Especiales • Juicio a las juntas - En tiempo real

El trágico relato de una familia perseguida

La audiencia de hoy giró en torno a los Bettini, de La Plata, que sufrieron las desapariciones de tres miembros de su familia y la muerte de uno. Declararon también ex estudiantes secundarios de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini detenidos en El Vesubio.

R. Durán, T. Cheistwer, M. Nigro // Sábado 04 de julio de 2015 | 21:06

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto

“Conozco el caso pero, ¿qué es lo que usted espera? Ellos están muertos o tan torturados que no se los van a dar”, le dijo el nuncio apostólico Pío Laghi a la testigo Marta Francese.

Marta del Carmen Francese de Bettini brindó hoy su testimonio en una jornada que hizo foco en la dramática historia de su familia, que sufrió la desaparición de tres integrantes y la muerte de uno.

 

Ante la Cámara Federal, la testigo comenzó su relato con el asesinato de su hijo de 21 años, Marcelo Gabriel Bettini, estudiante de agronomía de La Plata, ocurrido en noviembre de 1976. Además, contó que su marido, Antonio Bettini, fiscal federal y catedrático en la Universidad Nacional de La Plata y en la Universidad de Buenos Aires, fue secuestrado mientras hacía averiguaciones junto a su yerno -el oficial retirado de la Armada Jorge Devoto- sobre la desaparición de su chofer, Alfredo Temperoni, unos meses después.

 

Francese agregó que cuando Devoto quiso ir a pedir explicaciones a los altos mandos de la Armada, entró al edificio Libertad y nunca más vieron a verlo. Esto hizo que ella decidiera abandonar el país junto a sus hijas y nietas: “No sabíamos en qué podía terminar todo esto”, aseguró. Bettini y sus hijas se exiliaron primero en Uruguay, luego en Brasil y finalmente se fueron a Europa.

 

En su testimonio involucró al cardenal Raúl Primatesta, quien se negó a recibirla para “no comprometerse”, y al nuncio apostólico Pío Laghi, quien le dijo: “Conozco el caso, pero, ¿qué es lo que usted espera? Ellos están muertos o tan torturados que no se los van a dar”.

 

La madre de la testigo, María Mercedes Hourquevie de Francese, que en ese momento tenía 77 años, se quedó en el país. La secuestraron en noviembre de 1977 y permanece desaparecida. Por último, Francese declaró que la persecución pudo haber sido por razones económicas, ya que “ninguno de sus familiares tenía nada que ver con la política”. Su testimonio fue aplaudido por el público.

 

TORTURAS EN EL VESUBIO

Alejandra Naftal, secuestrada en 1978 a los 17 años, compartió los detalles de su detención en el centro clandestino El Vesubio. “Me lleva a la habitación, me desnuda, me ata la camisa y me aplica picana en brazos, pezones, ombligo y piernas”, declaró. Además, contó que le preguntaron si ella y otros compañeros eran montoneros.

 

 

Naftal estudió en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, y en 1975, participó del Centro de Estudiantes del colegio y se le imputaba un atentado contra los medios de transporte. Agregó que pudo ver a otros compañeros de su institución: “Sabía, por escuchar entre los propios guardias, que había gente detenida del Carlos Pellegrini, escuchaba voces de chicos”.

 

También declararon Samuel Zaidman, Leonardo Núñez y Alfredo Chavez, todos ex alumnos del mismo colegio y torturados en el mismo centro de detención que Naftal. Además, Claudio Niro, quien conformó el centro de estudiantes del colegio Juan José Paso, formuló cargos contra el general Juan Bautista Sasiaiñ y aseguró que él inspeccionó en varias ocasiones El Vesubio durante la detención del testigo.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter