Especiales • MALDITO AMANECER DE UN MARTES 13

El arquetipo de la No Justicia

“Si se hubiesen investigado realmente las causas de la tragedia de Flores, tal vez la de Once no pasaba”, lamenta Leonardo Menghini, el abogado que llevó adelante el juicio por el accidente ferroviario ocurrido en la estación terminal de la línea Sarmiento en 2012, en el que murieron 51 pasajeros.

S. Bonato, M.P. Fonseca, P. Polanco, M. Serrano y Ch. Zullo // Viernes 02 de septiembre de 2016 | 20:36

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
La Tragedia de Flores preludió la catástrofe que se viviría en Once en febrero de 2012.

Aquel martes 13 de septiembre, el juez instructor de turno era Julián Ercolini, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 10; y el fiscal, Gerardo de Masi. La investigación quedó a cargo de ellos, asistidos por la división Sarmiento de la Policía Federal.

 

Cinco años después de la tragedia, el único imputado en la causa sigue siendo Filiberto Gallardo, el chofer del colectivo, muerto en el acto, lo que evitó el camino penal contra él e impidió elevar la causa a juicio oral.

 

Las víctimas y damnificados fueron representados por el abogado Gregorio Dalbón que, según declaró al diario La Nación días después del accidente, utilizó un recurso conocido como “acción de clase” (class action), incluyendo así a todas las víctimas en una sola acción ante el juez Ercolini.

 

Un decreto del Poder Ejecutivo en 2002 declaró en “estado de emergencia” al sistema público de transporte ferroviario de pasajeros, vigente todavía en el momento del accidente. La norma significó que el Estado Nacional se hiciera cargo de los programas de obras y trabajos indispensables para la red ferroviaria, mientras que los concesionarios debían presentar los planes de obras al Estado y asegurar la prestación del servicio, que a partir de ese momento fue parcialmente subsidiado.

 

Leonardo Menghini, el abogado que llevó adelante el juicio por el accidente ferroviario ocurrido en 2012 en la estación Once, en el que murieron 51 pasajeros, está convencido de que Ercolini cerró el caso apresuradamente. Sostiene que si en Flores se hubiese investigado cómo un colectivo que pesa cuatro mil kilos descarriló un tren de 60 mil kilos, hubiese quedado de manifiesto que las vías estaban desgastadas y sin mantenimiento. Por otra parte, si se hubiese analizado por qué el maquinista no pudo detener el tren, podrían haber concluido que los frenos no funcionaban correctamente, ya que según pericias llevadas a cabo durante el juicio de Once, se verificó que los conductores tienen una visión que supera largamente los 300 metros, y por ese motivo pueden ver obstáculos a distancia.

 

Leonardo Menghini, abogado vinculado con las víctimas del accidente
de Once.

Leonardo Menghini

 

Dictada la emergencia ferroviaria, el organismo de control pasó a la órbita del Ministerio de Infraestructura y Obras Públicas, en ese momento a cargo del ahora diputado nacional Julio De Vido. El ex ministro de Planificación quedó procesado en la causa de Once como “coautor” del delito de descarrilamiento de un tren agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas, y de ser “partícipe necesario” del delito de defraudación contra la administración pública por el posible desvío de los fondos destinados a las obras ferroviarias a otros fines.

 

Mucho tiempo antes del accidente de Flores ya existían denuncias de la Unión Ferroviaria, vía notas a Trenes de Buenos Aires (TBA), indicando el estado defectuoso de las máquinas a la Secretaría de Transporte y a la Secretaría de Transporte Ferroviario”, asegura el abogado Menghini, basándose en las investigaciones que realizó para resolver el caso. Y continua: “Flores es la historia del NO juicio, la falta de voluntad de investigar llevada a la máxima expresión pasando por el Poder Judicial. El Ministerio Público -en manos del fiscal- y el particular damnificado fueron los querellantes, ellos no quisieron saber quiénes son los reales responsables de la muerte de sus seres queridos”.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter