Especiales • Elecciones 2015 - Margarita Stolbizer

Un año difícil

Un mes después de la muerte de su madre, a la actual candidata presidencial le diagnosticaron una enfermedad que ataca el sistema nervioso. Logró recuperarse después de quince días en terapia intensiva y un largo periodo de rehabilitación.

J. Bordel, R. García y A. Silva // Jueves 24 de septiembre de 2015 | 19:48

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
“Estaba postrada en una cama, al borde de la muerte", recordó la líder del GEN. (Foto: Facebook)

Margarita Stolbizer contrajo en 1984, a los 29 años, el Síndrome Guillain-Barré, enfermedad auto-inmunológica que afecta a una de cada 100 mil personas y ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo ataca parte del sistema nervioso. Por ese entonces, Stolbizer era abogada, tenía un estudio jurídico y militaba en la UCR. Estuvo 15 días en terapia intensiva, un mes y medio en sala común y, después, tres meses sin trabajar con rehabilitación muscular y kinesiología.

 

Este síndrome, descubierto en 1916 por Guillein-Barré y Strohl, genera una inflamación de los nervios que provoca que las señales nerviosas se movilicen de manera más lenta, y puede afectar persona de ambos sexos y cualquier edad. “Hice varias consultas y los médicos no detectaban qué era lo que tenía, me decían que era un cuadro gripal. Hasta que entré a una clínica arrastrando los pies y un neurocirujano me diagnosticó e internó”, contó Stolbizer a Radio 10 en 2011. “Estaba postrada en una cama, al borde de la muerte. No podía sentir las piernas y me tenían que bajar los ojos para poder tenerlos cerrados”, agregó. 

 

No hay una cura específica, y el tratamiento consiste en reducir la gravedad de los síntomas. La mayoría de quienes padecieron el Síndrome Guillain-Barré se recuperaron pasado un año, aunque el 20 por ciento experimentó debilidad muscular luego de tres años. Según la candidata presidencial, su cara quedó cambiada, pero las personas que la conocieron después de la enfermedad no llegan a notarlo.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter