Sociedad • Dos domingos al mes

Turismo pintado

Compuesta por un colectivo de amigos, la fundación Graffitimundo ofrece un recorrido gratuito para argentinos que revela los espacios artísticos en cada pared de los distintos barrios porteños.

Ana Laura André @andreannelauren // Miércoles 04 de febrero de 2015 | 17:40

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Los graffiteros tienen sus propios códigos, reglas y costumbres. ¿Quiénes fueron los primeros? Los políticos.

La ciudad de Buenos Aires contiene un paisaje urbano no muy diferente al de las demás capitales del mundo. Pero dos mujeres inglesas se deslumbraron cuando en 2009 pisaron la Argentina y se encontraron con la inmensa cantidad de graffitis, murales y tags en los distintos barrios porteños.

 

Así comenzó Graffitimundo, una fundación que elogia el arte urbano y el graffiti de Buenos Aires. Compuesta por un colectivo de amigos relacionados con el diseño, la comunicación, el marketing, el periodismo y, por sobre todo, el arte, trabaja desde hace cinco años en conjunto con museos, empresas, ONG y galerías de arte, ligadas al interés de muchas personas con ansias de conocer un poco más sobre ese universo.

 

La idea central es acercar y conectar a las personas con el arte y sus creadores. Por eso mismo organizan tours tanto para residentes argentinos como para extranjeros con el fin de explicarles cada una de las técnicas utilizadas con su respectivo contexto y mostrar las expresiones que los artistas revelan.

 

En la esquina de Matienzo y Crámer a las 15, en pleno Colegiales, comienza el tour gratuito para argentinos que se realiza dos domingos al mes, guiado por Ana Laura Montenegro, periodista que en 2011 hizo el mismo recorrido que hoy dirige y quedó totalmente enamorada del proyecto. En la Plaza de los Colegiales, bajo el mural de Jaz llamado “Los toros Teta y Salta”, empiezan de a poco a acercarse diez, quince, veinte personas para comenzar el camino.

 

 

Con una introducción histórica acerca de los graffitis a nivel mundial y en especial argentinos, la guía plantea una diferencia conceptual entre lo que llaman “arte callejero” (obra que es compartida y entendida en sociedad para alegrar un espacio urbano) y los graffitis (pieza que sólo es comprendida por ese grupo de artistas).

 

El desafío que plantea implícitamente este paseo por los distintos barrios de Capital Federal es observar de otra manera -o al menos prestarle más atención- al arte que rodea y, para algunos, embellece la ciudad. No obstante, también permite distinguir lo que sería el vandalismo (ejemplo: las paredes que son pintadas con alguna frase dirigida a otra persona).

 

Los primeros graffiteros fueron los políticos”, cuenta Ana Laura Montenegro y hace referencia a las pintadas, principalmente en época de campaña, con intenciones propagandísticas de los distintos partidos. “Por este motivo -agrega- es ilógico que muchos gobernantes estén en desacuerdo con nuestro proyecto.

 

Finalmente, la excursión brinda la oportunidad de conocer la galería de arte urbano “Hollywood in Cambodia”, que se encuentra en Palermo Soho y ofrece la posibilidad de contactar a artistas y comprar sus obras.

 

 

DICCIONARIO GRAFFITERO

 

-Beef: procedimiento de localización del territorio empleado por grupos para cubrir con su firma las otras piezas.

 

-Bomba: firma hecha con spray en espacios que suelen ocupar una pared.

 

-Crew: grupo de jóvenes que trabajan con experiencia y capacidades para hacer un graffiti.

 

-Flow: término que da cuenta del estilo y ritmo de uno de estos personajes.

 

-Freestyle: improvisación de una pieza de graffiti.

 

-Point: lugar elegido para realizar una pieza. Establece una marca territorial para comunicar aspectos de la realidad.

 

-Tag: firma o pseudónimo estampado por graffiteros en paredes, elemento esencial para comenzar en el ámbito.

 

-Vandelear: actividad que refiere a la realización del graffiti de manera ilegal.

 

-Wild: letras entrecruzadas cargadas de mucho color y de difícil legibilidad. Los mensajes resultan poco comprensibles para la mayor parte de la sociedad.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter