Política • Cumbre del G20

Buenos Aires, blindada

20.000 efectivos recorrerán la Ciudad para contener posibles focos de conflicto y en la zona de Costa Salguero funcionarán tres anillos de seguridad. El Aeroparque Jorge Newbery y los aeropuertos de El Palomar, San Fernando y Morón se encontrarán inhabilitados.

M. Fiszlejder, F. Roth y C. Montenegro // Jueves 29 de noviembre de 2018 | 12:16

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La ministra de seguridad, Patricia Bullrich, lleva un año preparando el operativo del G20. (Foto: @PatoBullrich).

 
En vísperas del evento político internacional más grande que Argentina ha recibido, el Ministerio de Seguridad encabezado por Patricia Bullrich se prepara para recibir a los países miembros del G20, entre ellos Alemania, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía. El megaoperativo cuenta con la colaboración logística de los servicios de seguridad de las potencias para asegurar que no ocurran incidentes como pasó en Hamburgo en la duodécima reunión del Grupo de los Veinte en la cual hubo disturbios entre las fuerzas policiales y manifestantes en contra de la Cumbre. 
 
Con este antecedente, la ministra Patricia Bullrich ideó un operativo que reúne a las cuatro fuerzas de Seguridad federales: Policía, Gendarmería, Prefectura y Ejército. También está presente el recuerdo del reciente enfrentamiento entre manifestantes que repudiaron la media sanción del presupuesto 2019 frente al Congreso de la Nación, el presidente Mauricio Macri anunció por Decreto de Necesidad y Urgencia que el viernes 30 de noviembre será feriado en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, para minimizar la circulación de personas para el correcto funcionamiento del operativo y apaciguar el impacto social que por el momento no es favorable al Comité del G20.
 
A la espera de conflictos con manifestantes en contra de la reunión del G20, el Gobierno gastó en febrero 100 millones de pesos para la compra de armas, equipos anti disturbios, proyectiles para controlar futuros incidentes como ocurrieron en Hamburgo en la edición pasada de la Cumbre. Según el sitio de contrataciones del Estado, el Ministerio se armó con 180 escopetas, 15 millones de goma, 2.000 proyectiles de gases lacrimógenos y chalecos policiales. También con 6.000 vallas de contención, 3.150 juegos de cascos, escudos, máscaras antigás, bastones para policías y gendarmes, así como 4.900 precintos plásticos.
 
Durante los días en los que se llevará a cabo la Cumbre de G20, alrededor de 20.000 efectivos estarán circulando en la ciudad para contener posibles focos de conflicto. En la zona de Costa Salguero funcionarán tres anillos de seguridad que comprenderán el corte de distintas calles aledañas. Además, cuentan con el soporte de 25 cápsulas presidenciales, un grupo de veinte vehículos desde patrullas hasta una ambulancia. 
 
El accionar del Comité llega a los aeropuertos, el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, El Palomar, San Fernando y Morón se encontrarán inhabilitados. Con la excepción del Aeroparque Jorge Newbery, que estará reservado para el uso de las delegaciones extranjeras. Además del uso de helicópteros, drones y aviones de combate.
La Prefectura se encargará del río y las costas en las cuales operará un grupo de buzos tácticos con 23 embarcaciones que abarcan lanchas, motos acuáticas y barcos. Lo inédito de éste operativo es la implementación de un protocolo de control radiológico ante eventuales ataques radioactivos para el cual recibieron capacitación en materia nuclear. 
 
Si bien todas estas medidas que cubren tierra, cielo y aire, pueden parecer exageradas. Las recientes advertencias del Foreign Office británico, el cual en su informe usual para los turistas ingleses advirtió la posibilidad de que “los terroristas posiblemente traten de ocasionar ataques en Argentina. Los ataques podrían ser indiscriminados,incluyendo lugares frecuentados por expatriados y viajeros extranjeros". Si bien desde Cancillería quitaron importancia a la advertencia aduciendo que es similar a las que emite el FO para países como Estados Unidos o Francia, por ejemplo. Si agregó nerviosismo a la previa de un operativo que intentará no descuidar ningún detalle. 
 
Argentina ya ha demostrado que está a la altura cumplir con los requerimientos de ajustar la economía a costas del pueblo, ahora ha demostrado que está a la altura de desplegar un operativo para recibir a las potencias mundiales que vendrán para debatir sobre finanzas, desarrollo, economía, educación, empleo, comercio y sustentabilidad.

A horas del evento político internacional más importante organizado en Argentina, el ministerio de Seguridad, que encabeza Patricia Bullrich, prepara un megaoperativo inédito para recibir a las delegaciones de los países miembros del G20: Alemania, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea. El programa cuenta con la colaboración logística de los servicios de seguridad de las potencias para evitar disturbios como los que ocurrieron durante la última Cumbre, en Hamburgo. 

 

Con este antecedente, la ministra Bullrich ideó un operativo que reúne a tres fuerzas de seguridad federales (Policía Federal, Gendarmería y Prefectura) y al Ejército. Con el recuerdo del enfrentamiento entre manifestantes que repudiaron la media sanción del presupuesto 2019 frente al Congreso de la Nación, el presidente Mauricio Macri determinó por decreto que el viernes 30 de noviembre será feriado en la Ciudad de Buenos Aires, en un intento de minimizar la circulación de personas para el correcto funcionamiento del operativo y desalentar las posibles manifestaciones en contra del Comité del G20

 

Con este panorama, el Gobierno gastó en febrero pasado 100 millones de pesos para la compra de armas, equipos anti disturbios y proyectiles. Según el sitio web de contrataciones del Estado, el Ministerio de Seguridad compró 180 escopetas, 15 millones de balas de goma, 2000 proyectiles de gases lacrimógenos y chalecos policiales. También 6000 vallas de contención, 3150 juegos de cascos, escudos, máscaras antigás, bastones para policías y gendarmes, y 4900 precintos plásticos. 

 

Entre el 26 de noviembre y el 1° de diciembre, cuando se llevará a cabo la Cumbre de G20, alrededor de 20 mil efectivos estarán circulando por la Ciudad para contener posibles focos de conflicto. En la zona de Costa Salguero funcionarán tres anillos de seguridad que comprenderán el corte de distintas calles aledañas. Además, habrá 25 cápsulas presidenciales, un grupo de veinte vehículos desde patrullas hasta una ambulancia.  

 

El accionar del Comité llega a los aeropuertos: el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery y los de El Palomar, San Fernando y Morón se encontrarán inhabilitados. La única excepción: el aeropuerto porteño estará reservado para el uso de las delegaciones extranjeras. También serán parte del operativo de seguridad helicópteros, drones y aviones de combate.

 

La Prefectura se encargará del Río de la Plata y las costas, en donde operará un grupo de buzos tácticos con 23 embarcaciones. Lo inédito de este operativo es la implementación de un protocolo de control radiológico ante eventuales ataques radioactivos para el cual recibieron capacitación en materia nuclear.  

 

Si bien todas estas medidas pueden parecer exageradas, el informe anual para turistas ingleses del Foreign Office británico advirtió recientemente sobre la posibilidad de que “los terroristas traten de ocasionar ataques en la Argentina". Si bien desde la Cancillería argentina quitaron importancia a la advertencia aduciendo que es similar a las que emite la diplomacia inglesa para países como Estados Unidos o Francia, por ejemplo, esto agregó nerviosismo a la previa de un operativo que intentará no descuidar ningún detalle.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter