Polideportivo • Consumo

eSports: un fenómeno que sigue creciendo

Los deportes electrónicos suman cada día más jugadores y aficionados, lo que genera una inmensa infraestructura que incluye entrenadores, analistas, comentaristas, relatores y youtubers, entre muchos otros protagonistas y rubros. Los torneos internacionales entregan millones de dólares en premios y ya se vislumbra un horizonte olímpico.

Camilo Cartoy Díaz @CamilitoCartoy // Miércoles 16 de agosto de 2017 | 16:54

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Más de 40 mil aficionados vieron la final del LoL en el estadio mundialista de Seúl.

Ya no sorprende ver a miles de jóvenes reunidos en un estadio para observar a otros 10 jugar en la computadora, o a muchos más siguiendo la transmisión de ese mismo evento por Internet. Resulta sumamente tentador para cualquiera poder ganar plata a partir de lo que siempre representó un entretenimiento, y en este sentido los eSports son muy generosos. Cada día más, de hecho: además de dar un lugar y trabajo a los jugadores, esta industria trae consigo una inmensa infraestructura que incluye a entrenadores, analistas, comentaristas, relatores y youtubers, entre muchos otros rubros.

 

Principalmente, lo que constituye un juego como deporte electrónico reside en algunos aspectos ligados a lo organizativo y su trascendencia. Es decir que lo que determina que un título se inscriba dentro de esta categoría es que se trate de un juego multijugador de alcance masivo que se practique de forma competitiva de manera profesional o semi, que cuente con una comunidad numerosa, equipos y una organización constante de torneos oficiales. Nahuel Straka Vázquez, integrante de la selección argentina de Counter Strike Global Ofensive (CSGO) que resultó subcampeona del mundo en 2016, opina: “Me parece bien llamarlos deportes electrónicos. Nosotros entrenamos casi todos los días, analizamos al rival, practicamos tanto en equipo como individualmente, casi todo lo que se hace en un deporte convencional”.

 

Los eSports no parecen responder simplemente a una moda sino que por su crecimiento voraz apuntan seriamente a posicionarse como el deporte predilecto del siglo XXI. Este gigante mueve cada día más plata. El equipo chino "Wings Gaming" se aseguró la suma de más de 9 millones de dólares en el Campeonato Mundial de DOTA 2 en 2016, evento que repartió un total de más de 20 millones de la moneda norteamericana en premios. A su vez, aproximadamente 43 millones de personas accedieron a las transmisiones del campeonato mundial de League of Legends (LoL) que se disputó en Estados Unidos el año pasado y cuyas semifinales tuvieron lugar en el mítico Madison Square Garden.

 

Straka, subcampeón del mundo con la Selección Argentina de CS GO

 

Los adeptos a los deportes electrónicos no se conforman simplemente con jugarlos sino que los consumen de múltiples maneras: miran partidos, análisis, repeticiones, observan a los youtubers o streamers que explican algunos factores del juego o se muestran mientras juegan. En este sentido, los deportes electrónicos combinan disciplinas y permiten a los jóvenes desarrollarse en algunos aspectos externos a los juegos sin dejar de estar ligados a estos.

 

Tal es el caso del streamer Martín Pérez Disalvo. A través de sus transmisiones de LoL pudo combinar su vocación humorística-actoral con su afición por ese juego y, además, sustentarse económicamente. “Soy un pibe que hace reír a la gente utilizando métodos pocos convencionales. A veces juego y hago reír con eso, otras veces directamente me pongo a contar un anécdota, una historia de algo que me haya pasado en la vida y quizás la gente se siente identificada”, explica el influencer conocido como Coscu. Además de este caso existen numerosos ejemplos de periodistas, entrenadores, relatores y analistas que alimentan esta industria y cumplen así el sueño de trabajar de lo que les gusta.

 

Muchos clubes deportivos ya tienen sus equipos de eSports, como Ajax, PSG y Manchester United. Asimismo, la cadena ESPN transmite numerosos eventos ligados a este fenómeno. En Asia, región donde los deportes electrónicos gozan de gran popularidad, el Consejo Olímpico continental afirmó que algunos videojuegos serán incluidos en los Juegos Asiáticos 2022. En la Argentina, por su parte, se destaca la inclusión en los Juegos Bonaerenses 2017, programa impulsado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter