Sociedad • Hay más de un detenido por consumo personal por hora

Flor de reclamo

Este sábado se realizó una nueva Marcha Mundial por la Legalización de la Marihuana. En la Argentina el epicentro estuvo en Buenos Aires, donde más de 150 mil personas se congregaron en el Congreso bajo el lema "No más presos por cultivar". También hubo manifestaciones en otras 18 ciudades, entre ellas Rosario y Mendoza.

G. Catalan @gregocatalan y T. Marchetta @marchettatomas // Lunes 04 de mayo de 2015 | 19:54

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Los manifestantes pidieron una regulación del consumo similar a la de las drogas legales. (FB: Daniel Diez)

Más de 150 mil personas marcharon el sábado desde Plaza de Mayo hasta el Congreso exigiendo la legalización del autocultivo y la tenencia simple de marihuana. Bajo el lema “No más presos por cultivar”, el reclamo se ampara en el artículo 19 de la Constitución, que expresa que las acciones privadas de los hombres que no afecten el orden público o a terceros no pueden ser juzgadas por ningún tribunal.

 

Hay que derogar la ley 23737 porque favorece el narcotráfico y penaliza al consumidor”, aseguró frente a los manifestante el fundador y director jurídico de la revista de cultura “cannábica” THC, Luis Osler. Osler denunció que “arrestar por tenencia” y “caraturarlo como narcotráficoperpetúa la dilapidación de recursos públicos en perseguir a consumidores, dejando vigentes “las estructuras que corrompen policías, jueces y gobernantes”.

 

Cronista: G. Catalán / Cámara: T. Marchetta / Edición: E. Palazzo.

 

Según datos de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), en 2012 se abrieron más de 9 mil causas por tenencia para consumo personal, lo que representa más de un detenido por hora. Los manifestantes aseguran que esta situación se mantiene, y que la Ley de Drogas 23737 es anticonstitucional, por lo que exigieron en las puertas del Congreso una nueva ley que regule el consumo de la misma forma que ocurre con las drogas legales, como las bebidas alcohólicas y los medicamentos.

 

A este discurso se sumaron los reclamos de Juan Acosta -militante del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)- en apoyo a los argumentos de Osler. Acosta insistió en que el control de la marihuana debe correr por cuenta del Estado “sin concesiones privadas”. Gabriela Basalo, miembro del Centro de Estudios de la Cultura Cannábica, también exigió una regulación estatal “para terminar con la verdadera causa del narcotráfico -la prohibición-, que favorece el mercado ilegal”.

 

La marcha siempre se vive con mucha tranquilidad”, aseguraron comerciantes que año tras año ven a la multitud por Avenida de Mayo. Aun así, hubo hechos de vandalismo como grafittis, pero fueron aislados. Algunos manifestantes que prefirieron las calcomanías al aerosol llenaron las calles con la consigna #YoMePlanto.

 

Los participantes de la marcha coincidieron en que es el alcohol -y no la marihuana, como aseguran algunos detractores- lo que lleva al consumo de drogas duras. También coincidieron en que legalizar el autocultivo sería un paso importante en la lucha contra el narcotráfico, e hicieron hincapié en que debería dejar de verse al consumidor como un delincuente.

 

La Marcha Mundial por la Legalización de la Marihuana se realiza desde 1999 cada primer sábado de mayo, y desde 2007 también se lleva a cabo en la Argentina. Este año no sólo se realizó en Buenos Aires: también se registraron manifestaciones con la misma consigna en otras 18 ciudades del país, entre ellas Rosario y Mendoza.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter