Fútbol • Un chico que juega en un puesto de grandes

"Me gustaría que los hinchas me quieran como lo quisieron a Braña"

Con tan sólo 20 años, Gastón Gil Romero es una de las jóvenes promesas de Estudiantes de La Plata. En una entrevista con Diario Publicable, cuenta su historia de vida y revela: "Pude haber sido jugador de Boca". No se desvive por llegar a la Selección. "En este momento, pienso sólo en Estudiantes", dice.

Pablo Ruiz López // Miércoles 27 de noviembre de 2013 | 11:31

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
A los 20 años, Gastón Gil Romero sigue la huella historica de Pachamé y Braña en la media cancha de Estudiantes.

Nació en La Plata el 6 de mayo de 1993, pero se crio en General Roca (provincia de Rio Negro) de donde es toda su familia. A los cinco años, Gastón Gil Romero comenzó a jugar al fútbol en un club de esa ciudad Deportivo Roca, el cual jugó su padre durante mucho tiempo. Mientras daba sus primeros pasos como futbolista, el joven oriundo de la ciudad de las diagonales sufría los desarraigos de la perseverancia e hizo poner en duda su futuro como profesional.

 

-Cuando estabas en Río Negro en un momento se te cruzó por la cabeza dejar el fútbol. ¿Por qué pensaste eso y que te hizo cambiar de opinión?

- La verdad es que extrañaba mucho, fue muy difícil alejarme de la familia siendo tan chico. Un día, Claudio Vivas fue a Deportivo Roca donde hizo una prueba y vino a hablar conmigo porque quería que vuelva a La Plata, y me dijo que piense bien la decisión. Lo pensé detenidamente y logró convencerme. Me gustó mucho el gesto que tuvo conmigo y volví con él a La Plata y ahí ya me acostumbré y no tuve más problemas.

 

-Antes de volver a La Plata tuviste la oportunidad de jugar en Boca. ¿Es así?

- Si, Boca fue a Río Negro a hacer una prueba en la que quedé, después hubo una en Buenos Aires y también pasé; ya tenía todos los papeles para ir a jugar ahí, y vinimos a La Plata a visitar a una familia amiga donde estuve cuando nací y había una prueba en Estudiantes. Mi viejo me convenció para ir, fui, también quedé ahí, y bueno optamos por Estudiantes porque mi viejo es hincha del club, yo también soy hincha, y por amor al club decidí jugar acá. Además, era muy difícil para mí siendo tan chiquito irme solo a Buenos Aires y mi vieja no quería y yo tampoco, así que fue de común acuerdo.

 

-¿Quién es tu máximo referente en el fútbol?

-Obviamente, Sebastián (Verón). Es muy difícil no tenerlo como referente. Un tipo que vuelve en un buen momento, resigna plata y a jugar en un nivel europeo, se ve pocas veces. Por todas esas cosas, y más por todo lo que demostraba en la cancha en cada partido, lo ves como un referente y eso te motiva para ser jugador como él en el día de mañana. Tratar de hacer esa trayectoria y ayudar al club como lo hizo él sería algo muy lindo.

 

-Cuando llegaste a Estudiantes en 2007, ¿creías que podrías jugar con él o lo veías algo imposible?

-Sinceramente no pensaba, ni cuando pasó pensé que iba a suceder. Cuando estaba en inferiores veía jugar a ese equipo que no perdía nunca y decía que locura jugar ahí en Primera. Pero bueno, se dio todo de golpe y con el Vasco (Juan Manuel Azconzabal) me dio la oportunidad y traté de no desaprovecharla.

 

-¿Cómo fue tu debut en Primera y qué sensaciones pasaron por tu cabeza?

-Venía entrenando con la Primera ya, venia jugando los partidos amistosos del torneo de verano en Mar del Plata pero no era lo mismo obviamente. El día anterior al partido, cuando el Vasco da la lista de concentrados -ya venía haciendo fútbol en la semana con los que iban a jugar-, y... fue una sensación que no se puede explicar. O sea, la venía venir pero no caía, no sabía cómo era jugar así por los puntos, por algo importante, y gracias a Dios me fue muy bien.

 

-Teniendo en cuenta la consideración que tiene Pellegrino en ponerte todos los partidos de titular los 90 minutos, ¿esperabas una confianza ciega del técnico?

-Sinceramente no sé si la esperaba porque uno trabaja para eso, entrena lo más posible para que el técnico te tenga en cuenta y para que tus compañeros se sientan seguros de uno, para transmitirles confianza dentro de la cancha. Pero bueno, el respaldo del DT hacia mí es algo muy bueno, ya sea como jugador o como un chico que está haciendo sus primeros pasos. Me ayuda en tener confianza en mí y en lo que puedo llegar a dar más adelante.

 

-Muchos hinchas te comparan con Rodrigo Braña y hasta con Carlos Pachamé. ¿Te ves como un sucesor de alguno de ellos?

-Con Pachamé, es difícil porque no tuve la suerte de verlo jugar pero es lindo que te digan esas cosas porque he vivido desde las Inferiores todo el paso del Chapu en Estudiantes. Verlo jugar y ver el cariño de la gente hacia él, te da ganas de entrar a la cancha y jugar a su lado. No sé si sería su sucesor o si quiero ser como Braña ya que me gustaría marcar un estilo propio, pero si tener la consideración y el cariño de los hinchas como el que tuvo él.

 

-¿Cómo fue tu paso por la Selección juvenil?

-Tuve la suerte de estar en la Sub 18, entrené con esa categoría y después fuimos a la Copa América en 2011 como sparring de la Selección. Después fui al Sub 20, arranqué a entrenar ahí y jugué un par de torneos. Por desgracia no pude estar en el Sudamericano porque me desgarré dos meses antes de que comiencen los entrenamientos para ir, pero desde ya muy contento porque pude estar entrenando en el predio de Ezeiza y es algo que no se olvida nunca.

 

-Haciendo hincapié en ser sparring de la Selección, más precisamente de Lionel Messi, ¿qué se siente estar con el mejor jugador del mundo?

- Messi es algo increíble. Como siempre digo, es un jugador que si lo salís a marcar te gambetea y cuando no, te hace un pase de gol, no ves la manera de sacarle la pelota. También me sorprendieron jugadores más como Banega, Agüero y Lavezzi, tipos muy rápidos dentro de la cancha. La verdad, es una experiencia única e inolvidable.

 

-¿Te ves jugando para la Selección Mayor?

- Ojala, no sé si me veo, pero es lo que deseo. Es algo que a cualquier jugador le gustaría poder vestir esa camiseta y defenderla, pero la verdad en este momento pienso en Estudiantes y en mejorar cada día porque sé que puedo dar mucho más a futuro.

 

-¿Te gustaría emigrar al exterior en los próximos meses o creés que es muy temprano para cambiar de aire?

- Obviamente, en un futuro me gustaría tener un paso por el fútbol europeo porque es algo que todo jugador quiere ya que es un desafío para uno, pero por el momento me encantaría seguir acá en Estudiantes, porque sé que tengo muchas cosas para mejorar y más para dar. Siempre lo hablamos con los más chicos del plantel y la idea es dejar nuestra marca en el club, en la historia y si el día de mañana cada uno toma su camino, poder regresar y retirarse con la camiseta que uno ama.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

El gol de Gastón Gil Romero para la victoria de Estudiantes por 1-0 ante All Boys.

Facebook

Twitter