rusia2018 • Camino a la gloria

Figurita repetida sí completa el álbum: Didier Deschamps

Un brasileño, un alemán y, ahora, un francés. Didier Deschamps es el tercer profesional en la historia de los mundiales de fútbol en consagrarse campeón como jugador y también como entrenador.

Rocío Montiel // Lunes 16 de julio de 2018 | 12:13

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Didier Deschamps, tras consagrarse campeón en el Mundial de Rusia 2018. (Foto: @FIFAWorldCup)

Corría junio de 1998 y, al mismo ritmo, también lo hacían las tan codiciadas figuritas del Mundial de fútbol. Sin saberlo, muchos niños tuvieron en sus manos la imagen del hombre que, junto a la selección francesa, levantaría la Copa del Mundo como jugador y, 20 años después, como director técnico. La figurita era Didier Deschamps.

 

Por aquellos años compartía vestuario con estrellas como Zinedine Zidane y Robert Pires, bajo la dirección técnica de Aime Jacquet. Mantenía un perfil reservado, caracterizado por la disciplina y el compromiso, rasgos que logró conservar hasta el presente y que lo ayudaron a meterse en la historia de los más grandes. “Debemos estar con calma, concentración y convencimiento. Sobre esas tres palabras estamos trabajando”, afirmó Deschamps, de 49 años, en la conferencia de prensa previa al partido contra Croacia.

 

Creció en Bayona, en el suroeste francés, y, curiosamente, se pasaba las tardes jugando al rugby. Logró conquistar a los ojeadores locales, no por el talento con la pelota, sino por su inteligencia y compromiso en el campo de juego. Es por esta razón que muchos medios franceses dedicaron tiempo a hablar de su "suerte". Sin embargo, Deschamps no se hace eco de ello: “No me voy a quejar… aunque seguramente habrá otros mejores que yo”, declaró la semana pasada, cuando un periodista le preguntó por devenir en el fútbol.

 

Como jugador, fue un mediocampista defensivo aguerrido y pasó la mayor parte de su carrera en Olympique de Marsella y Juventus. También jugó en Valencia, donde fue dirigido por el argentino Héctor Cúper.

 

Llegó al cargo de entrenador del seleccionado francés tras la Eurocopa de 2012, para sustituir a Laurent Blanc, excapitán de la generación campeona del mundo en 1998. Pero el principio no le fue nada fácil: comenzó con cinco derrotas y cuatro empates en los primeros 13 partidos dirigidos, y necesitó del repechaje contra Ucrania para ingresar al Mundial de Brasil en 2014.

 

Deschamps comenzó con cinco derrotas y cuatro empates en los primeros 13 partidos dirigidos, y necesitó del repechaje contra Ucrania para ingresar al Mundial de Brasil en 2014.

 

En esa oportunidad, Deschamps llevó a la selección francesa a los cuartos de final, luego eliminada por Alemania. A pesar de la derrota, el hombre que en todos los partidos del Mundial vistió saco y corbata no perdió el entusiasmo. En 2016 Francia disputó la final de la Eurocopa contra Portugal. “Les Bleus” perdieron el encuentro, pero bastó para que la federación francesa le renueve el contrato hasta 2020.

 

No se equivocaron. Para Rusia 2018, Deschamps logró clasificar a Francia y la posicionó como posible candidata. Esta vez, apostó por un equipo con jóvenes promesas y ganó. “Tiene mucho talento y lo ha demostrado varias veces en este torneo. Es el más joven pero no le trato de manera especial, es parte de los 23 jugadores”, aseguró cuando le preguntaron por la sensación de 19 años, Kylian Mbappé.

 

Siempre cauto en sus declaraciones, Deschamps cuida a sus jugadores, con quienes consiguió generar un vínculo de extremo profesionalismo. Cuando cumplió 80 partidos como técnico y superó el récord de permanencia en el cargo de Raymond Domenech, los futbolistas participaron de un vídeo donde dejaron sus comentarios sobre la relación que mantienen con el entrenador y en el que mostraron cariño y respeto.

 

(Foto: @HNS_CFF)

 

Con el nuevo título, el francés se convirtió en el tercer hombre en ganar la Copa del Mundo como jugador y entrenador, después de que lo hicieran el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer. Ahora, Didier Deschamps está en el álbum de las figuras más importantes del fútbol francés.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter