Especiales • Elecciones 2015 - Adolfo Rodríguez Saá

La ley del puntano

Lleva 12 años en el Congreso nacional. Primero, como diputado, y luego, como senador, su actual cargo. Rechazó los “superpoderes” y las retenciones al campo. Está disconforme con la Ley de Coparticipación Federal. Apoya el cuidado del medio ambiente, como legislador de la Nación y del Parlamento del MERCOSUR.

C. Faija y C. Chávez Flores // Martes 29 de septiembre de 2015 | 20:52

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Rodríguez Saá y su candidata a Vicepresidente, Liliana Negre de Alonso, en el recinto del Senado.

El rechazo a la Ley de Superpoderes y a la Resolución 125 -de retenciones al campo-, la promoción de una nueva Ley de Coparticipación Federal y la defensa del medio ambiente, como legislador nacional y como parlamentario del MERCOSUR, son representativas de la actividad del candidato presidencial de Compromiso Federal, Adolfo Rodríguez Saá, en la Cámara de Diputados, primero, y en la Cámara de Senadores y el Parlamento del MERCOSUR, después.

 

Con las elecciones presidenciales de 2003, que consagraron a Néstor Kirchner como Presidente de la Nación, Rodríguez Saá asumió como diputado nacional. Presidió el bloque Frente Movimiento Popular y el interbloque Provincias Unidas. En 2005, fue elegido senador nacional, su actual cargo público. Preside el bloque Justicialista San Luis, el interbloque Provincias Unidas y, desde 2010, el interbloque Parlamentario Federal.

 

La Ley de Superpoderes, propuesta durante la crisis de 2001, autoriza al Jefe de Gabinete a realizar cambios en el presupuesto nacional sin autorización previa del Congreso nacional. Es decir que delega una atribución del Poder Legislativo en administración financiera en el Poder Ejecutivo. Aunque tenía carácter excepcional, fue reaprobada en varias oportunidades, y aprobada de forma permanente en 2006, bajo el Gobierno de Néstor Kirchner. Rodríguez Saá la rechazó. La Resolución 125, del Ministerio de Economía, entonces timoneado por Martín Lousteau, planteaba una fórmula “móvil” para el cálculo del porcentaje de derechos de exportación según el precio FOB de cada cultivo (soja, maíz, trigo y girasol) y otras variables económicas. El proyecto del Poder Ejecutivo, a cargo de Cristina Fernández, no fue aprobado en el Congreso nacional. Rodríguez Saá fue uno de sus detractores. El voto decisivo lo tuvo quien ejercía la Vicepresidencia de la Nación y la Presidencia de la Cámara Alta en 2008, Julio Cobos.

 

El puntano presentó proyectos para implementar políticas públicas tendientes al desarrollo humano y productivo, como planes de inclusión social y de fomento de la ganadería bovina. Apoyó una convocatoria para formular una nueva Ley de Coparticipación Federal -con el objetivo de mejorar la distribución a las provincias de los aportes del Tesoro Nacional-, la coparticipación federal del “impuesto al cheque” –el impuesto a créditos y débitos bancarios- y el pleno reconocimiento de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, consagrada en la Constitución Nacional.

 

Como presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con la República Oriental del Uruguay y con la República de Turquía -desde 2006-, apoyó las soluciones diplomáticas al conflicto ambiental entre Uruguay y Argentina por las papeleras en territorio uruguayo y al enfrentamiento entre turcos y armenios.

 

En 2006, el Senado de la Nación lo designó parlamentario del MERCOSUR. Por promover la posición común del MERCOSUR en defensa del medio ambiente, fue elegido por la Delegación Argentina como uno de los tres integrantes argentinos en la Delegación Externa de la Asamblea Parlamentaria Euro Latinoamericana (EuroLat) en 2008.

 

Asimismo, en reconocimiento a su lucha contra los efectos nocivos del cambio climático y a favor del medio ambiente, fue designado como representante del Parlamento del MERCOSUR en la Cumbre de Cambio Climático (COP), la XV Conferencia sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizada en Copenhague, Dinamarca, en 2009.

 

Su proyecto de creación de la Corte de Justicia del MERCOSUR fue su contribución más importante dentro del Parlamento. La aceptación de la necesidad de una Corte se vio reflejada en el Acuerdo Político para la Consolidación del Parlamento del MERCOSUR, aprobado en Asunción, Paraguay, en 2009, y ratificado por los ministros de Relaciones Exteriores de los cuatro Estados que integraban el bloque en 2010.

 

Rodríguez Saá preside la comisión bicameral de Fiscalización de los Órganos y Actividades de Seguridad Interior; es secretario de la comisión bicameral de Trámite Legislativo; vocal de las comisiones unicamerales de Asuntos Constitucionales, de Justicia y Asuntos Penales, de Seguridad Interior y Narcotráfico, de Derechos y Garantías, de Acuerdos, de Coparticipación Federal de Impuestos, de Educación y Cultura; y miembro de la comisión bicameral de Investigación del Origen y Seguimiento de la Gestión y del Pago de la Deuda Exterior de la Nación.

 

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter