Especiales • EL VOTO FEMENINO CUMPLE 65 AÑOS

La eterna lucha: derechos adquiridos por las mujeres en Argentina

“Todos los habitantes de la Nación Argentina son iguales ante la ley y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y las cargas públicas”, dice el artículo 16 de la Constitución Nacional. A 65 años del primer voto femenino, un repaso por las leyes que acercaron a las mujeres hacia la igualdad.

A. Lucaroni, S. Domínguez Waisbrod, D. León, M. Sabinio Rossi // Miércoles 02 de noviembre de 2016 | 17:37

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Manifestación a favor del voto femenino realizada en 1948. (Foto: Archivo General de la Nación)

Derechos de Familia: la ley que permitió a las mujeres la libre administración y disposición de sus bienes y ganancias fue sancionada en el año 1926 y modificada por una ley decreto en 1968. En 1985, la patria potestad conjunta terminó con la exclusión de las mujeres a este derecho. La ley de divorcio vincular consagró en 1987 la igualdad jurídica en cuanto a derechos y responsabilidades. Dos años después, se estableció por ley una pensión mensual y vitalicia para madres de siete o más hijos.

 

Derechos del Trabajo y Seguridad Social: la ley 20.392 del año 1973 estableció igual remuneración para mano de obra tanto femenina como masculina. En 1974, la Ley de Contrato de Trabajo dispuso que “la mujer podrá celebrar toda clase de contrato de trabajo, no pudiendo consagrarse ningún tipo de discriminación en su empleo fundada en el sexo o estado civil de la misma”. En un artículo de esta norma se garantiza la protección de la maternidad, otorgándole al personal femenino una licencia paga por 90 días.

 

En 1994 la Ley 24.241 crea el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, que aumenta en forma gradual la edad para la obtención del beneficio jubilatorio para los hombres (65 años en el año 2001) y la mantiene en 60 para las mujeres. Atendiendo específicamente a la situación de las amas de casa y la falta de reconocimiento social y económico de su trabajo, por medio de la Ley 24.347/94 se modificó la norma anterior para establecer que aquellas que decidieran incorporarse voluntariamente al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones lo hagan en la categoría inferior, siendo optativas las superiores. Así se cambió su anterior categorización, que resultaba inalcanzable por el valor que tenía.

 

En un reconocimiento a la falta de igualdad fáctica entre el hombre y la mujer en los empleos públicos, se establece en el artículo 5 del decreto 993/91 que “los representantes de la función pública garantizarán la no discriminación de la mujer”. Gracias a otro decreto, en 1993 se introduce la figura del acoso sexual dentro del trabajo con la consiguiente prohibición y sanción de estas conductas.

 

Derechos políticos: uno de los cambios fundamentales es la ley sancionada el 8 de septiembre de 1947 (13.010), donde se reconoce el derecho al voto femenino y se le brinda a las mujeres los mismos derechos políticos y las mismas obligaciones que les acuerdan e imponen las leyes a los hombres argentinos. La norma 24.012 de 1991, más conocida como “Ley de Cupo”, establece como requisito obligatorio para oficializar las listas un mínimo de un 30% de candidatas mujeres. En la provincia de Buenos Aires, una norma aprobada recientemente dispuso que las mujeres tendrán reservados la mitad de los cargos públicos electivos.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter