Especiales • Mafalda - 50 años

Opinan sus lectores conocidos

Muchos de los que hoy escriben en diarios y revistas, ocupan cargos públicos o deslumbran desde el escenario de un teatro o desde la pantalla del televisor -como Laura Ubfal, Hernán Lombardi, Gabriel Schultz, Jorge Lanata, Andy Kusnetzoff y Dolores Cordero Gomez, entre otros- crecieron en compañía del cómic más célebre de Quino. Aquí sus remembranzas.

Lunes 29 de septiembre de 2014 | 00:01

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Crecer en compañía de Mafalda. ¿Cómo fue la experiencia para quienes hoy son personajes reconocidos? (Foto: Rebecca Cabrera Galindo)

Laura Ubfal, periodista

Era fanática de Mafalda y seguí toda la saga del cómic de Quino. Quino revolucionó el humor no sólo con el personaje de Mafalda sino también con el resto de los protagonistas de la historia de esta particular niña argentina. Sus dichos, sus observaciones, su mirada sobre la evolución de la mujer y las relaciones familiares de su tiempo marcaron una época.

 

Jorge Lanata, periodista

Mafalda trascendió en el tiempo. La tira expresa los 70, o sea un momento de mucha convulsión social, de cambio cultural. Y Mafalda pudo sintetizar todo eso en un personaje que era, en este caso, la nena. Después hay un montón de otros que funcionan como estereotipos de la sociedad, como Manolito, que es el tipo que piensa en la guita; o Susanita, la mina que piensa en tener una familia. Estos personajes interactúan con Mafalda, es decir que el autor enfrenta esos estereotipos con los de la sociedad de ese momento.

 

Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires

Mafalda es un personaje que desborda filosofía y por lo tanto es universal y atemporal, de ahí su éxito actual en todo el mundo. Recordemos que los temas que aborda Mafalda no son sólo los relacionados con nuestro país sino con la humanidad.

 

Natu Poblet, dueña de Clásica y Moderna

¿Cómo imagino a Mafalda hoy? Hay dos posibilidades: podría ser una burguesa, casarse con un señor, ocuparse de sus niños en la casa o atender una boutique; o podría seguir siendo una contestataria, trabajar en defensa de los derechos humanos y continuar como era de niña.

 

Gabriel Schultz, periodista

"Mafalda hoy para mí sería funcionaria. Creo que estaría en algo que tenga que ver con lo social, como el Ministerio de Desarrollo Social. No estoy seguro de si sería peronista, me parece que no. Tampoco estaría con el PRO, de eso estoy seguro. No sé en qué partido ponerla. Es más probable que haga algo de gestión propia... ¿Sabés qué?, la veo ayudando a Juan Carr en la Red Solidaria. La veo por ahí."

 

Andy Kusnetzoff, periodista

"Creo que lo principal de Mafalda es que es siempre Mafalda. Hoy conservaría la misma esencia por cómo es ella, nunca se traicionaría y seguiría con sus mismos ideales, sueños y ganas. Solamente habría sumado algunas frustraciones que no tenía a los 6 años, cuando todo lo soñaba, aunque era bastante realista. La veo más en la realidad pero exactamente con los mismos ideales que tenía."

 

Pedro Saborido, productor y guionista

Empecé a leer Mafalda de muy chico, creo que tenía siete. La leí con mi hermano y mis amigos del barrio, y me acuerdo de que esperaba con ansias ver las últimas ediciones en el kiosco. Creo que fue la primera historieta que vi que leían tanto niños como adultos y eso me llamaba la atención, que no fuera sólo de consumo infantil. Mafalda va marcando una manera de ver el mundo. Es soñadora por momentos, irónica y desesperanzada en otros, pero su línea de pacifismo, observación de poderes, costumbres y consumo va marcando una mirada.

 

Sergio Bizzio, escritor y cineasta

Comencé a leer Mafalda gracias a que mi madre compraba la revista Siete Días, que publicaba la tira semanalmente. En ese momento me representaba diversión. De grande me di cuenta de que podía hacerse una segunda lectura de la tira y relacionarla con cosas de la realidad, la política o la familia argentina. Lo que más me gusta de Mafalda es que sus personajes, que son niños, representan diferentes prototipos sociales argentinos.

 

Silvia Hopenhayn, periodista y escritora

Lo primero que me llamó la atención fue el dibujo, ‘la banda’, ‘la pandilla’: me atrajo la forma en que Quino planteaba la amistad entre los niños. Después empecé a comprender todos los textos, subtextos y lecturas posibles de las distintas tiras. Significó un puente maravilloso, inteligente y afectivo para entender la actualidad no sólo como un mundo de adultos. Permitía que un niño pudiera captar algunos de los conflictos y las bellezas del mundo, y a su vez facilitaba pensar el mundo como niño. Con la mochila de Mafalda a cuestas, la rebeldía podía ser simpática, incluso tierna, pero sin dejar de ser rebelde.”

 

Carlos Sorín, director de cine

Me parece que Mafalda debe ser el hallazgo más grande de los comics en Argentina. Los temas que toca, las reflexiones que produce su humor, tienen que ver con situaciones de la condición humana, no necesariamente adscriptas a la Argentina. A mí me gustaban mucho Susanita y algunas salidas filosóficas que tenía Mafalda. No pasa con los personajes famosos anteriores, como por ejemplo Patoruzú, que evidentemente tuvieron una vida más corta; además, lo notable de Mafalda es el éxito internacional."

 

Benito Fernandez, diseñador argentino

"Empecé a leer Mafalda de grande. Me gusta que haga críticas sociales pero lo que más valoro es su amplitud, el hecho de que es muy abierta."

 

Daniel Molina, escritor y crítico de arte

"Tengo 60, así que leí a Mafalda por primera vez cuando aparecía en el diario. Creo que en El Mundo. A los pocos años, cuando yo ya estaba en el secundario, aparecieron las primeras ediciones de los libros de Mafalda y los compré apenas se publicó cada uno. Al principio Mafalda fue algo tan innovador que no había nada en la Argentina que se le pareciera. A mí, adolescente, me voló la cabeza. Cuando era muy joven me sentía identificado con Felipe, con una pizca de Miguelito. Me gusta todo Quino. De hecho, otros de sus libros me gustan más que Mafalda. Es un humorista típico: crítico de lo establecido, de las ideas aceptadas y de lo que tomamos como normal que, por cierto, es un intento por normalizarnos."

 

Pablo Tomás Duggan, periodista

"Mafalda me gusta desde muy chico. Sus revistas estaban en todos lados. Mafalda fue muy importante. Fue el primer dibujo que hablaba en serio de algo, aunque muchas veces de muy chico no entendía de qué. Tuve diferentes lecturas de la tira en función de mi edad, y me identifiqué un poco con todos los personajes. Me gustan las críticas que hace Quino. Son muy lógicas. Me parecen de un gran sentido común, muy originales y actuales."

 

Dolores Cordero Gómez, periodista, conductora de radio y panelista española

"Llegué a Mafalda ya de adolescente -tendría 15 o 16 años- a través de un amigo de la secundaria. Me permitió conocer el sentido de la ironía en todos los órdenes. Me identifico con todos los personajes de la tira, y sobre todo me interesa la relación de los chicos entre sí y con cómo cada uno representa los diferentes sectores de la sociedad desde la inocencia de los más pequeños. Está bien plasmado el mundo adulto pero con la expresión que puede tener cualquier niño a través de su naturalidad y espontaneidad. Comparto absolutamente la crítica social que hace Quino a través de la historiera."

 

Charly G, actor, cantante, bailarín, coreógrafo y director

"Creo que la primera vez que leí Mafalda fue a los 12, cuando empecé a comprarme los libros. Me los llevaba a la cama a la noche para leerlos hasta que me agarrara sueño. Mafalda representó una gran compañía en mi infancia y adolescencia. Muchas veces me dejaban pensando su fe y sus ganas de ser alguien en la vida. Sin dudas me identificaba con Felipe, porque es ingenuo, no le gusta el colegio y juega al ajedrez. ¡Un calco mío! Me encanta Quino porque supo plasmar la típica familia de clase, media con sus pro y sus contras. Siempre ocupado por la humanidad y la paz mundial. Mafalda no es una historieta más, tiene un contenido social muy interesante."

 

Autores: alumnos de 1º A turno tarde y 1º F y E turno noche

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.

Facebook

Twitter