Especiales • Juicio a las Juntas - En tiempo real

Testimonios sobre la noche de las corbatas

La jornada de hoy giró en torno a un grupo de abogados laboralistas desaparecidos en Mar del Plata entre el 6 y el 13 de julio de 1977. La principal testigo fue la esposa de Jorge Candeloro, que compartió con ellos el cautiverio en el centro de detención La Cueva: "Soy la única sobreviviente de ese lugar", aseguró.

M.Santiago Cadelago, F.Gianitelli, J.Garrido, MF.Romain // Jueves 11 de junio de 2015 | 18:12

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto

"Los guardias decían: 'Ahora los que administramos justicia somos nosotros'”, recordó Candeloro.

Luego de tres días sin actividad en los Tribunales debido al feriado nacional del lunes 10, se reanudó hoy a las 13 el Juicio a las Juntas Militares. Esta semana, el tribunal es presidido por Guillermo Ledesma. Las inmediaciones del Palacio de Justicia se volvieron a llenar de policías, que controlaron el área a la que asistieron más de 300 personas.

 

La testigo principal de la sesión fue Marta Haydée García de Candeloro, psicóloga detenida en la ciudad de Neuquén y trasladada a al centro de detención La Cueva, en Mar del Plata, el 13 de junio de 1977 junto a su marido, el abogado laboralista Jorge Candeloro. La declarante narró que podía escuchar las torturas que sufría su esposo. “Lo estuvieron torturando muchísimo tiempo, no se cuánto. En un momento pega un grito enloquecedor y se oyó silencio de golpe, nunca más lo oí. Ese día yo sentí que había muerto”, contó Candeloro.

 

 

La psicóloga también brindó información de Salvador Arestín, Tomás Fresneda y su esposa María de las Mercedes Argarañaz, Raúl Alaiz y Norberto Centeno, todos ellos abogados laboristas secuestrados en Mar del Plata entre la tarde del 6 de julio y la madrugada del 13 de julio de 1977. Los mismos guardias llamaron al suceso “la noche de las corbatas” y decían: “Esta es la noche de las corbatas pero resulta que ahora los que administramos justicia somos nosotros”. La testigo continuó su relato: “Soy la única sobreviviente de ese lugar. Mi esposo murió allí, el doctor Centeno también, y el resto de los abogados se quedó cuando a mí me trasladaron. Hasta el momento son personas desaparecidas”.

 

Marta Haydée García de Candeloro durante su declaración (Foto: Memoria Abierta)


Otros testimonios

También declaró Nicolás Candeloro, padre de Jorge, quien contó que había presentado dos hábeas corpus para que liberaran a su hijo. El primero fue en Mar del Plata, donde le dijeron que lo tenía que presentar en Neuquén. Dos meses después de haber cumplido con ese requisito, el coronel Pedro Alberto Barda le manifestó mediante una notificación que Jorge “había sido muerto”. Cuando se le preguntó por el motivo del secuestro de su hijo, Candeloro comentó: "Estaba acusado de subversivo, era de ideas izquierdistas, no lo niego.


María del Pilar Arestín relató cómo su hermano, el Dr. Salvador Arestín, fue secuestrado en su estudio jurídico en la ciudad de Mar del Plata el 6 de julio de 1977. La declarante contó cómo, según testigos en el lugar, dos jóvenes irrumpieron en la oficina de su hermano increpándolo. “Entonces ellos le dicen que se quede tranquilo, que si no lo mataban”, afirmó.


María del Pilar presentó recursos de hábeas corpus, notas al Ministerio del Interior y cartas al entonces presidente de La Nación Jorge Rafael Videla, pero no obtuvo resultados. También declararon por el mismo caso los sacerdotes Gregorio Espeche y Enrique Violino. Ambos fueron contactados por la familia de Arestín para intentar dar con su paradero pero ninguno pudo conseguir información fehaciente del desaparecido.


Anécdotas de la defensa

El doctor José María Orgeira, defensor del militar Eduardo Viola, intentó vincular a Marta Candeloro con actividades subversivas, indicando que conocidos de la psicóloga fueron identificados como “marxistas”. El abogado defensor se justificó indicando que él se refería a “la agresión indirecta de los movimientos marxistas, que asolaron el país desde el año 70 formando movimientos para la liberación nacional”. Orgeira también reclamó que “de una vez por todas se ponga a disposición de los defensores” los archivos de la CONADEP.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter