Especiales • A 40 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS LÁPICES

"Era la crónica de una muerte anunciada"

El mismo año de aquella fatídica jornada vio nacer a una de las bandas más importantes y convocantes de la historia del rock nacional: Patricio Rey y los Redonditos de Ricota. Ricardo Cohen vivió muy de cerca las experiencias de este periodo gracias a su grupo La Cofradía de la Flor Solar.

M. Somoza, A. Berretta, R. Ventura y L. Cherone // Jueves 30 de junio de 2016 | 21:29

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"Para 1974 el ambiente era muy pesado dentro de la Facultad", recuerda Cohen.

Ricardo Cohen, más conocido como Rocambole, fue el encargado de representar desde el arte de sus cd´s, entradas y folletos a la banda. “El mono”, como suelen decirle los amigos, siempre estuvo a la par de la música y de los movimientos artísticos de La Plata, con su grupo La Cofradía de la Flor Solar. 

 

En 1967 abandonó la Facultad de Bellas Artes, junto con un grupo de 15 compañeros, presionado por la intervención de la dictadura. Es en este contexto que nació la idea. La Cofradía expresaba sus intereses desde el rock, el arte e incluso el periodismo. También con la revista “Eco contemporáneo”, de su amigo Miguel Grinberg.

 

Ricardo Cohen destaca que Grinberg no era el único periodista que se animaba a llevar este tipo de proyectos (revistas que no callaban la situación que vivía el país) adelante. Algunos de esos medios de comunicación eran Crisis, El Descamisado y Expreso Imaginario.

 

 

Pero la banda musical no fue lo único que surgió de este grupo de amigos. Cuando el comedor estudiantil de la facultad fue cerrado, muchos adolescentes que venían del interior se veían obligados a regresar a sus hogares. De esta necesidad nació un comedor comunitario construido con ayuda del sindicato de correo que les prestaba el espacio.

 

Por otro lado, la educación universitaria decaía a medida que continuaban echando profesores. Así fue como también se les ocurrió crear su propia universidad. En una casona se juntaron varios estudiantes e invitaban a participar a los profesores que darían charlas para continuar con la educación. Pero el proyecto no tuvo el éxito que su ideal adolescente les permitía soñar y terminó siendo un Centro Cultural.

 

En 1973, luego de la insistencia de sus amigos e inspirados por la euforia de la vuelta de Perón, regresaron a la Facultad para concluir sus estudios. Sin embargo, el clima en Bellas Artes era muy diferente a las expectativas que tenían en mente. 

 

 

Para 1974 el ambiente era muy pesado dentro de la Facultad. Había bandas neonazis y los militares mostraban sus armas por las ventanas de los vehículos sin pudor. En 1975 ya era insostenible”, contó Cohen para Diario Publicable. El 24 de marzo 1976, las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno constitucional de Isabel Perón. En ese momento, Ricardo estaba ejerciendo como ayudante de cátedra de la Facultad de Bellas Artes.

 

Rocambole contó que a los dos días del golpe, quiso ingresar a la facultad y no se le permitió por no estar en las listas correspondientes. Esa misma noche, armó su valija y viajó a Brasil, donde logró publicar ilustraciones e historietas en los medios. Se enteraba de la realidad que se vivía en la Argentina a través de conversaciones con su familia o amigos y alguna que otra visita esporádica.

 

 

El 17 de julio de 1976, los directores de las emisoras del país recibían la circular numerada 125/789, emitida por el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), de la Presidencia de la Nación, la cual censuraba una serie de canciones y/o artistas por considerar que no cumplía con el decreto 4093/73. “Carencia de creatividad y sentido artístico, utilizando la obscenidad y el mal gusto como medio de entretener al público”, fue parte del comunicado que recibieron los medios por parte del organismo, prohibiendo toda grabación o ejecución en vivo.

 

La lista negra de canciones prohibidas por la dictadura militar era parte de su sistema de censura artística que abordó todos los géneros, como por ejemplo Eric Clapton, León Gieco, Pink Floyd y Horacio Guarany, entre tantos otros.

 

 

Habían pasado casi diez años entre el nacimiento de La Cofradía y el de Los Redondos, pero el contexto político era muy similar aunque con una persecución mucho más marcada y sangrienta en 1976.

 

Con respecto a la noche del 16 de septiembre, Cohen dijo: “Era una crónica de una muerte anunciada. Al igual que en el libro, se podía ver que algo así iba a pasar, el que no lo imaginaba era porque no quería ver la realidad del país”.

 

Rocambole volvió definitivamente a la Argentina en 1978. Estando en La Plata realizó las primeras ilustraciones y ambientaciones para promover las presentaciones de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, lo que sería su entrada definitiva al mundo del rock.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

Facebook

Twitter