Política • A 50 del 68

"Ellas tomaron parte de la lucha"

La historia oficial está escrita por hombres, y la de la Guerra de Vietnam no es la excepción. Allí las mujeres cumplieron un rol fundamental tanto en el campo de batalla como en los trabajos rurales. Tan importantes fueron, que hasta la actual Vicepresidente del país tiene un pasado como combatiente.

S. Giménez, I. Goldeszer y B. Ríos // Jueves 11 de octubre de 2018 | 16:41

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Las mujeres son recordadas con diversos monumentos en Vietman.

"En la guerra de Vietnam no había distinción entre hombres y mujeres. Todos hacían todo", cuenta Poldi Sosa, presidente del Instituto Cultural Argentino Vietnamita. La guerra en aquel país sucedió entre 1955 y 1975 y enfrentó la República de Vietnam del Sur (capitalista) y su aliado Estados Unidos contra la República Democrática de Vietnam del Norte (socialista), apoyada por la Unión Soviética y China, en el contexto de la Guerra Fría.

 

Es recordada por ser la primera derrota militar estadounidense. Sin embargo, hay factores de gran relevancia que resultaron omitidos. El mayor ejemplo es el rol de las mujeres, quienes jugaron un papel fundamental para ganar la guerra: en 1965, cuando Estados Unidos envía las primeras divisiones terrestres, el 40 por ciento de oficiales vietnamitas que luchaban en el frente eran mujeres.

 

No estaban sólo los hombres para defender a la Patria, ellas tomaron parte de la lucha tanto con las tareas familiares como en la salvación nacional. Decir que la mujer vietnamita juega un papel de pilar en la Nación es una apreciación justa”, declaró el Secretario General del Partido Comunista de Vietnam, Le Duan, en 1971.

 

La pelea en el frente no era su única contribución. Su accionar variaba según la ubicación: “Las mujeres del norte tenían toda una estructura que las acompañaba, una población movilizada que apoya la lucha. En cambio, las del sur estaban más por su cuenta y tenían que ser mucho más cuidadosas”, explica Ezequiel Ramoneda, Coordinador del Centro de Estudios del Sudeste Asiático del Departamento de Asia y el Pacífico del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata.

 

Las mujeres sirvieron principalmente en el Vietcong

 

Las mujeres del norte se ocuparon de cubrir a los hombres en sus tareas en el campo. Aumentaron la producción para poder proveer a quienes luchaban en el frente; se encargaron del traslado, de los servicios, la salud y la educación, y ocuparon lugares en la dirección económica y lucharon en el frente, por lo que debieron abandonar sus casas y dejar a sus hijos. Contaron con el apoyo del pueblo, que creó guarderías y comedores.

 

En el sur, estaban más cerca del enemigo y debían tener mayores recaudos. Se encargaron del espionaje y se prostituyeron para obtener información; realizaron las tareas de enfermería; se disfrazaron de vendedoras para combatir. Además, empezaron a planear la rebelión contra el capitalismo y formaron los primeros frentes.

 

Uno de ellos fue el ”Ejército de los cabellos largos”, que reunió a guerrilleras de todo Vietnam. En cinco años organizaron 280 mil confrontaciones políticas, desmantelaron cuatro mil aldeas estratégicas y recuperaron 1.600 hectáreas. Se dividió en diferentes escuadras, todas integradas por mujeres. Por ejemplo, la Hoang Ngan realizó 668 combates, asaltó posiciones enemigas 13 veces, eliminó a 319 soldados y capturó a otros 102. Su principal dirigente era Madame Nguyen Thi Dinh, oficial de alto rango en el Frente Nacional de la Liberación de Vietnam.

 

Otro de los frentes femeninos destacado fue el de “El Río de los Perfumes”. Al mando de Le Thi Rieng, participó de la Ofensiva del Tet, que en enero de 1968 buscó ocupar la embajada americana en Saigón, la capital del sur. Estas guerrilleras fueron las que tomaron el lugar y colocaron la bandera del Vietcong en el techo. Su principal escuadrón fue el C3, que se encargó de la lucha directa en los túneles y colaboró en la batalla del Hué, uno de los enfrentamientos más sangrientos de la guerra.

 

El 40 por ciento de oficiales vietnamitas en el frente en 1965 eran mujeres

 

Luego de la ocupación norvietnamita de la capital de Vietnam del Sur, quienes lucharon volvieron a sus casas. Muchas de las revolucionarias no pudieron celebrar el triunfo porque al volver no encontraron a sus hijos. Días antes las fuerzas capitalistas habían llevado a cabo la operación “Babylift”, que implicó el secuestro y traslado de niños vietnamitas a Estados Unidos. “Terminado el período de la posguerra y normalizada la situación del país, hubo reconocimientos para todos y para la mujer. Su imagen en Vietnam quedó como la de una luchadora, una compañera de la causa”, explica Ramoneda.

 

La valorización de las mujeres guerrilleras continúa hasta el presente. No sólo hay museos como el Bên Tre o el Hanói, donde se les rinde un homenaje y se exhibe su historia, sino que la actual vicepresidenta de Vietnam, Dang Thi Ngoc Thinh, combatió para el sur. “Cuando empezó la invasión norteamericana la llevaron presa a la isla de Con Dao, donde estuvo 11 años en un agujero. La mujer estudió, tiene dos carreras, hijos y nietos, fue presidenta de la Unión de Mujeres Vietnamitas y llegó a vicepresidenta de la Nación”, cuenta Sosa.

 

No obstante, poco se habla de esta parte de la historia. Se cuenta siempre la misma versión, la de una guerra que pareciera pertenecer solo a los hombres. “Lo que generalmente nos cuentan a nosotros como sudamericanos es en español. Muchos de nuestros docentes están formados en esa cosmovisión de lengua occidentalizada y machista”, explica Ramoneda. El politólogo Silvano Pascuzzo coincide: “Lo poco que se conoce, se conoce mal, entonces no se valoriza”.

 

A su vez, el Licenciado en Relaciones Internacionales Sebastián Muñoz explica: “Una de las razones por las que esto no se enseña tiene que ver, fundamentalmente, con las relaciones internacionales, hay muchas cosas que muestran en la disciplina un dominio masculino”.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter