Especiales • LA NEGATIVA A UN CARGO PÚBLICO

"Eva no era más que Perón"

El presidente honorario de la Fundación Puntana Eva Perón, Oraldo Britos, afirma que, ante la posibilidad de acompañar al General en la fórmula presidencial de 1951, la por entonces primera dama “se autoexcluyó”. Hizo hincapié en su enfermedad terminal y negó que las Fuerzas Armadas hayan presionado al líder del Justicialismo para que ella no fuera candidata.

L. Barrios y C. Delfino // Miércoles 17 de agosto de 2016 | 19:19

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Evita, internada, vota en las elecciones presidenciales de 1951. (Foto: Archivo La Nación)

Ella se autoexcluyó”, afirma convencido Oraldo Britos, presidente honorario de la Fundación Puntana Eva Perón y director ejecutivo de la Escuela Político Sindical “Lorenzo Miguel” de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), en relación al motivo de la renuncia de Eva Duarte a la candidatura a vicepresidenta de la Nación como compañera de fórmula de su marido y entonces primer mandatario de la Argentina, Juan Domingo Perón, hace 65 años.

 

Britos explica que Evita “no quería poner su enfermedad a consideración de la gente”, pero recuerda que “venía mal”: tenía cáncer de cuello uterino. “No era que no quería acompañar a Perón”, aclara, y deja en claro que si bien “se hablaba de un malestar en las Fuerzas Armadas” ante la posibilidad de que la abanderada de los humildes fuera la compañera de fórmula del General en las presidenciales de 1951, “no hubo una presión semejante” como para suponer que le hayan pedido a Perón que ella no fuera candidata a la vicepresidencia.

 

Además, Britos, del Partido Justicialista (PJ), al que representó como legislador durante 23 años, hace hincapié en que en los ’50 había “un notorio machismo” que entendía que “la mujer solo servía para los servicios domésticos. A modo de ejemplo, apunta que “los radicales y los demócratas no querían saber nada con el voto femenino”, en referencia a la ley 13.010, impulsada por la entonces primera dama y aprobada en 1947. “El reconocimiento de la gente a Eva Perón era por su solidaridad y por trabajar por la igualdad”, asegura, y remata: “Ella fue muy importante en la vida nacional, y aunque Perón tuvo contacto con grandes hombres del mundo, la que trascendió internacionalmente fue ella, ya que liberó totalmente a la mujer. Las latinoamericanas no lograban alcanzar en sus países lo que Evita conseguía en Argentina”.

 

Eva no era más que Perón. No hay que confundir. Primero nació Perón, y luego Evita. La responsabilidad de conducción de Argentina era del General. Ella era revolucionaria, pero no hubiera existido sin él”, aclaró Britos. El ex delegado gremial de la Unión Ferroviaria de Villa Mercedes, San Luis, asegura que la “doctrina” de Perón lo dignificó “como a millones de argentinos”, y califica al general y su mujer como “una dupla trascendente para el campo social”. “Los más humildes, los Cabecitas Negras, los descamisados, encontramos en Eva a una hermana, a una madre”, concluye.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter