Polideportivo • Salud

Atletismo: una forma de vida

Dos atletas de distintas edades hablan de cómo el deporte los ayudó a ser más perseverantes y cuentan las maneras en las que influyó en su vida cotidiana.

Matías Tomsic @MatiTomsic // Lunes 09 de junio de 2014 | 21:33

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Hay que seguir insistiendo y esforzándose, porque al final está la meta", asegura Sofía Magro.

Cuando entreno, intento mejorar y superarme; también en la vida hay que superarse.” Sacada de contexto, esta frase no tendría nada fuera de lo común. Lo sorprendente es que la pronuncia un atleta que apenas alcanza los 17 años. Lucas Vallejos y Sofía Magro (25) son los polos opuestos del atletismo juvenil: el que recién empieza y la que ya se cuelga del cuello medallas y años de experiencia.

 

“Hacer atletismo me cambió la vida, me marcó”, admite de entrada Sofía, con sus piernas delgadas pero firmes a la vista, postura erguida y un andar que delatan sus casi nueve años de entrenamiento. “A veces se ve con más claridad una vez que te alejás un poco de la actividad. Las claves son perseverancia, paciencia, esfuerzo, dedicación y tiempo, entre otras”, enumera.

 

Son cosas que aplico en mi vida cotidiana, en el trabajo y en mi carrera. Es difícil, pero hay que insistir; a veces, o muchas veces, te va mal por más que estudies, pero sabés que tenés que seguir insistiendo y esforzándote, porque al final está la meta”, compara la atleta. En su análisis marca como punto en común entre el estudio y el entrenamiento los que para ella son los objetivos principales por antonomasia: “Crecer, progresar y avanzar.

 

Sofía en pleno entrenamiento.


Magro es estudiante de Ingeniería en Alimentos y, además, trabaja en un laboratorio. Incluso en este ámbito, lleno de frascos de vidrio, tubos de ensayo y probetas, confiensa que encuentra una forma de aplicar las enseñanzas del deporte: “Pienso los movimientos que implica hacer un análisis de agua y veo de qué manera los mecanizo para que me lleven el menor tiempo posible. Tal vez parezca una locura, pero es como un pasaje de vallas. Si saltás, estás mucho tiempo en el aire y perdés tiempo. Tenés que atacarla a la altura justa y tocar el piso lo más rápido posible para ganar la carrera”.


Vallejos, por su parte, sostiene que el atletismo lo cambió “en muchas formas”. Tanto que decidió llevar aún más lejos las enseñanzas de este deporte; una vez terminado el colegio, piensa seguir los pasos de su entrenador. “Me llevó a querer enseñar a los demás y a darme cuenta de que está muy bueno transmitir tu conocimiento”, afirma antes de resumir las enseñanzas del atletismo en respeto, responsabilidad, esfuerzo y compañerismo. “Te enseña mucho más de lo que uno puede imaginar, sólo que la gente tiene que darse el gusto de disfrutar de este deporte tan lindo y satisfactorio”, agrega.

 

BENEFICIOS DEL ATLETISMO

Juan Carlos Poldo Kerwitz es un reconocido entrenador y campeón sudamericano de decathlon en 1967. Entre los beneficios del atletismo, destaca lo siguiente: “Ayuda muchísimo a ordenarte y es el mejor deporte para prepararte para enfrentar la vida”. En cuanto al aporte a la salud, enumera la fortaleza muscular y ósea y la del sistema cardiorespiratorio, también la flexibilidad y la coordinación, entre otras. Sin embargo, destaca que lo más importante es el “ejercicio de la voluntad”.

 

Además, opina que los beneficios sociales de cualquier deporte dependen de quién los encabeza.“Se dice que los deportes de conjunto se parecen más a la vida, pero todo depende del conductor. Yo conozco equipos de atletismo que están más unidos que varios de deportes grupales. En su opinión, una de las ventajas de los equipos de atletismo es la heterogeneidad, ya que un lanzador y un velocista entrenan a la par y hasta pueden llegar a enseñarse mutuamente.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter