Sociedad • TIEMPO TURBULENTO

Tiempo Argentino, tercera etapa

El diario fue publicado por primera vez entre 1982 y 1986 y fue refundado en el año 2010 por los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, quienes lo discontinuaron en febrero pasado. Desde entonces, se hicieron cargo sus trabajadores, que se organizaron en la cooperativa “Por Más Tiempo”.

Franco Reñones // Miércoles 06 de julio de 2016 | 21:48

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El momento en que Tiempo decidió su nuevo rumbo: ser cooperativa. 

“Ahora tenemos una libertad mucho mayor a la hora de redactar las secciones del diario porque no hay intereses ni limites empresariales", precisa Borelli.

La asamblea de trabajadores del diario Tiempo Argentino votó, por unanimidad, constituirse en cooperativa a principios de abril de este año. Desde diciembre de 2015 no perciben su salario, al igual que el resto de los medios pertenecientes al Grupo 23, cuyos responsables son Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. La situación llevó a que los trabajadores iniciaran un importante proceso de organización en defensa de sus puestos de trabajo.

 

Javier Borelli, presidente de la cooperativa “Por Más Tiempo” y jefe de la sección Sociedad, dialogó con TEA sobre los objetivos a corto plazo, la relación con los lectores y la nueva conformación laboral para sostener el matutino. “Después del vaciamiento del Grupo 23, hicimos una edición especial para vender en la marcha del 24 de marzo. En seis horas agotamos 35 mil ejemplares”, explicó Borelli, sobre la decisión de volver a publicar el diario en la multitudinaria marcha a la Plaza de Mayo por los 40 años del último golpe militar.

 

“Con ese empuje, nos dimos cuenta de que lo que veníamos haciendo, inconscientemente, era una autogestión”, remató. Con respecto a la nueva forma de trabajo que adoptaron en el diario, Borelli explicó: ”Trabajamos mucho más que antes. Ahora, además de la redacción, tenemos que dedicarnos a la publicidad, distribución, circulación, limpiar los baños, entre otras tareas”.

 

A su vez, se refirió a los objetivos a futuro, resaltando que “a medida que esto funcione y se estabilice, podremos estar más tranquilos. Este comienzo es muy demandante”. “Ahora tenemos una libertad mucho mayor a la hora de redactar las secciones del diario porque no hay intereses ni limites empresariales y patronales”, declaró Borelli, en cuanto a la nueva línea editorial que adoptaron para trabajar.

 

Con respecto a la línea editorial, detalló: “Tenemos una dirección periodística que rechaza las políticas neoliberales, porque van en contra de los trabajadores y beneficia a los grupos empresarios”. Y sobre su posición como cooperativa frente a la concentración mediática que se produce en la Argentina, Borelli afirmó: “Al ser editado en Capital Federal y por el alcance nacional que tuvo, Tiempo Argentino tiene una visibilidad muy grande. Esto ya nos facilitó estar dentro del mercado”.

 

Por más Tiempo, y menos violencia

Una veintena de personas, denunciadas como “patoteros” por los periodistas, ingresó a la redacción del diario, golpeó al personal que estaba allí y causó destrozos, el pasado lunes 4 de julio. Minutos después, los trabajadores decidieron reingresar por la fuerza y comprobaron que junto al grupo de personas estaba el supuesto dueño del diario, Mariano Martínez Rojas, quien también mostraba una actitud violenta e intimidatoria. La policía llegó e ingresó para negociar la salida de Martínez Rojas y su “banda”, y los trabajadores recuperaron el diario para ocupar sus puestos de trabajo.

 

 

El diario en números

125 trabajadores

600 suscriptores

45.000 los ejemplares que venden por semana

56 páginas

$30 el ejemplar

 

 

Enviando...
Comentarios

Laura  |  13-07-2016 17:03:08

Excelente trabajo!!! Felicidades.

Responder

Facebook

Twitter