Especiales • Mafalda - 50 años

"Fue poco graciosa y predecible"

En 1973 se emitió una serie de cortos (Canal 13) en los que los personajes de Mafalda hablaban. Unos años después (1982) se estrenó en Argentina la película de Mafalda, dirigida por Carlos Márquez, que decepcionó a muchos fanáticos. El cineasta Nicolás Martínez Zemborain analiza la experiencia de trasladar la historieta al cine.

Lunes 29 de septiembre de 2014 | 00:01

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
"El guión de la película fue un simple traslado de las historietas a la pantalla".

-¿Qué opinás de la adaptación de Mafalda?
-No fue exitosa. La adaptación del formato sin cambiar el guión resultó un producto poco dinámico, poco gracioso y muy predecible. No se explotaron recursos narrativos del cine y la propuesta estética parecía ser disruptiva con el mensaje de Mafalda.

 

-¿A qué lo atribuís?
-El guión fue un simple traslado de las historietas a la pantalla, y los diálogos se tornaban largos, tediosos y poco dinámicos. Un rasgo que Quino resaltaba era la sorpresa del público frente al último recuadro, al remate del chiste. Esta sorpresa en el cine se volvió totalmente predecible ya que todos sabían de memoria las historietas y se adelantaban a lo que pasaría. Por otra parte, ponerle voces a los personajes fue un conflicto y de hecho, no fue bien recibido por el público, cada uno se representaba la voz de Mafalda de una manera particular que no se satisfizo con el elenco vocal de la película. Además, la propuesta estética de la película fue desacertada al plantearse en colores pasteles y en la construcción de un mundo con un tono de ingenuidad que no coincidía con la acidez del personaje principal.

 

-¿Qué le hubieras cambiado?

-El cambio fundamental sería el guión, tomar la construcción de los personajes de Mafalda con sus características particulares y trabajarlos en un texto completamente nuevo, explorando otra construcción narrativa. En este nuevo guión se verían representados los temas tradicionales de la historieta: guerra fría, carrera armamentista y críticas al capitalismo, pero en un formato cinematográfico. En un nivel menos fundamental, hubiera cambiado la estética de manera que no se representaran de manera tan romántica las escenas de la película.

 

-¿Funcionaría hoy con las tecnologías que ofrece el cine?
-Creo que no. El problema básico del guión no podría ser salvado con las nuevas tecnologías. Lo que sí se podría cambiar es la propuesta estética.

 

-¿Qué influencia tuvo en el arte la aparición de Mafalda?
-Su reconocimiento por parte de poetas, escritores y ensayistas de todo el mundo, y el lugar otorgado al personaje como la voz de una generación contestataria, sin duda favoreció la conjunción entre arte, humor y compromiso político.

 

Autora: Cintia Grinstein

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter