Espectáculos • Teatro

Una familia y un pasado que es mejor olvidar

“El regreso”, dirigida por Agustín Alezzo, es una adaptación de "Living Quarters", del irlandés Brian Friel. Sube a escena de jueves a domingos en el Centro Cultural 25 de Mayo. 

Sol Bonato @solbonato // Jueves 09 de noviembre de 2017 | 16:50

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Las tres hijas de Frank regresan a un pasado que las marcó para siempre.

Un pequeño pueblo de Irlanda es el escenario que eligió el dramaturgo Brian Friel para situar "Living Quarters", cuya adaptación a cargo de Agustín Alezzo puede verse de jueves a domingo en el Centro Cultural 25 de Mayo. En ella se describen los recuerdos de una familia marcada por la pérdida de la madre, durante una reunión en la que sus integrantes intentan reconstruir sucesos del pasado. 

 

"El regreso" vuelve a un día seis años antes, cuando la felicidad desbordaba para todos. Luego de la muerte de la madre, el padre (Alejandro Fain), que es brigadier, se enamoró de una joven muchos años menor llamada Anna (Stefanía Koessl). Los cuatro hijos continuaron con sus vidas: Helen (Lorena Saizar) está divorciada y mudada a Londres, Sean (Federico Tombetti) tartamudea cuando está nervioso y vive en una casa rodante azul; Myriam (Magela Zanotta) se casó y tuvo tres hijos, y Tina (Sol Fassi) vive en la casa junto a su madrastra, con quien tiene una excelente relación, y una empleada.

 

"Estudio desde los 11 en el taller de Agustín Alezzo y trabajo en teatro desde los 16. Nos conocemos mucho"afirmó la actriz Magela Zanotta a Radio Cultura 97.9, y agregó que "la obra le gustó mucho a Agustín porque es un drama familiar pero narrado de forma moderna, original y atrapante".

 

El padre y brigadier (Fain) se enamora de una joven muchos años menor

 

Los personajes se verán obligados a encontrar la clave para comprender aquel momento trágico. Agustín Alezzo consigue mezclar el dolor y el humor de manera intensa en el ambiente. "Myriam es apasionada, impulsiva y bruta porque siente que le gustaría volver a los días en que la familia era feliz y estaba bien", definió Zanotta a su personaje.

 

Si bien todos los intérpretes se destacan, son Carlos Kaspar en la piel de “El señor” y Federico Tombetti los que se llevan todos los aplausos. Tombetti está perfecto como chico de 24 años tartamudo cuya relación con el padre es fría y tensa. Lo mismo que esa casa antigua con paredes tapizadas de colores oscuros y el tradicional verde esmeralda de Irlanda.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter