Especiales • Rodolfo Walsh - 40 años

La tarde de la caída

Lila Pastoriza y Carlos Aznarez, periodistas y compañeros de militancia de Walsh, analizan las últimas horas del escritor y las razones que facilitaron su caída en manos de las fuerzas armadas.

L.Martínez y M.Rengel // Jueves 16 de febrero de 2017 | 22:16

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Walsh dejó marca en varias redacciones y en futuras generaciones de periodistas. (Foto: Creative Commons)

"Estaba muy comprometido y sabía que podía terminar mal, pero ya se había acostumbrado a vivir de esa manera".

La periodista Lila Pastoriza -quien fue directora de la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA), fundada por Walsh- retrata al escritor como "un obsesivo de la seguridad",  que daba una vuelta de manzana e "iba y venía en el sentido de las agujas del reloj antes de un encuentro".

 

Actual miembro de Memoria Abierta y coordinadora de organismos para la preservación de la memoria colectiva y la formulación de políticas públicas, Pastoriza concluye: “Si cayó él, podía caer cualquiera”. Tiempo más tarde ella misma sería secuestrada y terminaría en el centro clandestino de detención (CCD) que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA)

 

Opina Pastoriza que, en cierto sentido, Walsh estaba protegido viviendo en San Vicente, pero eso le impedía estar totalmente al tanto de las novedades. El 25 de marzo de 1977 fue al encuentro de alguien que había "caído" antes. Él no lo sabía. “Todos caímos por un error, ya era un desgaste mental muy fuerte el que teníamos”, explica.

 

En la siguiente entrevista en video, el periodista Carlos Aznarez, amigo, compañero de militancia y también parte del staff de ANCLA, suma sus impresiones sobre las últimas horas del autor de Operación Masacre.

 

(Producción: Martina Durazzo y Nicolás Crego. Cámara: Patricio Martínez Rossi. Edición: Equipo TEA)

 

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter