Especiales • Elecciones 2015 - Mauricio Macri

Boca Juniors, la plataforma de lanzamiento

Su función como presidente del club xeneize permitió a Mauricio Macri proyectar su imagen pública, en una gestión marcada por una gran cosecha de títulos pero también por críticas y cortocircuitos internos.

F. López, S. Martin, P. Moreno Ross y L. Russo // Jueves 10 de septiembre de 2015 | 18:12

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
El éxito de Carlos Bianchi jerarquizó la gestión de Mauricio Macri y lo catapultó a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. (Foto: Télam)

Mauricio Macri, actual jefe de gobierno y candidato a presidente por el Frente Cambiemos, saltó a la política a través de su gestión en el Club Atlético Boca Juniors (1995-2008), donde se consagró como el presidente que más títulos ganó en la historia del club.

 

Pero, más allá de los éxitos deportivos, el mandato de Macri al frente de Boca también incluyó balances irregulares y triangulaciones en pases de jugadores.

 

Desde 1983 a 1986, Boca atravesó una profunda crisis que llevó al club al borde de la quiebra. Durante la presidencia de Antonio Alegre (1985-1995), el club logró sanear las cuentas y reducir su pasivo a 14 millones de pesos. Sin embargo, la falta de logros deportivos erigió a Macri como el presidente electo en 1995 tras derrotar a Carlos Heller, hasta entonces vicepresidente de la institución y actual diputado nacional por el Partido Solidario.

 

Entre las primeras medidas tomadas por Macri se destacaron la reducción de los sueldos de jugadores y empleados del club, la remodelación y expansión de La Bombonera y el aumento de la cuota social en un 25 por ciento. Además, se realizó una reforma en el estatuto del club, por la cual se extendió el mandato presidencial de tres a cuatro años y se prohibió la reelección indefinida. 

 

En 1998, Boca se consagró campeón del Torneo Apertura bajo la dirección técnica de Carlos Bianchi, lo que dio comienzo al período más glorioso de la institución. De 1998 a 2007, Boca, bajo la gestión Macri, consiguió siete títulos nacionales y once títulos internacionales, entre los que se destacan cuatro copas Libertadores y dos Intercontinentales.

 

No obstante, la relación entre la dirigencia y el plantel estuvo opacada por varios enfrentamientos. Carlos Bianchi, acorralado por la insistencia pública de Macri para que fundamentara por qué no extendía su contrato, terminó dejándolo plantado en la conferencia de prensa, en un claro gesto de desaire (ver video). A su vez, el episodio del Topo Gigio en 2001 (Riquelme festejó un gol a River frente al palco presidencial expresando su descontento ante la negativa de un aumento de sueldo) sembraron algunos cuestionamientos sobre la figura del por entonces presidente de Boca. Astuto, Riquelme aclaró se trataba de un festejo dedicado a su hija, por entonces fanática del personaje. 

 

CONTRATOS PÚBLICOS Y MARKETING 

Martín Costa, periodista deportivo de Fox Sports y radio América especializado en Boca, se refirió a esos conflictos en una entrevista con Publicable: “Con Román el problema surgió por una publicación de su contrato en los diarios; él pensó que eso lo había hecho Macri”, y agregó que el actual jefe de gobierno porteño tenía debilidad por Guillermo Barros Schelotto y eso a Riquelme nunca le gustó, ya que la relación entre ellos no era buena.  

 

Costa también aludió a una de las postales de la gestión de Macri, la relacionada tanto al éxito deportivo como al marketing de la época: la compra del japonés Naohiro Takahara. “Macri trajo a Takahara por marketing, pero Bianchi nunca lo quiso, ni siquiera lo incluyó en la lista de jugadores para afrontar la final del mundo en Japón contra el Bayern Munich”

 

El último capítulo de la presidencia de Macri fue en 2008, cuando ya era jefe de Gobierno la Ciudad de Buenos Aires. Un fallo de Inspección General de Justicia anuló las elecciones internas de 2007 y ordenó que reasumieran las autoridades anteriores. Si bien la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohíbe el ejercicio de otro cargo al jefe de Gobierno, Macri argumentó que iba a cumplir la orden del juez y el 27 de febrero de 2008 reasumió en Boca. Sin embargo, este fue su periodo más corto, ya que el 7 de marzo del mismo año pidió licencia en el club para poder dedicarse a la Jefatura de Gobierno y evitó así las críticas de la oposición en la Ciudad.

 

En cuanto a lo deportivo, Macri es el presidente que más títulos obtuvo en la historia del club; sin embargo su gestión todavía es criticada por la oposición del club.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

Macri lo presionó para que explicara por qué no quería prolongar su contrato y Bianchi, tras argumentarlo una y otra vez, se levantó y se fue. 

Facebook

Twitter