Londres 2012 • Juegos Olímpicos

La mujer que saltó las adversidades y triunfó

Noemí Simonetto tuvo que sortear muchos obstáculos en los Juegos Olímpicos de Londres; una odisea para arribar a Inglaterra, una francesa que se le cruzó en la carrera de vallas y un estigma: unca antes una atleta argentina había subido al podio.

Juan Ferrari // Viernes 13 de julio de 2012 | 13:50

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Simonetto en acción. Fue medalla de plata en salto en largo en 1948.

“Llegar a Londres fue una odisea. Viajamos en barco 20 días. Fuimos primero a Brasil, allí bajamos a entrenar en el Club Fluminense. De allí a Cabo Verde y luego a Barcelona. Llegamos entonces a Cannes, donde no había puerto de mar y tuvimos que llegar a tierra en bote. Cruzamos en tren toda Francia, de allí en ferry hasta Inglaterra, y por último un micro a Londres. Ese viaje nos hizo perder un tiempo preciado para entrenar”.

 

A pesar de los inconvenientes que tuvo para llegar a Londres, Noemí Simonetto consiguió en los Juegos Olímpicos de 1948 la medalla plateada en salto en largo, logro que significó la segunda presea olímpica en la historia del deporte femenino, luego de la nadadora Jeannette Campbell en Berlín 1936. Curiosamente, la disciplina en la que Simonetto aspiraba a destacarse en Londres eran los 80 metros con vallas, pero una competidora francesa se cruzó en su andarivel cuando corrían las semifinales, y la privó de acceder a la final de la especialidad en la que soñaba con coronarse.

 

En la competencia de salto en largo, Simonetto consiguió una marca de 5,60 metros que le otorgaba el primer puesto hasta que en su intento final, la húngara Olga Gyarmati la superó por solamente nueve centímetros. “Por un momento me sentí en las nubes. Nadie veía la posibilidad en Gyarmati y yo me sentía campeona.Fue una gran decepción, pero traté de no amargarme, mi segundo puesto también era importante.Era la primera argentina en esos Juegos y tenía una alegría inmensa. Después, tuvimos que esperar 40 años para que otra mujer gane una medalla: fue Gabriela Sabatini en Seúl 88”.

 

En tiempos en los que no era usual que las mujeres practicaran deportes,sino que pasaran el tiempo haciendo actividades domésticas, su incontenible energía e inquietud le valió el apodo de “Saltimbanqui” que le puso su abuela. En todo lugar en el que estaba, Noemí Simonetto iba saltando una soga que le ponía su padre,ex jugador de fútbol y veloz corredor de quien heredó la velocidad, para entretenerse y entretener a los demás.

 

Otro apodo por el que se la conocía era “La  Tanita de Avellaneda” por su desempeño en Independiente, club con cuya casaca incluso llegó  a posar para la tapa de El Gráfico.Sin embargo, su carrera deportiva comenzó en River Plate de la mano del profesor Camaño, quien le propuso integrar el plantel del club de Núñez cuando la vio saltar en un picnic en Bernal a los 13 años.

 

Con la humildad que la caracterizó siempre , Simonetto no pudo creer cuando un 28 de diciembre, El Gráfico  se contactó con ella para hacerle una nota. Llegó a creer que se trataba de una broma del Día de los Inocentes, y no salió de su escepticismo hasta que vio la tapa de la revista.

 

Destacada en salto en largo, salto en alto, 100 metros llanos y 80 metros con vallas, era evidente que Simonetto tenía una gran devoción por el entrenamiento. Tanto fue así, que se casó con su entrenador, Ramón Portela, a quien conoció a los 16 años. Un año despues de los Juegos de Londres, tuvo su primer hijo, y privilegió su familia a su carrera deportiva.Sin embargo siguió compitiendo como aficionada hasta la década del ´90 inclusive, y colaboró con el Comité Olímpico Argentino.

 

La figura femenina más importante de la historia del atletismo argentino, y la única en conseguir una medalla olímpica, falleció el 20 febrero de 2011 a los 85 años (había nacido  en Buenos Aires el 1 de febrero de 1926) No obstante, la inspiración que generó su legado está latente. En los últimos años, el deporte argentino pudo disfrutar de muchas medallas obtenidas por las mujeres (Leonas, Paula Pareto, Georgina Bardach) y en los próximos Juegos de Londres 2012, será Luciana Aymar quien porte la bandera nacional en el desfile de apertura.




Los intereses que opacan a la sustentabilidad

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012, a pesar de generar un ahorro de 1.582 millones de dólares por desarrollo sostenible, podrían recibir un boicot de la India si no eliminan un acuerdo de patrocinio del Comité Organizador de Londres.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter