Fútbol • DOCUMENTAL

El Vasco, una voz calificada

Julio Olarticoechea, popular marcador de punta de la Selección campeona del mundo, cuenta su debut en el cine en un documental en el que parece entrevistando a sus compañeros del plantel en 1986. Además, recuerda su paso por el equipo con el que alcanzó la gloria.

Eduado Vitali @VitaliEdu // Martes 31 de mayo de 2016 | 14:20

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Pulgar arriba para el Vasco, un emblema de la Selección Argentina. (Foto: elfederal.com.ar)

"Passarella era más líder, pero de tanta personalidad se pasaba de rosca. Con Diego se podía hablar más", apunta El Vasco.

En la última edición del año, se estrenó un documental sobre el Mundial '86: “1986, la historia detrás de la copa”, dirigido por Christian Rémoli, en el que Julio Olarticoechea (57 años, campeón en México con el equipo de Bilardo) aparece entrevistando a los jugadores el día anterior a jugar la final con Alemania. En las imágenes es elocuente la relación amistosa, cercana, de el Vasco con sus compañeros del plantel. En diálogo exclusivo con Publicable, el popular marcador de punta, que conoció la gloria en el fútbol, cuenta cómo fue su debut en la pantalla grande y recuerda su paso por la Selección.

 

-¿El documental fue lo que esperabas durante la filmación? ¿Te gustó el resultado?

-La verdad, quedó muy lindo, lástima que se borraron un montón de notas que hice, pero las que sobrevivieron están buenísimas.

 

-Cómo capitán tuviste a Passarella y Maradona. Si tuvieras que elegir uno, ¿con cuál te quedarías?

-Qué difícil. Son distintos, con muy fuertes personalidades los dos, pero diferentes. Passarella era más líder, pero de tanta personalidad se pasaba de rosca. Con Diego se podía hablar más, es más humano.

 

-¿Y entre Bilardo y Menotti?

-Yo rescato las cosas buenas de cada uno, las que a mí me gustaron de los técnicos. Con los dos aprendí mucho. Hubo otros técnicos que me dejaron cosas importantes, me acuerdo que fue un solo técnico en mi carrera que me dijo: "Andá al dentista, porque si no, no te pongo ni en el banco". Cuando recién empezábamos con Barbita. A ese técnico no me lo olvido más: Víctor Rodrigo. Fue el único que se interesó en la parte humana. Y eso me quedó marcado para siempre. Un tipazo Víctor.

 

 El carismático marcador de punta, oriundo de Saladillo, vistiendo la albiceleste. 

 

-¿Era otro fútbol el de antes?

-Sí, en el sentido que no era tan dinámico como ahora. Había más espacio, más tiempo para pensar. Hoy es más difícil, no hay tanta técnica, se entrena más lo físico. Por suerte eso ahora cambió, el Barcelona abrió la cabeza, no solamente a los técnicos, sino a los profes, los entrenamientos tienen que ser dinámicos y técnicos, la pelota tiene que ser el eje fundamental.

 

-¿Te gusta esa dinámica de trabajo?

-Sí, yo entreno así. Me gusta porque juego al fútbol, y el elemento es la pelota y para correr corren los maratonistas.

 

-¿Qué le falta a la Selección actual para ganar algo?

-Tiene los mejores delanteros del mundo, y el resto del equipo es bueno. Llegaron a la final de Brasil, que no es poca cosa, pero llegaron con las baterías bajas. Porque juegan 70 partidos al año, terminan los campeonatos y tienen que venir a concentrar para un Mundial. Entonces, eso el jugador lo siente, no son máquinas. Por eso Di María se desgarró. Y otros jugadores no estaban en su plenitud. Es lamentable que la FIFA no se dé cuenta de que, en época de Mundial, los campeonatos tienen que terminar antes para que los jugadores tengan vacaciones para prepararse. De esa manera los jugadores rendirían más y el Mundial sería más atractivo.

 

 

 

 

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter