Espectáculos • Entrevista

Clara Díaz: "En Argentina es más fácil hacer teatro independiente"

Esta actriz de 36 años cambió su vida al mudarse, a los 23, de España a Buenos Aires. El objetivo, impulsar su carrera profesional.

Dante Giovanetti @dgiovanetti96 // Jueves 01 de marzo de 2018 | 18:48

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
En "Anatomía del destino" Díaz interpreta a Clara, una española que debe tomar la decisión más importante de su vida. (Foto: Facebook "Anatomía del destino")

En un momento en que se sentía insegura sobre su vocación, Clara Díaz decidió viajar a Buenos Aires con tres compañeros de un grupo de teatro para estudiar actuación. Ese viaje le cambió la vida y la hizo tomar la determinación de quedarse a vivir acá sin fecha de regreso para continuar con su carrera actoral en Argentina. 

 

Hoy, con 36 años, puede decir que participó de obras como "La mujer del anatomista", "Cut" y "La casa de Bernarda Alba". También se presentó junto a Federico Justo en la primera temporada de "Anatomía del destino", de Gabriel Fernández Chapo, y actuó en "Zama", la película dirigida por Lucrecia Martel. En marzo de este año volverá al teatro con la segunda temporada de "Anatomía del destino".

 

-¿Cómo decidiste mudarte de país siendo tan joven?

-En ese momento me sentía muy estancada y por eso decido irme a estudiar teatro a Buenos Aires con tres chicos de un grupo de actuación, como para escapar un poco del “no se qué hacer de mi vida”. Cuando llego, me encanta todo: la ciudad, la gente y la oferta cultural que tiene, que creo que es inigualable. Ni siquiera en Madrid hay tanta como aquí. Entonces decido quedarme indefinidamente, con la determinación de que el teatro sea mi carrera. Luego empecé a hacer obras y cuando me quise dar cuenta habían pasado doce años.

 

-¿Cuándo supiste que querías vivir de la actuación?

-A mí siempre me gustó el teatro, pero en España hacía cursos o talleres, lo tomaba más como un hobbie. A los 20 años, cuando me mudo a la capital de Sevilla para estudiar Ciencias de la Educación, me encuentro con el Centro Andaluz de Teatro. Ahí conocí a gente que se dedicaba a esto profesionalmente y tomé conciencia de que quería hacer de esto mi carrera.

 

-¿Qué es lo más difícil de estar lejos de España?

-Lo que realmente extraño muchísimo es a mi familia. Todos los años trato de viajar para pasar las fiestas allá, es un mes durante el cual me cargo de energía. Vuelvo a Argentina llena de amor y cariño. Hoy por suerte la comunicación es más fluída gracias a la tecnología, pero aun así hay muchas instancias familiares de las que una, estando acá, se pierde.

 

-¿Trabajás en otros formatos, aparte del teatro?

-En televisión; me llaman de vez en cuando para hacer participaciones chicas. El año pasado estuve en un capítulo de “Las Estrellas”. En cine participé de la película "Zama". También escribo guiones para series, estoy haciendo eso con muchas ganas porque me encanta.

 

-¿Alguna vez escribiste una obra de teatro?

-Lo intenté pero me resultó muy complicado; a mí me gusta esto de alargar el guión en el tiempo, como pasa en las series. No me veo tanto como dramaturga sino más como guionista. Tengo varios proyectos en los que estoy escribiendo porque es algo que me agrada mucho más.

 

-¿Es diferente trabajar en obras independientes en Argentina y España?

-Acá es mucho más fácil hacer teatro independiente porque hay más ganas y predisposición por parte de la gente para hacerlo y salas que abren por la noche, algo que allá no pasa. Unas amigas españolas que vivieron acá todo un año usan la frase “se hace a la argentina”. En España veo que hay mucha más burocracia y que muchas veces, si no se consigue un subsidio, muchos proyectos se caen.

 

-¿Cómo fue trabajar en "Anatomía del destino"?

-Fue un trabajo muy lindo con poco tiempo de ensayo; hubo mucho de "prueba y error", lo que nos permitió a Federico (Justo) y a mí lanzarnos a probarlo todo. Fede es un grosso, me sorprendió porque todas las propuestas que le tiraba Gabriel (Fernández Chapo) las probaba y las hacía muy rápido, tiene una ductilidad única a la hora de actuar.

 

En un momento donde se sentía insegura sobre su vocación, Clara Díaz decide con 23 años venir a Buenos Aires junto con tres compañeros de un grupo de teatro para estudiar actuación. Ese viaje le cambia totalmente la vida y toma la decisión de quedarse a vivir acá sin fecha de regreso y continuar con su carrera profesional en Argentina.

Hoy, con 36 años, participó en obras como La mujer del anatomista, Cut y La casa de Bernarda Alba. También se presentó junto a Federico Justo en la primera temporada de Anatomía del destino, de Gabriel Fernández Chapo y actuó en Zama, la película dirigida por Lucrecia Martel.



¿Cómo es que decidís mudarte de país siendo tan joven?


En ese momento yo me sentía muy estancada y decido irme a estudiar teatro a Buenos Aires con tres chicos de un grupo de actuación, como para escapar un poco del “no se qué hacer de mi vida”. Cuando llego me encanta todo: la ciudad, la gente y la oferta cultural que tiene, que creo que es inigualable, ni en Madrid hay tanta como aquí. Entonces decido quedarme indefinidamente, y con la decisión de que el teatro sea mi carrera.


¿Cuándo decidiste vivir de eso?


A mi siempre me gustó el teatro, pero en España hacía cursos o talleres, lo tomaba más como un hobbie. A los 20 años, cuando me mudo a la capital de Sevilla para estudiar Ciencias de la Educación, me encuentro con el Centro de Andaluz de Teatro. Ahí conocí a gente que se dedicaba a esto profesionalmente y tomé conciencia de que quería hacer de eso mi carrera.


¿Qué es lo más difícil de estar lejos de donde viviste gran parte de tu vida?


Lo que realmente extraño muchísimo es a mi familia. Todos los años trato de viajar para pasar las fiestas allá y es un mes donde me cargó de energía y vuelvo a Argentina llena de amor y cariño. Hoy por suerte la comunicación es más fluida gracias a la tecnología, pero aún así te pierdes muchas cosas familiares estando acá.


¿Trabajas en otros formatos aparte del teatro?

En televisión me llaman de vez en cuando para hacer participaciones chicas, hace poco estuve en un capítulo de “Las Estrellas”. En el cine estoy en la película Zama.

Actualmente también estoy escribiendo un guión para series, estoy haciendo eso con muchas ganas porque me encanta.


¿Escribiste para una obra de teatro?


Lo intenté pero me resulto muy complicado, a mi me gusta esto de alargar el guión en el tiempo, como pasa en las series. No me veo tanto como dramaturga sino como guionista. Tengo varios proyectos en los que estoy escribiendo porque es algo que me agrada mucho más.


¿Ves diferencias a la hora de trabajar en obras independientes en Argentina y España?


Acá es mucho más fácil hacer teatro independiente porque hay más ganas y predisposición por parte de la gente para hacerlo y salas que abren a la noche, algo que allá no pasa. Unas amigas españolas que vivieron acá por un año tienen la frase: “se hace a la argentina”. En España yo veo que hay mucha más burocracia y que muchas veces si no consiguen un subsidio capaz no lo hacen.


¿Las distintas disciplinas que hiciste fueron por trabajo o por pasatiempo?


De chica tomé muchas clases de sevillana, flamenco, rumba y otras danzas tradicionales. Cuando me fui a Sevilla, donde hay más cursos y talleres, me interesó mucho la danza contemporánea y me metí en eso por gusto.


¿Cómo fue trabajar en Anatomía del destino?

Fue un trabajo muy lindo, que aunque no tuvo mucho tiempo de ensayo tuvo mucho “prueba y error” que nos permitió a Federico (Justo) y a mí a lanzarnos ahí a probarlo todo.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter