Especiales • ELECCIONES DEMOCRÁTICAS - 1989

Los últimos días de Alfonsín

En medio de paros, alzamientos militares, una economía que se caía a diario y la falta de apoyo internacional, comenzó la campaña para las elecciones de 1989 en las que Carlos Menem se convirtió en presidente.

M. Leto Mera, S. Lacave, C. Connechy, P. Giuliodibari, G. Delmonte, M. E. Mazzaro y J. Bernal // Lunes 15 de junio de 2015 | 19:29

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Alfonsín le entrega el mando anticipadamente a Menem.

Fórmula ganadora

Frente Justicialista Popular

Candidatos

Carlos Menem

PRESIDENTE

Eduardo Duhalde

VICE PRESIDENTE

PORCENTAJE

47,49

VOTOS

7.953.301

Principales propuestas

Economía. Durante toda su campaña Menem utilizó un discurso centrado en lo social y más acorde a la doctrina peronista. Propuso la “Revolución Productiva” para atraer los intereses del sector rural, y el “Salariazo” para lograr el apoyo de las clases trabajadoras. En su plataforma electoral decreta: “El salariazo es el pilar de la economía popular. El único camino para abrir las fábricas es consolidar un mercado interno que demande más y más producción. El mejor estímulo para la inversión productiva es un Pueblo feliz.”

Salud. El plan para el área de salud establecía atención a todos los sectores: trabajadores en relación de dependencia y autónomos, jubilados, pensionados, discapacitados e indigentes. Los hospitales públicos deben ser financiados por las rentas generales del Estado.

Jubilaciones. Las empresas públicas y privadas deben regularizar los depósitos previsionales para que el ingreso de esos recursos permita mejorar la situación de los jubilados y pensionados y a la vez detectar a los evasores.

Reforma Legislativa y Judicial. Tomar como modelo el sistema de Enmienda y Derecho Común norteamericano. Este sistema sostiene que la principal fuente del Derecho son las decisiones judiciales. La actualización de las leyes y normas no estarán originadas en el acto deliberado de un legislador sino en los fundamentos de los fallos judiciales.

Política exterior. En la Argentina rumbo al siglo XXI la soberanía no existe sobre el atraso o la decadencia. Para el manejo de la política exterior se debe mantener una soberanía integradora, sin ningún tipo de frontera ideológica. Las únicas fronteras serán las que marcan la paz y la fraternidad de las naciones, la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados.

Educación. Avanzar hacia el mejoramiento de la calidad educativa. Replantear la reorganización de contenidos y metodologías en todos los niveles y modalidades de la educación. El nivel medio deberá ofrecer salidas laborales.

Resultados por fórmulas

Unión Cívica Radical

Eduardo Angeloz - Juan Manuel Casella

32,45%

5.433.369 votos

Confederación Federalista Independiente

Álvaro Alsogaray - Alberto Natale

4,59%

1.150.603 votos

Izquierda Unida PCA-MAS

Néstor Vicente - Luis Zamora

2,45%

409.751 votos

Blanco de los Jubilados

José M. Corzo Gómez - Federico A. Houssay

1,90%

317.934 votos

Alianza Unidad Socialista PSP-PSD

Guillermo Estévez Boero - Alfredo Bravo

1,31%

218.785 votos

Partido Obrero

Jorge Altamira - Gregorio Flores

0,27%

45.762 votos

Frente Humanista Verde

Luis Alberto Ammann - Lía Méndez

0,25%

42.319 votos

Acuerdo Popular

Ángel Bustelo - Eduardo Hernández

0,03%

4.783 votos

El

juicio a las juntas militares

(1985) fue la promesa cumplida de Raúl Alfonsín con la que se logró juzgar y condenar a los responsables del destino de los desaparecidos durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional.

 

Las condenas generaron fricción en el ámbito militar y

en diciembre de 1986 el gobierno dispuso la Ley de Punto final

. En abril de 1987, en Semana Santa, se produjo el levantamiento de

los carapintadas, comandados por el teniente coronel Aldo Rico

, que exigían la reivindicación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra los “subversivos”, amenazando así el orden constitucional.

 

Alfonsín se hizo presente en Campo de Mayo para terminar con los insurrectos

y, horas más tarde, en Plaza de Mayo y ante un público multitudinario, llevó tranquilidad a un pueblo que temía un posible golpe de Estado. Allí terminó su discurso con la ya legendaria frase: “Felices Pascuas, la casa está en orden y no hay sangre en la Argentina”. Esa Semana Santa fue un punto de inflexión en el gobierno del radical y fue también el inicio de lo que luego terminó en la promulgación de la Ley de Obediencia Debida, 4 de junio del '87.

 

Un año después, el coronel

Mohamed Alí Seineldín

encabezó el alzamiento de Villa Martelli, en el que murieron dos civiles y un policía, y se registraron más de 40 heridos.

El último año de gobierno de Alfonsín fue tal vez el más adverso de todo su mandato

. El 23 de enero se produce el copamiento del Regimiento 3 de Infantería de La Tablada llevado a cabo por miembros del Movimiento "Todos por la Patria".

Su recuperación

-encargada a la policía y al Ejército-

generó un grave saldo de muertos, heridos y desaparecidos

.

 

En ese marco, comenzó a desarrollarse la campaña para las elecciones presidenciales del 14 de mayo de 1989.

En lo económico, el gobierno no pudo detener el alza de las tasas de interés y el agotamiento de las reservas del Banco Central para intentar mantener el valor del austral

. La hiperinflación hacía estragos en los precios. En medio de saqueos a supermercados, la situación social se tornaba insostenible. El Ministro de Economía Juan Sourrouille deja el cargo y lo reemplaza Jesús Rodríguez.

El presidente decide decretar el estado de sitio por 60 días

.

 

El triunfo de Menem en las elecciones y la situación social forzaron el retiro anticipado de Alfonsín. La entrega del poder fue objeto de arduas negociaciones entre los enviados del presidente en ejercicio y su sucesor. Menem quería que, antes de irse, Alfonsín otorgara el indulto a los jefes de las juntas militares, pero el radical se negó.

Finalmente el 8 de julio de 1989, Menem asume la presidencia

.

 

ARGENTINA EN NÚMEROS

-En 1989, la deuda externa era de 63,3 mil millones de dólares.

 

-La tasa anual de inflación fue del 3079%. En el último

mes de mandato de Alfonsín (junio 1989), 114,5 por ciento.

 

-El Índice de Precios al Consumidor a principio de julio del '89

era 1293,3.

 

-1 Austral=1000 pesos argentinos.

 

-Dólar oficial: 291 australes.

 

-Dólar turista 596 australes.

 

-Hubo 13 paros generales.

 

-Cuatro ministros de Economía.

 

-Entre 1980 y 1989, la caída del PBI fue casi de un 10 por ciento.

 

-La tasa de desocupación de la fuerza de trabajo se incrementó un 184 por ciento entre 1980 y 1989. La de subocupación, un 48 por ciento para el mismo período.

 

-En octubre de 1989, un 38,2 por ciento de los hogares del país se encontraba bajo la línea de pobreza y un 11,6 por ciento, bajo la de indigencia.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter