Especiales • Elecciones democráticas - 1995

Menem al gobierno, la economía al poder

El mandatario riojano arrasó en las urnas y fue reelegido gracias a la reforma constitucional, el temor de la ciudadanía por el regreso de la hiperinflación y una oposición desdibujada. Pero más pronto que tarde el modelo neoliberal empezó a mostrar sus primeras fisuras, con indices crecientes de desocupación y caída de la productividad.

L. Rampoldi, J. Pros, L. M. Montaño Ortiz, G. Mata y E. Terrón // Lunes 15 de junio de 2015 | 19:50

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Menem y Alfonsín se saludan después de concretar el Pacto de Olivos. (Foto: Telam)

Fórmula ganadora

Partido Justicialista

Candidatos

Carlos Saúl Menem

PRESIDENTE

Carlos Federico Ruckauf

VICE PRESIDENTE

PORCENTAJE

49,94

VOTOS

8.687.319

Principales propuestas

Economía. Primer Plan Quinquenal: establecer el conjunto de medidas que afectaban a las exportaciones y las importaciones, determinar la calidad de los productos para comercializar en el exterior y establecer un régimen aduanero ajustado a las realidades de ese momento. Aumentar la capacidad de ahorro, inversión, exportación y la integración comercial con el resto del mundo. Mantener la paridad peso-dólar. Desviar el dinero destinado al sector privado para enfocarlo en la creación de créditos para las PyMES y las economías regionales. Consolidar la estabilidad económica haciendo cumplir la Ley de Convertibilidad y abriendo los mercados externos.

Educación. Reformar el sistema educativo. Establecer un sistema de informática en todas las escuelas del país.

Empleo. Crear 330.000 puestos de trabajo al año. Aumentar la inversión del Estado en la legislación laboral. Bajar el costo medio del trabajador. Reducir la carga impositiva sobre los empleadores sin afectar el salario. Desregularizar la industria de la construcción y ofrecer mayores capacitaciones.

Resultados por fórmulas

Frente País Solidario

José Octavio Bordón - Carlos “Chacho” Álvarez

29,30%

5.095.929 votos

Unión Cívica Radical

Horacio Massaccesi - Antonio María Hernández

16,99%

2.956.087 votos

Movimiento por la Dignidad Nacional

Aldo Rico - Julio Fernández Pezzano

1,69%

294.467 votos

Fuerza Republicana

Fernando López de Zavalía - Pedro Benejam

0,46%

79.609 votos

Alianza Sur

Fernando “Pino” Solanas - Carlos Imizcoz

0,41%

71.620 votos

Movimiento Socialista de los Trabajadores

Luis Zamora - Silvia Díaz

0,26%

45.970 votos

Partido Obrero

Jorge Altamira - Norma Molle

0,19%

32.395 votos

Partido Socialista Auténtico

Mario Mazzitelli - Alberto Fonseca

0,18%

32.174 votos

La reforma constitucional de 1994, surgida a raíz del “Pacto de Olivos” entre el peronista Carlos Menem y el radical Raul Alfonsín, le permitió al entonces presidente acceder a la reelección al año siguiente, cuando

la fórmula justicialista se impuso por amplio margen al reunir casi el 50 por ciento de los votos

. La convertibilidad entre el peso y el dólar, las privatizaciones de empresas públicas, la apertura económica y la desregularización de los mercados en la primera mitad de la década del ’90 habían sido los factores preponderantes que marcaron esa época y, de alguna manera, fueron convalidados en las urnas.

 

Entre los principales aspectos de la reforma de la Constitución Nacional se destacaron la

reducción a cuatro años del mandato

presidencial con la posibilidad de una reelección,

el sistema de desempate o ballotage

, la creación del Consejo de la Magistratura y la

implementación de la figura del jefe de Gabinete de Ministros

.

 

Con el radicalismo debilitado,

el Frente País Solidario (FREPASO)

, encabezado por José Octavio Bordón y Carlos “Chacho” Álvarez,

se consolidó como la segunda fuerza política

, con una propuesta alternativa a las medidas de corte neoliberal tomadas por el gobierno justicialista.

 

La crisis financiera ocurrida a mediados de los '90 y denominada “

Efecto Tequila

” por haberse originado en México, generó que los países latinoamericanos sufrieran fuga de capitales, caída de inversión y consumo, lo que influyó en el escenario electoral argentino. El

contexto desfavorable hizo que cobraran fuerza rumores sobre una posible devaluación

y que el Plan de Convertibilidad, que mantenía la paridad entre el dólar y el peso, corriera peligro por primera vez desde su implementación, en 1991.

 

Parte de la sociedad había tomado créditos en dólares a largo plazo y la simple idea de abandonar el “uno a uno”

hizo que la gente recurriera a lo que algunos analistas definieron como el “voto cuota”

, con el objetivo de que continuara un programa económico cuyas

consecuencias negativas comenzaban a quedar en evidencia en los índices de desempleo y pobreza

.

 

En plena campaña electoral,

el justicialismo gobernante aprovechó el acto por el Día del Trabajador de 1995 para anunciar el “Plan de Inversiones”

, un programa quinquenal a través del cual serían creados 330.000 empleos y se obtendrían 86.000 millones de dólares por parte de los organismos multilaterales de crédito.

 

A casi seis años de la crisis hiperinflacionaria de 1989, que forzó a Raúl Alfonsín a dejar el poder anticipadamente en manos de Carlos Menem y empujó a la pobreza al 47,3 por ciento de la población,

la sociedad aceptó un equilibrio económico ficticio por miedo

a volver a experimentar aquel proceso crítico que el menemismo había logrado frenar.

 

LA RESACA DEL TEQUILA

En 1995 el desempleo aumentó hasta llegar a afectar al 18,4 por ciento de la población económicamente activa

. Esto como consecuencia directa de la desindustrialización, la flexibilización laboral y los despidos masivos en empresas privatizadas, que además contribuyeron a la creación de puestos de trabajo precarizados.

 

Ante la coyuntura socioeconómica,

se conformaron nuevos movimientos sociales que se manifestaron en contra de las medidas tomadas por el gobierno

. Aparecieron los primeros grupos piqueteros (activistas desocupados que se manifiestan a través de cortes de calles o rutas), pero también hicieron oír sus protestas los empleados públicos, docentes y jubilados, particularmente perjudicados por un congelamiento de salarios que se extendería durante toda la década del ’90.

 

Los organismos estatales que no habían pasado a manos privadas fueron abandonados a su suerte

, funcionaban en pésimas condiciones y el maltrato hacia los beneficiarios era moneda corriente. En estos tiempos el PAMI fue un paradigma de la administración fraudulenta, lo que perjudicó seriamente las prestaciones destinadas a los jubilados.

 

La declamada generación de riqueza derivada del crecimiento económico, o “efecto derrame”, tampoco alcanzó a la salud y la educación pública, sino más bien todo lo contrario. En medio de un creciente deterioro de hospitales y escuelas públicas,

las instituciones privadas parecieron convertirse en la única opción para quienes no habían sido condenados a la miseria.

 

LOS NÚMEROS EN 1995

272.000

millones de dólares era el PBI.

 

• La inflación era del

2, 8 por ciento anual

.

 

• Las exportaciones rondaban los

20.983,3 millones

de dólares.

 

• Las importaciones alcanzaban los

19.968,6 millones

de dólares.

 

99.046 millones

de dólares acumulaba la deuda externa.

 

• El

18, 4 por ciento

de la población estaba desempleada.

 

Fuente: Argentina en crecimiento 1995-1999, Min de Economía

Enviando...
Comentarios

carlos alberto rampoldi  |  03-07-2015 17:48:18

una editorial muy completa y cronológicamente perfecta....me gusto...

Responder

Facebook

Twitter