Especiales • OPERATIVO CÓNDOR

Norman Briski: "Fue heroico y emblemático"

Como militante del peronismo de base, el actor apoyó la ocupación de Malvinas de 1966 y mantuvo relación con el jefe del operativo, Dardo Cabo. Considera que la gesta generó conciencia colectiva.

Mauro Achával // Jueves 22 de septiembre de 2016 | 16:27

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Briski defiende al Operativo Cóndor como acción anticolonialista. (Foto: Télam)

"A los derrotados siempre les echan la culpa de todo".

-¿Qué recuerdos tiene del operativo?

-Se supone que el Operativo Cóndor tuvo la capacidad de reivindicar que las Islas son nuestras, y que los que lo protagonizaron, más allá de que tuvieron que deponer su actitud, triunfaron, al menos así lo considero. Fue un acto heroico y emblemático, hay que subrayarlo. Fue un acontecimiento revolucionario que ayudó a pensar que se puede construir un país distinto. Lamentablemente, en el '82 los militares tomaron esa gesta como ejemplo del sentir nacional y ocuparon las islas, pero para apoderarse del gobierno para siempre.

 

-¿Usted apoyó el plan de Dardo Cabo?

-¿Cómo no vas a apoyar a jóvenes entusiastas de querer terminar con el colonialismo? Es una locura. Yo creo que incluso hasta sectores conservadores argentinos podían llegar a reconocer que eran verdaderos patriotas que no buscaban la ocupación -porque lo explicaron bien- sino aplaudir lo emblemático que significa “las Malvinas son nuestras”.

 

-¿Qué diferenció a ambas ocupaciones?

-A mi modo de ver, lo de Dardo Cabo y sus compañeros fue un claro acto anticolonialista, por la bandera; en cambio, lo que hicieron los militares en el '82 tuvo un matiz más bien político.

 

-¿Cómo se encuadraba políticamente usted en ese momento?

-Siempre fui reacio a los partidos políticos, más bien me considero anti partido político, no apolítico. Digamos que en ese momento era un peronista de base por lo que representaba en cuanto al papel y la defensa de los trabajadores.

 

-¿Qué análisis hace de cómo terminó el operativo?

-Onganía (presidente de facto de entonces) los traicionó, porque luego de la toma los amenazó con mandarlos presos por no sé cuántos años, porque aducía que la cuestión Malvinas se arreglaba de manera protocolar; entonces, los muchachos sintieron que no tenían apoyo frente a esas amenazas y tuvieron que deponer su actitud. Y así terminó todo, en que las Malvinas volvieron a ser inglesas. Igual que lo que pasó en el '82: Costa Méndez (N. de R: Nicanor, canciller durante el conflicto del '82), alentaba por un lado y por el otro lado decía que había que arreglarlo por la vía diplomática. Y nunca se arregló por la vía diplomática, entonces ¿por qué no van a aparecer otras formas que puedan dar los pueblos para reivindicar su soberanía?

 

-¿Cómo se vivía la situación en el ambiente artístico? ¿Había comentarios?

-Ese operativo quedó en la penumbra. Quedó apagado porque todos los medios estaban con serias críticas a estos locos que querían tomar las Malvinas. O sea, en general, una vez que se pierde o que se cree que se pierde o se inventa que se pierde, a los derrotados siempre les echan la culpa de todo. Ahora, a los que perdieron las últimas elecciones del peronismo les van a echar la culpa de todo, lo que no quiere decir que no tengan la culpa, pero puede ser que no, que no la tengan. Los derrotados siempre se tienen que hacer cargo de la derrota. No puede ser que quede un derrotado como héroe.

 

-¿Había algún actor o alguien del medio que estuviera de acuerdo con tomar las Malvinas?

-Yo no recuerdo, por ahí hubo algún manifiesto que yo no recuerdo. Sé que producía mucha simpatía el hecho y que se borró porque no convenía en términos internacionales. Y no había un gobierno popular, era una dictadura.

 

-¿Creé que sirvió para llevar a cabo la gesta del ’82?

-Creo que sirvió una vez más para saber que las Malvinas son nuestras, que no puede ser que sea una colonia. Si me dicen que hay otra isla nuestra por ahí ocupada por ingleses, tendría la misma posición. Más que nada una posición anticolonialista y no tan nacionalista ¿Se entiende la diferencia? O sea, estaría en contra de todas las penetraciones armadas de EE.UU., porque es una fuerza extranjera que se mete en territorio que no corresponde a su propio territorio. Lo mismo pasa con las Islas Malvinas.

 

-¿Conoció a alguno de los militantes?

-Sí. Conocía a Dardo Cabo de la militancia, un compañero muy valeroso cuya figura se va a ir agigantando con el tiempo como un auténtico patriota.

 

-¿Dardo le hizo algún comentario de lo que sucedía allá?

-No. Siempre se consideró una victoria. Para esos compañeros que estuvieron ahí siempre se consideró que haber llegado a la casa del gobernador, habiendo aterrizado ese avión en la parte de atrás a 100 metros, ese era el éxito; llegar y sacar la bandera en términos simbólicos. Después nos tocará a nosotros encargarnos de negociar algo con nosotros. Yo no sé cómo sería, no me lo puedo imaginar. Ellos son usurpadores, y a los usurpadores no se los trata diplomáticamente.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter