Espectáculos • Historias de vida

Recuerdos de radio

Luis Garibotti pasó de presentador de kermeses y peñas a conducir en las radios más importantes del país. En más de cuarenta años de carrera, trabajó junto a figuras de la talla de Antonio Carrizo y ganó dos Martín Fierro. Actualmente es director de la carrera de Comunicación de la Universidad de Belgrano y ejerce como abogado.

Ignacio Festa // Martes 19 de diciembre de 2017 | 17:38

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Dios ha sido muy generoso conmigo y me ha dado mucho más de lo que le he pedido", agradece el locutor. 

Luis Garibotti trabajó por primera vez como locutor en una protoradio de su Gualeguay natal. Durante el informativo vespertino, leyó una noticia que se escuchó en los distintos altoparlantes distribuidos por la ciudad. Después viajó a Buenos Aires, ingresó al ISER, trabajó en Radio Nacional, Del Plata, Mitre y Rivadavia. Ganó dos Martín Fierro y el premio Ondas español. Actualmente es docente, dirige radios en Internet y trabaja como abogado.

 

Como militaba en los movimientos católicos, solía participar como presentador en las kermeses y las peñas que se hacían en la parroquia de la ciudad. Entonces comencé a trabajar en la protoradio -recuerda el locutor-. Estuve ahí durante tres años hasta que terminé el secundario y me vine para Buenos Aires”. Mientras cursaba el secundario, Luis recibió la convocatoria del director del diario El debate de Gualeguay, Enrique Furcade, que necesitaba un corrector de pruebas y secretario de cierre. “Es una convocatoria que recuerdo con mucho cariño por haber redundado en una gran experiencia. En esos días en que las únicas fuentes de información eran los diarios y las radios que se emitían desde Buenos Aires, Furcade había incorporado la teletipo, lo que me permitió trabajar con la información de último momento”, explica Garibotti hoy.

 

Viajó a Buenos Aires en 1966 con la idea de estudiar Derecho. Mientras cursaba, trabajaba como vendedor de una industria metalúrgica y se hospedaba en el hotel universitario Luis Monti. Ahora cuenta que siempre había querido ser abogado, pero que sus trabajos en la protoradio y en el diario seguían estando frescos: “Mi papá me escribió una carta mandándome un recorte del diario Clarín donde decía que el ISER había abierto la inscripción para la carrera de locutor. Cuando llegué a inscribirme me crucé con un jovencito rubio, atildado y muy bien vestido. Le pregunté si venía de inscribirse y me dijo que sí. El ingreso al ISER tenía (y tiene) fama de ser muy difícil, y él me dijo que me quedara tranquilo, que iba a salir todo bien. Ese joven era Juan Alberto Badía”.

 

Con el recordado conductor Garibotti entabló una fuerte amistad. Cursaron los dos años de carrera juntos y, una vez recibidos, compartieron programas en Radio Continental y Estudio Playa.

 

"Cuando llegué a inscribirme al ISER me crucé con un jovencito rubio, atildado y muy bien vestido. Me dijo que me quedara tranquilo, que iba a salir todo bien. Ese joven era Juan Alberto Badía"

 

Mientras estudiaba Locución, Garibotti empezó a trabajar en la oficina de programación de Radio Nacional y, después de recibirse, pasó a locutar algunos programas. Trabajó en Radio Nacional haciendo informativos hasta que empezó a conducir "Charlando las noticias" en Radio Continental, en 1976. Luis asegura que fue un paso muy importante porque se trató de su primera conducción. Además, Continental era muy escuchada después de haber reemplazado a Radio Porteña. La carrera de Garibotti continuó en las radios El Mundo, Del Plata y Mitre, donde se cruzó con productores como Alberto Mata y Julio Moyano. Fue este último quien lo convocó para conducir la mañana y por la tarde en FM Radio Rivadavia, luego de que pasara a hacerse cargo de la producción.

 

Durante esta etapa ganó dos Martín Fierro (Programa Periodístico y Labor Periodística en 1986 y 1987, respectivamente) y el premio Ondas en España, en 1989. Luis cuenta: "Por esos años, España no tenía un programa como el que hacíamos nosotros, en el que convivían música y noticias. La radio FM era solamente musical". Como sorprendió el formato, lo llamaron y lo enviaron a recibir el premio a Barcelona.Antonio Carrizo me dijo que había ganado", recuerda, y sigue: "Tenía un almuerzo de periodistas en el restaurant Pedamonte. Cuando llego, Antonio me estaba esperando en la puerta y me preguntó de dónde venía, si no me había enterado de nada. Le dije que no, y entonces me cuenta que había ganado. Entramos al local y me sacó al aire para anunciarlo”. 

 

Garibotti ganó dos Martín Fierro (Programa Periodístico y Labor Periodística) y el premio Ondas en España.

 

Años más tarde, Garibotti retomó Derecho y se recibió de abogado mientras conducía un programa en Radio Belgrano.Después de que mi hija se recibiera de abogada, pensé que yo debía terminar lo que había empezado hacía tanto tiempo. Entonces llamé a Miguel Wiñazki, que era docente en la Universidad de Belgrano, y me dijo que él me estaba buscando para ser profesor”, recordó. De esta manera, Luis se desempeñó al mismo tiempo como profesor de Periodismo radial y alumno de Abogacía en la Universidad de Belgrano.

 

Actualmente, sigue como docente en la carrera de Ciencias de la Comunicación, es el director de radio de la Universidad de Belgrano, conduce programas radiales por Internet para empresas, y trabaja como abogado. Haciendo un balance sobre todo el camino recorrido, el locutor dice: “Soy un afortunado. Dios ha sido muy generoso conmigo y me ha dado mucho más de lo que le he pedido. Trabajé en la radio y con grandes figuras. Todavía hoy me siguen reconociendo por mis trabajos de radio y televisión”.

Enviando...
Comentarios

Carlos Santana  |  05-03-2018 00:20:26

Luis Garibotti presentaba un programa (no recuerdo en que radio) que se llamaba "Viento a Favor" auspiciado por una marca de cigarrillos. Entre marzo/abril de 1976 y septiembre /octubre del mismo año. La cortina era un tema del grupo "Focus". (No de un focus group) Y se llama "Hocus Pocus".Allí se escuchaban cosas increiblemente buenas y nuevas, para el momento.Si bien el perfil era rockero progresivo, había lugar para todas la expresiones. Por ejemplo , yo escuché a Milton Nascimento por primera vez , en ese programa.

Responder

Facebook

Twitter