Especiales • A 40 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS LÁPICES

Una marcha que pisó fuerte

El reclamo por el Boleto Estudiantil Secundario (BES) que se realizó en septiembre de 1975 fue el desencadenante de los secuestros de jóvenes militantes de La Plata ocurridos un año más tarde. Los detalles de un reclamo con consecuencias fatales para seis adolescentes de esa ciudad.

C.Giardulli, I. Kaplan, F. Pistone, C. Redón y L. Terán // Viernes 10 de junio de 2016 | 16:57

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Secundarios de La Plata rinden homenaje a los estudiantes detenidos y desaparecidos en 1976. (Foto: UNLP)

“Mientras corríamos, tirábamos piedras y les devolvíamos algunos cartuchos de gas", relata Pablo Díaz, sobreviviente de los secuestros que se perpetraron un año más tarde.

“Los del Industrial iban con sus limas, sus overoles y sus reglas 'T'; los Normales, con sus guardapolvos y carpetas; el Nacional, mayoritariamente varones, con sus sacos y corbatas de nudos anchos; y el Bellas Artes, como serían futuros artistas, con ropas informales las chicas, y conjunto de pantalón y campera de jean los varones”.

 

Con estas palabras, María Seaone y Héctor Ruiz Núñez describen en su libro "La Noche de los Lápices" la marcha del 5 de septiembre de 1975, en la que más de tres mil estudiantes de los colegios normales y bachilleratos que militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) marcharon por la calle 7 hasta el Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires para reclamar que el valor de la tarifa del BES fuera de un peso.

 

La consigna era clara: “Luchar, luchar por el boleto popular”. Y aquellos jóvenes de entre 14 y 17 años la pronunciaron con gritos decididos. En el parque del Ministerio, ubicado en la esquina de las calles 7 y 9 de La Plata, los aguardaban cuatro carros de la Guardia de Infantería, perros y efectivos de la Policía Montada.

 

Una delegación de diez alumnos de distintos colegios intentó dialogar con el director de Transporte, Juan Carlos Schiff. Pero unos vidrios rotos de las puertas del Ministerio desencadenaron la represalia: la Guardia de Infantería lanzó más de 20 bombas de gases lacrimógenos en apenas cinco minutos.

 

“Mientras corríamos, tirábamos piedras y les devolvíamos algunos cartuchos de gas. Luego nos reconcentramos en la intersección de las calles 8 y 50 para formar pequeños grupos que fueran a parlamentar con las autoridades. Yo fui a Obras Públicas con Claudio de Acha y María Claudia Falcone”, relata Pablo Díaz, sobreviviente de los secuestros efectuados un año más tarde, entre el 16 y 17 de septiembre de 1976.

 

Después de muchas horas, Schiff recibió –aunque no personalmente– el petitorio estudiantil, no obstante sólo se limitó a decir que se estaban estudiando las medidas pertinentes. Sin embargo, los estudiantes continuaron su lucha y realizaron asambleas en la mayoría de los colegios.

 

 

UN AÑO DESPUÉS, LA NOCHE

El secuestro sistemático de los estudiantes de colegios secundarios de La Plata había comenzado el 25 de diciembre de 1975 con la desaparición y asesinato de Patulo Rave, de 17 años, alma máter de la UES, por parte de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina). La etapa culminó entre agosto y octubre de 1976 bajo el gobierno militar de Jorge Rafael Videla.

 

El 4 de agosto de ese año el Estado quitó el beneficio del boleto estudiantil con la intención de generar descontento entre los jóvenes para poder identificar a los líderes de la rama estudiantil del peronismo revolucionario, considerados subversivos en potencia.

 

En la noche del 16 de septiembre de 1976 desaparecieron María Claudia Falcone y Francisco López Muntaner del Bachillerato de Bellas Artes; María Clara Ciocchini, Horacio Úngaro y Daniel Racero del Normal Nº3; y Claudio de Acha del Nacional de La Plata, todos militantes de la UES. 

 

Nueve años después, en 1985, Pablo Díaz sería el primero en utilizar el término "La Noche de los Lápices” para referirse a ese episodio en su declaración en el Juicio a las Juntas.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Notas relacionadas

Facebook

Twitter