Especiales • Elecciones democráticas - 2003

Decidir el futuro de un país hundido

Tres candidatos justicialistas compitieron en un proceso electoral signado por la crisis económica y social, además de los asesinatos de Kosteki y Santillán en 2002. La renuncia de Carlos Menem al ballotage posibilitó la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada con apenas el 22 por ciento de los votos.

Blanco Gómez, Cabral, Cota, Dalinger y García // Miércoles 17 de junio de 2015 | 20:16

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Néstor Kirchner asumió el 25 de mayo de 2003. (Foto: Telam)

Los más votados

La primera ronda se celebró el domingo 27 de abril. Carlos Menem y Néstor Kirchner, los dos candidatos del Partido Justicialista, se ubicaron en el primer y segundo puesto respectivamente, pero ninguno alcanzó el 45 por ciento de los votos. El ballotage debía celebrarse el domingo 18 de mayo, pero Menem retiró su candidatura, con lo que Kirchner ascendió a la presidencia automáticamente.

Alianza Frente por la Lealtad - UCeDe

Carlos Saúl Menem

PRESIDENTE

PORCENTAJE

24,45

VOTOS

4.741.147

Principales propuestas

Economía. Realizar un acuerdo con el FMI para reprogramar vencimientos de deuda por tres años

Relaciones internacionales. Reforzar la alianza estratégica con Estados Unidos

Poder Judicial. Reemplazo del Consejo de la Magistratura por un "tribunal imparcial e independiente para la selección de magistrados".

Alianza Frente para la Victoria

Néstor Carlos Kirchner

PRESIDENTE

PORCENTAJE

22,24

VOTOS

4.312.528

Principales propuestas

Economía y empleo. No pagar deuda a costa de la exclusión, la pobreza y la conflictividad social. Incentivar las exportaciones y sustituir las importaciones priorizando al Mercosur. Impulsar el consumo aumentando la masa salarial. Bajar el impuesto a las ganancias. Desarrollar programas de empleo público. Recuperar el rol del Estado como garante y equilibrador.

Educación. Aumentar el presupuesto. Reducir la desigualdad federalizando la educación.

Estado. Sancionar leyes de acceso a la información. Crear entes de control institucional. Impulsar la acción penal en casos de corrupción y delitos contra la administración pública.

Políticas sociales. Continuar con el programa Jefas y Jefes de Hogar. Poner en marcha créditos sociales generalizados con garantías solidarias para los sectores de medianos y escasos recursos. No criminalizar la protesta social. Impulsar políticas de inclusión enfocadas en la prevención del delito.

Salud. Concretar un Sistema Nacional de Salud cuyos ejes sean el fortalecimiento del hospital público y las políticas de prevención. Aplicar la Ley de Prescripción por nombre genérico y la distribución gratuita de medicamentos ambulatorios.

Resultados por fórmulas

Alianza Mov. Fed. para Recrear el Crecimiento

Ricardo López Murphy - Ricardo Gómez Diez

16,37%

3.173.485 votos

Alianza Frente Mov. Popular - Partido Unión y Libertad

Adolfo Rodriguez Saá - Melchor Posse

14,11%

2.736.087 votos

Alianza Afrimación para una República Igualitaria

Elisa Carrió - Gustavo Gutiérrez

14,05%

2.723.578 votos

Unión Cívica Radical

Leopoldo Moreau - Mario Losada

2,34%

453.365 votos

Alianza Izquierda Unida

Patricia Walsh - Marcelo Parrilli

1,72%

1332.862 votos

Partido Socialista

Alfredo Bravo - Rubén Giustiniani

1,12%

217.374 votos

Partido Obrero

Jorge Altamira - Eduardo Salas

0,72%

139.397 votos

Confederación para que se Vayan Todos

Enrique Venturino - Federico Pinto Kramer

0,67%

129.764 votos

Las elecciones presidenciales de 2003 fueron el resultado de un proceso iniciado en diciembre de 2001

, con el estallido de la burbuja neoliberal de la década de 1990 y la posterior crisis política, social y económica que motivó la renuncia de Fernando De La Rúa y la seguidilla de tres presidentes hasta la llegada de Eduardo Duhalde.

 

El asesinato de los militantes sociales Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, el 26 de junio de 2002 en Avellaneda, obligó a Duhalde a adelantar las elecciones a abril del año siguiente. Luego de ganar la primera vuelta, el domingo 27 de abril de 2003, Carlos Saúl Menem renunció a participar del ballotage, lo que le permitió a

Néstor Kirchner

, entonces gobernador de Santa Cruz,

acceder a la Presidencia de la Nación con el 22,24 por ciento de los votos

.

 

Durante la campaña, el Partido Justicialista suspendió las elecciones internas y autorizó a sus precandidatos a presentarse a través de distintos frentes electorales. Por ese motivo hubo tres candidaturas de raíz justicialista: Carlos Menem (Frente de la Lealtad), Néstor Kirchner (Frente Para la Victoria) y Adolfo Rodríguez Saá (Frente Movimiento Nacional y Popular).

 

A pesar de que sí realizó la interna reglamentaria, la Unión Cívica Radical no pudo evitar que dos integrantes del partido se presentaran por fuera de su estructura: Elisa Carrió (Afirmación para una República Igualitaria) y Ricardo López Murphy (Movimiento Federal Recrear).

 

Todos los candidatos se enfrentaban a un panorama socioeconómico crítico

, más allá de que Eduardo Duhalde y su ministro de Economía, Roberto Lavagna, hubieran revertido la tendencia negativa de los índices macroeconómicos.

La pobreza era del 54% y la precarización laboral se agudizaba

. La economía no estaba mucho mejor en el plano internacional. Estados Unidos, la Unión Europea y Japón se enfrentaban a la amenaza de la recesión debido a la caída del dólar y el aumento del petróleo como consecuencia de la invasión estadounidense a Irak con la excusa de neutralizar el arsenal de armas de destrucción masiva que supuestamente tenía en su poder Saddam Hussein.

 

ECOS DE LA MASACRE DE AVELLANEDA

Los reclamos de puestos de trabajo y planes de ayuda social se motorizaban no a través del sindicalismo tradicional (CGT oficial, CGT combativa y CTA), sino de agrupaciones barriales y, principalmente, el movimiento piquetero. En ese contexto, el 26 de junio de 2002,

miles de personas pertenecientes a estos sectores se congregaron en Avellaneda

para cortar el Puente Pueyrredón en reclamo de planes sociales. Con la venia del gobierno nacional,

policía, Gendarmería y Prefectura reprimieron la protesta, y asesinaron a los dirigentes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán

. Sus muertes obligaron a Duhalde a decretar las elecciones anticipadas.

 

Según una encuesta publicada en Clarín un día antes de las elecciones, el 26 de abril de 2003,

más del 20 por ciento de la población argentina no tenía su voto definido, lo que garantizaba el ballotage.

 

La segunda vuelta estaba prevista para el 18 de mayo, pero

Menem, que se había impuesto en la primera, retiró su candidatura, alegando que no estaba garantizada la legitimidad democrática

, aunque nunca explicó qué significaba eso. Así, el 25 de mayo, Néstor Kirchner asumió la Presidencia. La vicepresidencia quedó a cargo de Daniel Scioli, quien doce años después encararía su propia carrera para alcanzar el sillón de Rivadavia.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter