Especiales • JUICIO A LAS JUNTAS - TESTIMONIOS

"Los argentinos nos debemos un mutuo perdón"

Juan Aberg Cobo fue el abogado defensor de varios militares involucrados en la última dictadura en los procesos iniciados después de 1985, entre ellos el capitán de fragata Alfredo Astiz y Reynaldo Bignone. En esta entrevista habla de las Fuerzas Armadas, el terrorismo de Estado y “la inconstitucionalidad del Juicio a las Juntas”.

F. Coprez, N. Cappa, E. Eberhard y J. Vila Moret // Martes 07 de julio de 2015 | 20:27

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Para Aberg Cobo, "no existió nunca el terrorismo de Estado".

“Todo el mundo pidió la intervención de las Fuerzas Armadas contra el gobierno de la señora de Perón”, destacó Aberg Cobo.

A los 75 años y con la ayuda de un laringófono a raíz de un cáncer de laringe, Juan Aberg Cobo recibió a Diario Publicable en su estudio de la calle Paseo Colón.

 

Confeso amigo de Alfredo Astiz, ex capitán de fragata de la Armada Argentina acusado de infiltrarse en organizaciones de derechos humanos y del secuestro, tortura y desaparición de las  monjas francesas Alice Domon y Léoni Duquet, Aberg Cobo lo defendió legalmente hasta 2009, cuando todos los militares procesados renunciaron a las defensas individuales y aceptaron la defensa pública.

 

Durante el encuentro con Publicable, el abogado dejó entrever el pensamiento militar de la época: “No existió nunca el terrorismo de Estado, lo que existió fue una acción en defensa del Estado, que en muchos casos se extralimitó, para combatir una guerra iniciada por la subversión”, recalcó.

 

Además, hizo hincapié en la inconstitucionalidad del Decreto 158/83, establecido por el entonces presidente Raúl Alfonsín y por el cual los Comandantes en Jefe debían ser juzgados por autoridades civiles. Apeló a la irretroactividad de la Ley Penal, a la violación del artículo 18 de nuestra Carta Magna y al derecho que tienen las Fuerzas Armadas de ser juzgadas, en base a leyes anteriores, por su Consejo Supremo.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter