Espectáculos • COBERTURA

Los Espíritus prendieron la mecha del mainstream

Con entradas agotadas en ambos shows en el Teatro de Flores, la banda de La Paternal presentó "Agua Ardiente", su último trabajo discográfico. 

Benjamín García // Martes 27 de junio de 2017 | 00:46

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Los Espíritus el sábado en el Teatro de Flores. La banda continuará con la presentación de "Agua Ardiente" en una gira por Colombia y Mexico. (Fotos: Mariano Sclocco)

A cincuenta años del nacimiento del rock nacional, y tras haber recuperado conceptos de bandas fundacionales como Aquelarre o Color Humano, Los Espíritus presentaron en vivo "Agua Ardiente", su álbum definitivo y el que los terminó de catapultar, junto con Él Mató a un Policía Motorizado, como grupo del indie argentino con mayor crecimiento de los últimos años. La banda liderada por Maxi Prietto y Santiago Moraes agotó las dos fechas del viernes 23 y sábado 24 en el Teatro de Flores e hizo arder al público.

 

”Como mares que quiebran las rocas/ o huracanes que llevan las olas/ Así de fuertes somos”, anuncia la voz de Prietto al ritmo del wah wah en “Huracanes”, canción que eligieron para abrir la segunda y última fecha en la sala del barrio de Flores. El sexteto de La Paternal apareció en el escenario luego de calentar los motores mediante una base instrumental y groovera sostenida por una percusión chamánica que comenzó minutos antes de que el telón se levantara.

 

Uno de los puntos más altos de la noche se vivió en la “La rueda”, un bluegrass en que Prietto denuncia el sistema de consumo y el desastre ambiental, así como en “La mirada”, un blues urbano que analiza las distintas miradas de la sociedad. Ambas canciones fueron coreadas y se perfilan como los himnos del último LP.

 

 

Luego de tocar "Agua Ardiente" de principio a fin, Los Espíritus continuaron con canciones de sus dos discos anteriores. “La mina de huesos”, perteneciente a su primer trabajo homónimo, fue la encargada de dividir por primera vez el show. Con poco espacio para el diálogo como para no apagar el ritmo hipnótico, Prietto y compañía dieron espacio a algunos tracks de "Gratitud" como el afro-beat “La Crecida”, otro de los temas más coreados de la noche, o “Negro Chico”, un fresco que describe con crudeza la historia de un niño en situación de calle.

 

Con el fuego incesante del arte de tapa que no paró de arder en las dos horas y cuarto de show, y tras superar las 20 canciones, Los Espíritus cerraron la calurosa jornada de invierno con “Noches de verano”, la más hitera de sus canciones.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter