Espectáculos • ENTREVISTA

Falta y Resto celebra su "Anarquía"

La murga uruguaya festeja los diez años de su emblemático disco con un recital en el Teatro Gran Rivadavia este domingo. Su director, Raúl "Tintabrava" Castro, analiza y reivindica la vigencia de las letras del trabajo que le valió el reconocimiento mundial.

Rocío Montiel // Viernes 04 de agosto de 2017 | 15:47

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Castro, a la izquierda, en pleno show. (Fotos: prensa Falta y Resto)

-¿Qué significa reeditar "Anarquía" a diez años de su presentación?
-
Un placer y un desafío. Y después de haberlo presentado, la constatación de que es un espectáculo que nunca perderá vigencia porque habla de la máxima utopía a la que puede aspirar el ser humano: un mundo donde la poesía pueda con todos los males de la humanidad.

 

-¿Hay cambios en la composición del grupo respecto de la última visita que realizaron, un año atrás? 

-Al llamado de Felipe, el director musical de la banda, todos los cracks de hace una década volvieron para sumarse. Es así que estarán, además de Tatita (quien suscribe) y el Mono Da Costa en el papel central de "Viruta", Felipe y Leandro Castro, el Gardel de carnaval; el Zurdo Bessio; el Alemán Dorado; Javier Carvalho; Coca Vidal; Ratón Angiolini; Ricardo Viera; Matías González; Bruno Bukovinner; Andrés Vázquez y Lucas Lessa. Una verdadera selección de artistas que hoy, por sí solos, llenan teatros.

 

-¿Y en la coreografía y el vestuario?
-La coreo y el vestuario se han respetado de la puesta original. La puesta en escena, una de las más creativas de la historia de la Falta, se revaloriza con el tiempo.

 

-Teniendo en cuenta el contenido político de los temas del disco, ¿influye de manera particular el momento que vive América Latina?
-Sí, claro. Parece escrita para este momento. Da la sensación de que hace diez años era una obra adelantada a su tiempo. Ahora calza exacto para los tiempos que vivimos, para esas dos ideologías que se enfrentan en el mundo: la de la solidaridad con la del individualismo.

 

-¿Creés que agrupaciones como la Falta y Resto tienen un rol particular que cumplir a través de lo que expresan sus letras?

-Sí, sin duda. Nuestro objetivo es propagar la murga en el mundo entero, país por país, ciudad por ciudad, barrio por barrio. Porque creemos que el mundo se salva haciendo y cantando murga si entendemos por murga una forma gregaria, común, de armonizar con el objetivo de cantar los que nos pasa. Para transformar la realidad en alegría, la tristeza en buen humor, la resignación individual en esperanza colectiva.

 

-Falta y Resto fue una de las primeras murgas uruguayas en visitar el país desde la recuperación de la democracia. Hoy es común que vengan e incluso hay grupos argentinos con estilo uruguayo. ¿Creen que marcaron una huella acá?

-Falta y Resto fue la primera murga uruguaya de la historia que cruzó el charco. Fue en julio de 1983, en la Trastienda de Thames y Gorriti. Después empezamos a recorrer toda la Argentina y hoy decimos con orgullo que hemos llevado la murga a todas las provincias y lo seguimos haciendo, presentando nuestros espectáculos pero también haciendo talleres para sembrar esta semilla humilde y maravillosa de la comedia musical política. Por lo que decía antes: es nuestra manera de hacer la revolución de la vida y la alegría. Cantando juntos.

 

-¿Hasta cuándo habrá Falta y Resto?

-Hasta que Dios disponga. Si es por nosotros, hasta que se cumpla la más hermosa utopía. Y más adelante también. 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter