Espectáculos • ENTREVISTA

"Ya no existe que un producto termine"

Mariano Hueter es director de cine y con sólo 28 años dirigió tres series para televisión. El también productor y co-conductor de "Ficciones cortas", que se emite por Canal (á), analiza el panorama actual de una industria audiovisual afectada tanto por el contexto económico como por la aparición de nuevas plataformas de exhibición.  

Luca Di Nardo // Martes 27 de junio de 2017 | 14:08

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Inconsciente Colectivo" se emitió en la Televisión Pública y ahora está entre las más vistas de la plataforma Cine.ar.

-¿En qué estás trabajando actualmente?

-Ahora estoy con bastante trabajo en publicidad, dirigiendo comerciales digitales y demás. También preparo un documental sobre un sicario colombiano que fuimos a grabar a Colombia hace poquito, y una película para el año que viene.

 

-¿Cómo afecta el contexto económico el trabajo?

-No siempre que haya recesión económica hay recesión en la industria audiovisual. Siempre que haya consumo, hay consumo en la industria audiovisual. En publicidad se manifiesta de una manera más extraña porque lo que hace decidir a las marcas a poner plata no tiene que ver con hacer frente a una crisis. Donde sí se nota es en la industria cinematográfica y puntualmente en la producción de ficción para televisión, donde los números caen bastante fuerte.

 

-Las nuevas plataformas de streaming y video on demand, ¿cambian las formas en las que se lleva a cabo el trabajo?

-Sí, lo que más cambia es la forma de narrar y de pensar qué tipo de contenido se pone en cada plataforma. Eso hace que las dinámicas de negocio también sean distintas, porque no es lo mismo conseguir la financiación para algo que se va a emitir los jueves en un canal y necesita una pauta publicitaria, que tener que financiar algo para ver si después te lo compra un sistema de streaming. Son todos negocios diferentes y ni siquiera las grandes compañías terminan todavía de encontrar la vuelta a cómo producir para las nuevas tecnologías.

 

-"Inconsciente Colectivo", tu primera serie como director, se transmitió por la Televisión Pública y ahora está entre las más vistas de la plataforma Cine.ar, lo que demuestra que un producto puede ser exitoso incluso mucho después de haberse emitido por televisión…

-Claro, porque ya no existe eso de que un producto termine. Antes, a menos que un canal lo repitiera, el producto dejaba de existir. Ahora puede pasar que una serie que se estrenó en 2013 y a la que en su momento le fue relativamente bien ahora se vea de vuelta en una plataforma y con mucho más éxito. O te enterás de que se ve muchísimo en lo que sería una especie de Netflix de Costa Rica. Entonces uno tampoco sabe cómo medir los resultados. Lo que queda claro es que la vara ya no es el rating, eso quedó para los programas en vivo.

 

 Hueter conduce "Ficciones cortas" junto al actor Peter Lanzani

 

-¿Cómo se evalúa esto a la hora de producir?

-Uno arma proyectos "abiertos". Antes uno decía: “Estoy pensando la novela de las 9 de la noche de Canal 13”, pero ahora se empieza a desarrollar sin tener en claro cuál es el fin de ese proyecto, si va a tener una temporada o cinco, si va a verse en Netflix, en Cine.ar o en un canal de aire. Cuando se empieza a buscar financiación se ve qué plataformas pueden ser las más adecuadas, y durante ese proceso el proyecto va mutando. Si algo queda claro hoy es que la mutación es la parte intrínseca de los proyectos. Es muy difícil que uno que no esté pensado para adaptarse a diferentes plataformas salga adelante.

 

-¿Cómo se hace para que una serie llegue a una plataforma como Netflix?

-Netflix, Amazon, HBO y Fox Play, las cuatro plataformas más masivas, son estructuras muy cerradas a las que cuesta llegar. Es como tratar de hablar con alguien de Google, son macro estructuras en las que insertar un contenido nacional es difícil. Lo poco que hay en Netflix llega a través de distribuidores regionales que ofrecen una determinada cantidad de horas de programación, entonces venden a Netflix cinco series y diez películas, por ejemplo. Cosas así. Eso no quiere decir que sean mejores o peores productos, es lo que llega y Netflix compra o no. Además hay producciones que son para el mercado local y otras para el internacional. Es cierto que el consumo de los sistemas de streaming es masivo y que de alguna forma el fin de las productoras es que sus productos lleguen ahí para alcanzar esa masividad. El tema es que cuantos menos son estos sistemas, más difícil es llegar porque hay menos ventanas.

 

-Entonces con Neflix o Amazon pasa algo parecido a lo que pasaba con los canales de aire: es muy difícil para los productores más pequeños llegar a negociar con estas plataformas…
-Lo que pasa es que son empresas muy grandes que, aunque quisieran, no podrían hacer algo distinto. Se mueven con cantidades de horas de programación muy grandes y necesitan tener "embajadores" en ciertos países que les hagan llegar ciertos contenidos. En el medio empieza a haber negociados, gente que te cobra por ofrecer un contenido, lo mismo que pasaba antes con las señales, sí. En el cable tenías 40 canales que en realidad pertenecían a cuatro o cinco compañías. También eran pocos grupos de multimedios los que manejaban todo el contenido.

 

-¿Creés que el uso de Cine.ar u otras plataformas argentinas puede aumentar?

-Yo creo que las nuevas generaciones, los millenials y los chicos que hoy tienen 13 o 14 años, tienden a consumir el contenido desde cualquier lugar. No les importa si es desde Netflix, Cuevana, Youtube o Cine.ar, lo que les interesa es saber que existen esos contenidos para poder buscarlos. Lo jodido es que no todas las plataformas reportan beneficios económicos para los productores, ni todas son legales. En ese aspecto se hace difícil el financiamiento, pero eso es lo que pasa en general con el avance tecnológico.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter