Política • ENTREVISTA

"Es similar a la legalización de un homicidio"

La senadora salteña Cristina Fiore, perteneciente al mono bloque del FPV por el partido Renovador, habla sobre los motivos por los que se opone al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y pronostica una votación favorable por la negativa.

Silvia Guzmán Coraita @Sildoublebass // Miércoles 08 de agosto de 2018 | 20:40

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Un referéndum o un plebiscito hubiera sido una buena alternativa", opina Fiore.

En medio del debate en la Cámara Alta del Congreso, Cristina Fiore, Presidenta del partido Renovador de Salta y senadora electa por el Frente para la Victoria, reafirmó su postura de rechazo total respecto al proyecto de ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y expresó su descontento con el Presidente Mauricio Macri por haber habilitado el debate durante su mandato. "Vemos a la sociedad enfrentada entre pañuelos verdes y celestes, y eso no es bueno. Espero que los senadores que no están a favor cumplan con su palabra prometida”, afirma. 

 

-Luego de haber escuchado distintas disertaciones, ¿reafirma su postura en contra del proyecto de ley?

-Mi postura es de rechazo al proyecto por una razón fundamental. Cuando uno considera que la vida comienza a partir de la concepción, el avanzar en un proyecto de ley que determina la posibilidad de un aborto sin ninguna causa y por la sola razón de la voluntad de la madre hasta las 14 semanas, me parece similar a la legalización de un homicidio. Hoy en día, en nuestro país el aborto es un delito pero está contemplado en el caso de violación y en caso de peligro de vida de la madre. Este proyecto busca avanzar en el aborto sin ninguna causa hasta las 14 semanas, y eso es lo que nos parece un exceso. Cuando empezó a avanzar este tema y llamamos a expertos, muchos senadores investigaron,  profundizaron en el tema y se pronunciaran en contra. Eso porque el proyecto es muy malo.

 

-¿Por qué?

-Por ejemplo, una joven de 15 ó 16 años que queda embarazada en una relación consentida con el novio (no estamos hablando de violencia de genero ni de violación), va al hospital y puede hacerse un aborto perfectamente, sin siquiera el conocimiento de sus padres. Y depende de si el médico interpreta que esto afecta o no su salud, va a requerir la asistencia de un representante legal o no. Por ejemplo, una médica me dijo: “Bueno, puede tomar la pastilla, no hay ningún riesgo y puede definir sola el aborto”. Eso me parece muy riesgoso. Primero, porque esa pastilla no es una aspirina, no se le está contando a las mujeres que es lo que ocurre cuando se ingiere esa pastilla y qué es lo que puede pasar: el 30 por ciento de los casos son hospitalizados. Entonces, que una jovencita sin ningún acompañamiento pueda definir el aborto es una de las cuestiones que ha alertado a más de un senador. Por otra parte, cuestionó también la forma en la que el proyecto trata la de objeción de conciencia del médico.

 

-Respecto a las propuestas de Miguel Ángel Pichetto, ¿qué opinión tiene de la reducción de 14 a 12 semanas y de eliminar las penas a los médicos?

-Modificar de 14 a 12 semanas para nosotros es lo mismo, porque consideramos que hay vida desde la concepción. Lo dice la ciencia, la Academia Nacional de Medicina, el Código Civil y los tratados internacionales que en nuestra Constitución están citados en el artículo 75 inciso 22. No es una cuestión de religión. Y con relación a las otras modificaciones, que no las conozco en profundidad, el senador Pichetto pensaba que el proyecto iba a salir sí o sí, tal como venía de la Cámara Baja, sin ninguna modificación. Pero empezó a escuchar ofertas porque los senadores empezaron a profundizar y convencía a cada vez a menos senadores. Y la verdad es que hay tantas modificaciones como senadores a favor del proyecto. Entonces, es muy difícil determinar con qué modificación uno está o no, porque son muchas y no lograron emitir dictamen. Entonces, nosotros tenemos una postura firme, y es el rechazo total al proyecto tal cual como viene de Diputados.

 

-¿Considera que este proyecto debió haber sido tratado en Referéndum?

-No sé si debió haber sido tratado en Referéndum. Lo que sí advierto es que vemos a la sociedad como si no tuviera grietas. La vemos enfrentada entre pañuelos verdes y celestes, y la verdad que es un dolor muy grande. Además, en el medio vemos al Presidente tomando decisiones casi solito, llevándonos al FMI y modificando las asignaciones universales y las funciones del ejército, adoptando un montón de decisiones que debieron pasar por el Congreso. Por lo cual un referéndum o un plebiscito hubiera sido una buena alternativa. De todos modos sorprende, porque el Presidente dijo en 2016 que el tema del aborto no iba a ser parte de su mandato, que no iba a impulsar el debate. Se lo dijo a medios mexicanos, y la verdad que tiene un discurso muy confuso. Macri dice una cosa pero su Ministro de Salud, de manera casi vergonzosa, dice estar a favor y es un lobbista de este proyecto.

 

-¿Cuál cree que será el resultado de hoy?

-Si todos los senadores que hemos comprometido nuestro rechazo seguimos en la misma postura, me parece que va a ser una realidad. Esperemos que así sea y que cada uno cumpla con la palabra prometida.

 

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter