Política • Elecciones en Brasil

"Las mujeres no se sienten parte de la política"

Si bien son mayoría en el padrón del gigante sudamericano, la representación femenina en el Congreso brasileño sigue siendo minoritaria. En ese contexto, hubo marchas a favor y en contra del candidato derechista Jair Bolsonaro.

L. Delfino y G. Sottoli // Jueves 25 de octubre de 2018 | 16:43

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La mayor concentración contra Bolsonaro fue en San Pablo y reunió a 150 mil personas. (Foto: Wikimedia Commons)

La relación de las mujeres con la política brasileña es contradictoria desde hace varias décadas, porque si bien es un país donde conforman la mayoría del electorado (52 por ciento), siguen siendo minoría en el Congreso nacional. “Las mujeres brasileñas no se sienten parte de la política ni del sistema de representación federal”, afirmó Malu Gatto, investigadora de Género y Política especializada en Brasil de la Universidad de Zúrich. “Este período previo ha sido turbulento y las mujeres tienden a asumir menos riesgos electorales”, agregó la también docente del Instituto de las Américas en la University College de Londres.

 

Previo a la primera vuelta del 7 de octubre, alrededor de 50 mil mujeres salieron a manifestarse en las principales ciudades de Brasil contra el discurso de Bolsonaro, por considerarlo “machista y misógino. La masiva movilización fue convocada por el Movimiento de Mujeres Brasileñas contra el Fascismo y por el Movimiento Ele Ñao, que significa "Él no". Pero luego de esta movilización, el apoyo a Bolsonaro entre las mujeres aumentó. Lucas de Aragão, socio de la consultora política Arko Advic, dijo al diario Perfil que esto se debe a que para muchas pesan más las preocupaciones respecto de la economía y la inseguridad que los dichos machistas del político.

 

María Machado, candidata a diputada por el Movimiento Revolucionario de los Trabajadores (MRT) y miembro del Ele Ñao, aseguró que el candidato ataca directamente la vida y los derechos de las mujeres del país y del mundo. También dijo que ni la candidata Marina Silva ni la ex presidenta Dilma Rousseff defendieron las demandas de las mujeres en el país. Hannah Maruci Afialo, doctora en Ciencias Políticas por la Universidad de Sao Paulo, sostuvo: “Las mujeres no se ven representadas en los candidatos pero tampoco quieren dejar que gane uno que violente los derechos de las mujeres, como Bolsonaro”. Igualmente, las partidarias del ultraderechista participaron de una "contramanifestación" convocada por el movimiento "Mujeres por Bolsonaro" junto a organizaciones evangelistas.

 

Sin embargo, y luego de varios años de lucha, las mujeres fueron ganando terreno en uno de los ambientes más retrógrados de la sociedad: la política. Este proceso estuvo acompañado por lo sucedido en América Latina desde 1990, con la asunción de Violeta Chamorro en Nicaragua. En 2014 la región tuvo la mayor cantidad de mandatarias a nivel mundial, con Cristina Kirchner en la Argentina, Rousseff en Brasil, Michelle Bachelet en Chile y Laura Chinchilla en Costa Rica.

 

La historia de las mujeres en la política brasileña comenzó en 1997, con la sanción de la Ley N° 9.504/1997 que obliga a todas las agrupaciones políticas a tener un 30 por ciento de representación femenina. Pese a eso, actualmente la participación sigue siendo escasa y Brasil ocupa el puesto 154 entre los 193 países que conforman el ranking de la Unión Interparlamentaria de naciones con presencia femenina en la política.

 

El gigante sudamericano vivió una elección histórica en 2011, cuando por primera vez una mujer asumió la presidencia. Dilma Rousseff estuvo en el cargo durante cinco años, hasta que fue corrida por un proceso de destitución. Si bien hubo un gran avance en los últimos tiempos, las elecciones del 7 de octubre solo contaron con dos candidatas presidenciales: Silva, de la Rede Sustentabilidade (Rede), y Vera Lúcia, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU). Y el resultado de la primera vuelta electoral, como se sabe, dejó a Bolsonaro, machista y misógino, a un paso de la presidencia.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter