Política • Jornada de protestas

S.O.S. futuro: la educación pública en crisis

Los docentes de las escuelas y facultades públicas no tienen mejoras salariales, al tiempo que la infraestructura edilicia sufre graves problemas. Hoy se realizará una marcha universitaria desde el Congreso hasta el Ministerio de Educación. //

Nazarena Lomagno @nazalomagno // Jueves 30 de agosto de 2018 | 13:07

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Los estudiantes universitarios acompañan las protestas de los docentes.

El conflicto entre el oficialismo y los gremios docentes por la inversión en el ámbito educativo tuvo varias escaladas en las últimas semanas y hace que agosto culmine con una fuerte tensión entre las partes. Por un lado, integrantes de sindicatos bonaerenses marcharon ayer por el desacuerdo en la oferta paritaria del Gobierno de la Provincia. Por el otro, agrupaciones universitarias se manifestarán hoy tras el rechazo unánime de la propuesta salarial del Ministerio de Educación.

.

Aunque las discordancias entre el gobierno y el sector público de la educación arrastra años, el arreglo por paritarias nunca se había extendido más allá de julio. En mayo de este año, luego de un 2,7 por ciento de aumento promedio tras la cláusula gatillo, los sindicatos dieron lugar a una negociación que aún está abierta.

 

Para los gremios bonaerenses, la gobernación de María Eugenia Vidal propuso el jueves pasado un 20,7 por ciento, compuesto del 19 por ciento más un plus didáctico, y una renegociación en octubre. Al rechazarla, se cumplió así el noveno intento de acuerdo en la Mesa de Negociación Salarial.

 

En cambio, el Ministerio de Educación, a cargo del Ministro Alejandro Finocchiaro, mantuvo en la reunión del martes la oferta del 15 por ciento en tres cuotas con el agregado de sumas fijas “no remunerativas y no bonificables que no impactan sobre los adicionales de antigüedad, títulos o zonas desfavorables, como la Patagonia o el Norte. 

 

Quieren mantener así la paritaria hasta marzo del año próximo. Si no hay cláusula gatillo con el dólar a más de 35 pesos, ningún sindicato puede firmar nada”, afirmó Antonio Roselló, Secretario adjunto de la gremial Conadu-Histórica. Sobre las sumas fijas, enfatizó: "Es violatorio de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo porque no se fijan salarios por categoría y función.”

 

De este modo, el rechazo fue unánime y la mesa técnica pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes a las 10. “Nunca vi algo tan desprolijo. No llegaron a contemplar que la oferta presentada era menor al 20 por ciento del salario mínimo, vital y móvil, condición de una cláusula automática, y lo reconocieron”, comentó con indignación el Secretario.

 

El desacuerdo se basa en que el INDEC estimó en un 20 por ciento inflación durante lo que va de 2018, pero el Memorándum de Entendimiento Técnico entre Argentina y el FMI expuso un límite del 32 por ciento para fin de año. Sin embargo, para consultoras como Eco Go y ABECEB la cifra llegará hasta el 32,5 por ciento.

 

Según un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional ATENEA, desde diciembre 2015 hasta junio 2018 -último dato oficial- la pérdida de poder adquisitivo docente es de entre 13 mil y 25 mil pesos, según el cargo.Para equiparar el alza de los precios hasta diciembre de 2018, el acuerdo salarial deberá obtener como mínimo un incremento del 20 por ciento adicional”, indica el documento.

 

Bajo este panorama, los docentes de la provincia continuarán este jueves con una huelga de 72 horas cuyo acatamiento es del 50 por ciento, según un relevamiento del Gobierno, el nivel más alto del año. Cuando finalice la huelga se habrán cumplido 19 días de paro en lo que va de 2018. Las situación no es muy distinta en las universidades: desde el 6 de agosto están en paro con un acatamiento que alcanza a sedes de más de 50 ciudades del país, según la web de Conadu-Histórica.

 

Lucha de hoy, futuro de mañana 

Los estudiantes se hicieron eco de la realidad de sus docentes y decidieron acompañarlos mediante abrazos simbólicos, concentraciones en distintos puntos del país y la asistencia a clases públicas. Hoy participarán activamente en la marcha nacional universitaria que concentrará en el Congreso.

 

Como movimiento estudiantil tenemos que apoyar la lucha docente, sea cual sea la forma que tome. Gracias a los docentes la educación pública es de calidad”, dijo Gabino Rolandelli, estudiante de la Facultad de Medicina. Además, enfatizó en que acompañar es una cuestión de empatía. "Si le pegan a los docentes, inevitablemente nos pegan a nosotros”, agregó.

 

 

Como medida alternativa, diversas organizaciones estudiantiles dentro de la Facultad de Ciencias Sociales optaron por tomar la institución hasta el viernes para dictar clases públicas, talleres y debates. “Me genera mucha bronca cuando los mismos alumnos dicen que no pueden creer que se hace un paro, ¿no se ponen en los zapatos de los docentes? Para mí, son héroes”, opinó Leila Vázquez, estudiante de Sociología. En cuanto al histórico reclamo sobre la paga a los trabajadores ad-honorem, la estudiante afrimó que “es pagar por trabajar, no hay ningún honor en trabajar gratis, el amor no se mezcla con la paga”.

 

Otra demanda preocupante y de gran relevancia es la presupuestaria. Según el mismo informe de ATENEA, casi el 80 por ciento de las universidades ve disminuido su presupuesto anual. Para este año se asignó un aumento del 27 por ciento interanual. Sin embargo, el documento lo ajustó según el 32 por ciento de inflación prevista, por lo que el incremento pasaría a ser de apenas un 4 por ciento.

 

En la sede de Puan se cayeron ventanas al patio y ha llovido dentro de las aulas. En la Facultad de Sociales no hay bancos, la biblioteca es mínima y las palomas ya son parte del ambiente”, manifestó Mariel Lema, también estudiante de Sociología.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter