Política • Disputa en el Congreso

Polémica por el proyecto de ley sobre libertad religiosa

La nueva iniciativa legal permitiría exigir no ejercer ciertas actividades o funciones amparándose en la religión. El Estado regularía la objeción de conciencia.

Michelle Fiszlejder // Miércoles 06 de diciembre de 2017 | 19:50

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La Iglesia Católica es una de las instituciones a favor de la nueva normativa.

El Poder Ejecutivo envió al Congreso de la Nación un nuevo proyecto de ley llamado “Libertad Religiosa”, que propone igualar los derechos para todos los cultos y permite que el gobierno regule la objeción de conciencia. De esta manera, los creyentes podrán exigir no ejercer ciertas actividades o funciones, amparándose en su religión.

 

El proyecto fue elaborado por la Secretaría de Culto, a cargo de Santiago Astrada, y cuenta con las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano. Si esta nueva iniciativa es aprobada, se derogará la actual normativa 21.745, sancionada durante la última dictadura militar.

 

La iniciativa contempla 35 artículos. Uno de los principales propone la creación del Registro Nacional de Entidades Religiosas, que hará que el registro de cultos sea voluntario y no obligatorio como lo es en la actualidad. Quienes decidan inscribirse podrán tener beneficios, como exenciones impositivas. La ley también plantea que los ministros de culto tengan libre acceso a lugares de internación, detención y cuarteles. Desde la Iglesia Evangélica declararon que esta ley les permitirá desarrollar su misión con mayor amplitud.

 

Varias instituciones religiosas, como la Iglesia Católica, la Mesa Consultiva de Iglesias Evangélicas, la DAIA, la AMIA, el Centro Islámico y los Mormones acompañan este nuevo proyecto. Sin embargo, sectores como la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), el movimiento feminista y los partidos de izquierda rechazan esta iniciativa de ley.

 

"toda persona tiene
derecho a invocar un
deber religioso como
razón para negarse
a cumplir con una
obligación jurídica”
La ley dice que "toda persona tiene derecho a invocar un deber religioso como razón para negarse a cumplir con una obligación jurídica”.

 

El artículo 7 es el que genera más controversias, ya que contempla la objeción de conciencia. Allí se establece que "toda persona tiene derecho a invocar un deber religioso relevante o una convicción religiosa o moral sustancial como razón para negarse a cumplir una obligación jurídica” y que el objetor debería ofrecer la realización de una prestación sustitutiva que permita en lo posible equilibrar las cargas públicas.

 

La titular de la Secretaría de Género y Laicismo de la FALGBT, Analía Más, explicó que la objeción de conciencia permitirá que los ciudadanos decidan no hacer al servicio militar o ir la guerra, y advirtió que la nueva ley justifica que los funcionarios públicos puedan no cumplir con sus tareas si se amparan en sus creencias religiosas: “Todo un sanatorio podría no hacer un aborto no punible o negarse a dar pastillas anticonceptivas, un colegio podría decidir no aceptar a niños que tienen dos mamás”, ejemplificó.

 

Desde la FALGBT sostuvieron que esta ley se complementa con la situación que están viviendo otros países de Latinoamérica. En Brasil salió un estatuto que permite la educación religiosa en las escuelas públicas y varios diputados dispusieron una enmienda para sacar las tres causas de aborto no punible. “Con esta ley dejaríamos de ser un Estado laico y pasaríamos a un Estado confesional, alertó Más.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter