Especiales • Mafalda - 50 años

Los otros lectores

Publicable preguntó a una serie de fanáticos -de las más variadas edades y ocupaciones- cuándo descubrieron la tira, si ésta influyó en su manera de pensar, y sobre qué creen que hablaría la Mafalda de hoy. "Se haría una fiesta con la división que hay en Argentina", opinó Lorenzo, de 48 años.

Lunes 29 de septiembre de 2014 | 00:01

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Lectores de todas las edades visitan la muestra "Quino. 50 años de Mafalda" en la Usina del Arte. (Foto: Rebecca Cabrera Galindo)

LORENZO CHIAPPETTA, 48 AÑOS

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Comencé a los trece años, cuando empezaba la secundaria. En mi escuela, el padre Domingo Bresci era párroco, una persona sencillamente genial que me marcó en un montón de cosas. Fue él quien, al hacer mucha referencia a Mafalda, me despertó las ganas de leerla.

 

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-Influyó mucho. Me hacía ver la realidad, en lo diario, en lo político, cosas que en esa época no entendía de la vida cotidiana ni de lo que pasaba en el mundo. Mucho de Mafalda lo tuve que releer de adulto… Con el paso del tiempo estas cosas perduran y son grandes verdades.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Sería igual. Sincera, con su desparpajo. Ahora hablaría del tema político más que nada. Se haría una fiesta con la división que hay hoy en Argentina. Mafalda, a mi entender, escribía con la zurda. Súper rebelde, preocupada por la humanidad y la paz mundial. Fue, es y será única.

 

ROSARIO LEITHNER, 19 AÑOS. ESTUDIANTE DE ABOGACÍA

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Había un libro en mi casa que se llamaba algo así como "lo mejor de Mafalda" y a mí me encantaba. Entonces mi papá me empezó a comprar todos los tomos y yo, en un mismo día, los empezaba y los terminaba. Tenía entre cinco y seis años. Fue lo primero que leí en mi vida. Después los volví a leer varias veces pero salteados, y tengo algunos tomos en inglés que también leí.

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-No sé si influyó en mi forma de pensar, porque en el momento en que comencé a leer Mafalda dudo haber tenido una forma de pensar que siguiera determinada línea. Sí sé que aprendí cosas que con seis o siete años no era habitual saber, como qué es la ONU, o qué significa la palabra "burocracia" porque así se llama la tortuga de Mafalda. Si bien la historieta en sí es la misma, se le va encontrando un significado distinto, y se va entendiendo más, o desde otras perspectivas, a medida que uno va creciendo y pasando por distintas etapas.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Creo que los problemas de fondo siguen siendo los mismos. Cambian los nombres de los conflictos. Los países. ¿Vietnam? ¿Gaza? ¿Israel? A fin de cuentas, son personas contra personas. Y eso refleja -o busca que veamos- Mafalda: que el mundo está bastante enfermo y en parte es por culpa de los humanos, que cada vez generan más barreras y conflictos.

 

ABEL ROLDÁN, 25 AÑOS

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Empecé a leer Mafalda cerca de los diez años, algunas tiras que había en casa. De más grande, llegando a los 15, conseguí un par de historietas más y seguí leyéndola, hasta que compré el libro "Toda Mafalda" (aquel que contiene todas las historietas), que si mal no recuerdo fue a mis 22 años.

 

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-¡Por supuesto que influyó! Su ternura, su preocupación por el mundo, por la humanidad, por todo ser vivo, su rebeldía ante las sociedades más adultas encerradas en un mundo de capitalismo y consumismo absurdo, sus códigos, su amor por el prójimo y su modo de ver el universo político son impresionantes.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Podría seguir hablando de los mismos temas: de la desigualdad social, del mundo capitalista, de las injusticias contra el hombre, de las guerras y de cualquier otro tema social.

 

CAMILA MURTAGH, 16 AÑOS. ESTUDIANTE

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Empecé a leer Mafalda a los 13 o 14 porque me generaba curiosidad. En mi casa hay muchos libros de ella y un verano estaba revisando la biblioteca y encontré uno, lo agarré y me puse a leer. Ese mismo verano fui a San Telmo y encontré miles de cosas de ella y eso me entusiasmó más todavía. Desde ese día me gusta Mafalda y cada vez que puedo busco más historietas para seguir leyendo.

 

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-Sí, un poco influyó... Creo que me sirvió para entender la realidad desde otro punto, para mirarla con más claridad. Con Mafalda aprendí a prestar atención a cosas que antes no me interesaban o que no consideraba importantes, como temas políticos y económicos, aspectos de la sociedad de hoy en día y cómo las decisiones de los adultos afectan a los niños.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Creo que Mafalda ahora hablaría sobre Kicillof, Boudou, los Fondos Buitre, la inseguridad, el nivel de la educación que cada vez es más bajo, la falta de valores y los medios de comunicación.

 

PABLO GONZALO, 53 AÑOS

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Comencé a leer Mafalda de chiquito, cuando viajaba con mi papá a Mendoza. Él me compraba las revistas de Paturuzú, Isidoro Cañones y Mafalda en un quiosco de San Rafael donde se compraban y vendían revistas usadas, era una especie de trueque.

 

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-Cuando sos chico, hay chistes de Mafalda que no entendés; te causan gracia igual, pero cuando sos grande y volvés a leer, te das cuenta de que el chiste no pasaba por ese lado. Mafalda es para pensar, no es del chiste fácil.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Hoy estaría, más que nada, metida en la política argentina, seguramente. De ese tema tiene para escribir varios libros. Tampoco dejaría de lado las guerras.

 

SANDRA VESCIO, CONTADORA

-¿Cuándo y cómo empezaste a leer Mafalda?

-Empecé a leer Mafalda en la pre-adolescencia, a eso de los 12 o 13. Fue en la costa, una vez que me fui de vacaciones con mi hermana. Ella compró toda la colección y, a medida que terminaba un librito, me lo pasaba. Así me fue atrapando.

 

-¿Influyó la lectura de Mafalda en tu forma de pensar?

-No sé si en mi forma de pensar... Lo que sí, me sentí muy identificada con los pensamientos de Mafalda.

 

-¿Cómo creés que sería y sobre qué temas hablaría la "Mafalda del 2014"?

-Seguiría opinando de los mismos temas, porque los problemas de fondo son los mismos de años atrás: las guerras, los derechos de la mujer, la igualdad de género, el abuso del consumo.

 

Autores: alumnos de 1º A turno tarde

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter