de alrededor de 3.500 personas: dos Ballenas Azules". 

 

La colecta

Cada Día del Estudiante Solidario -nombrado así en conmemoración de los alumnos del Colegio Ecos-, se recolectan entre 40 y 60 toneladas de arroz, leche en polvo, aceite, fideos, latas de atún y otros alimentos (además de ropa, electrodomésticos, bicicletas, y algunos pedidos especiales, como medicamentos o generadores eléctricos).

 

Luego las donaciones son transportadas por la empresa Distribuidora Metropolitana a escuelas, salitas y hospitales de Corrientes, Chaco, Jujuy y Salta. "Además de enviar donaciones tratamos de generar trabajo mediante, por ejemplo, talleres de costura. Las ganancias obtenidas son también un sustento para los chicos", explicó Audra Dutka, una de los casi 400 voluntarios activos de la ONG. 

 

La causa

Poco más de un mes atrás, la justicia de Santa Fe permitió que la causa prescribiera definitivamente. Fue entonces cuando Carlos Steigmayer, fiscal santafesino, presentó a la Corte Suprema de Justicia Nacional un pedido de apelación para reabrir el caso. Lucas Kalwill Lima, un exalumno de Ecos y sobreviviente de la tragedia, opinó: "La prescripción de la causa me hace dar cuenta de que la justicia que vale es la que hacemos nosotros, con nuestra fuerza de trabajo y voluntad, gracias a los padres que tienen el coraje de seguir con ésto, que implica un montón de esfuerzo y lucha".

 

Nosotros elegimos el camino de la concientización, pero con eso no es suficiente: necesitamos de un Estado que controle y sancione que las empresas de transporte trabajen seriamente y elijan la seguridad de los pasajeros”, concluyó Alba Sáenz, mamá de Federico Ecker, una de las víctimas del siniestro. 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter