Espectáculos • Crónica de show

Viticus presentó su nuevo disco en Vorterix

"El Canciller" llenó el teatro de Colegiales y tuvo tiempo para homenajear a Pappo y despedir al guitarrista Sebastián Bereciartúa, que seguirá su camino como solista.  

Valeria Casal // Lunes 14 de agosto de 2017 | 16:29

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El recital fue la ocasión para que Vitico festejara cinco décadas en el rock. (Fotos: Valeria Casal)

Una fila de camperas de cuero negras se va formando sobre Avenida F. Lacroze; entre risas y charlas, avanzan para poder retirar las entradas y acceder al Teatro Vorterix. Es sábado por la noche y en un rato se presenta “Equilibrio”, el nuevo disco de estudio de Viticus. El show también será un festejo por los 50 años de Víctor Bereciartúa, mejor conocido como Vitico o Canciller, junto al rock nacional.

 

Como había sido acordado, alrededor de las 21 las luces se apagaron: el público aplaudía y silbaba cuando de pronto comenzaron a escucharse ruidos de motores, el telón se abrió, papeles plateados cayeron sobre el lugar y el público enloqueció al escuchar los primeros acordes de uno de los temas emblemáticos de Riff, “No detenga su motor”.

 

Acompañando la temática, en la parte delantera del escenario había un motor y una rueda de carro en ambos costados. Decorada con un frente de un auto antiguo americano y con el radiador delante del bombo, la batería de Jerónimo Sica parecía un auto.

 

Las 10 canciones del disco nuevo fueron presentadas y escuchadas atentamente por los espectadores. La banda también tocó algunos de los temas más queridos por el público, que fueron acompañados por cantos y pogos. En los momentos de silencio se podían escuchar los gritos de los oyentes que, a modo de burla, pedían que habilitaran la barra, ya que no se vendía alcohol debido a la veda pre-electoral.

 

“Vamos a tocar una del Carpo”, dijo Vitico antes de terminar. Tocaron temas como “Sube a mi voiture” y “Sucio y desprolijo”, que cantó Gastón Videla, el joven guitarrista que acompaña a la banda desde hace ya un tiempo y se destaca con sus solos. Por último, para cerrar un show eléctrico y muy completo, tocaron “La espada sagrada”, otra canción de Riff.

 

El final fue emotivo, ya que no sólo se presentó un disco nuevo sino que además se despidió al cantante y guitarrista Sebastián Bereciartúa, que comenzará su carrera como solista. Dada la noche por finalizada, el público se marchó satisfecho tras escuchar lo nuevo de la banda, cantando “Pappo presidente, Vitico canciller”.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter