democracia • 30 años

1993 - Mandiyú, el gerenciamiento

El club correntino se convierte en la primera institución en ser manejada por una empresa. Llega Maradona, al tiempo pierde la categoría y ahora se llama Textil Mandiyú.

Gonzalo Pertierra, Martín Moreira y Nicolás Linares // Jueves 24 de octubre de 2013 | 10:17

Resaltar resumen
      
Enviar a un compañero/a
   
Imprimir
nota
   
Agrandar
Texto
   
Reducir
Texto
Bruno Carlino y otros hinchas ayudaron a resucitarlo. En la actualidad Textil Mandiyú y juega en el Argentino B.

Eduardo Seferián, dueño de la hilandería Tipoití de Corrientes tuvo la idea y pensó en un club para sus empleados en el que se pudiera jugar al fútbol y al voleibol. Ese fue el inicio. Cuando se tomó la desición de participar en el fútbol profesional, el 14 de diciembre de 1952, aquella idea se transformó en Deportivo Mandiyú.

 

En Primera, su mejor campaña fue la de 1991. En el Torneo Clausura finalizó en el tercer puesto, mientras que en el Apertura se clasificó en la sexta posición. Para 1993 el club tenía un déficit mensual de 70.000 dólares que era afrontado personalmente por Eduardo Seferián. Y ese mismo año el presidente de la institución llevó a la AFA una propuesta para convertir al club en una sociedad anónima, lo que fue rechazado unánimemente.

 

A mediados de 1994, en una asamblea que buscaba una solución para los problemas económicos, Seferián dicidió traspasar el fútbol del club a un grupo empresario liderado por el entonces diputado menemista y titular del CEAMSE, Roberto Cruz, por una suma cercana a los 2 millones de dólares.

 

En una nota en el Diario Clarín, Seferián explicó: “Lo que se compran son algunos jugadores y ellos se hacen cargo del déficit del club”.

 

Para entonces los problemas no sólo eran economicos sino también futbolísticos. Dado esto, Cruz decidió echar al director técnico Pedro González.

 

En un intento desesperado por evitar el descenso, el presidente eligió a Diego Armando Maradona, quien por primera vez asumió como entrenador de un club el 9 de octubre de 1994, en dupla con Carlos Fren.

 

La etapa no fue buena ya que Mandiyú finalizó último a pesar de la presencia de Maradona y del arquero de la selección argentina, Sergio Goycochea. Maradona dirigió 12 partidos de los que solo gano uno, empató seis y perdió cinco. El astro del fútbol había declarado: “De Mandiyú me voy muerto”. Sin embargo finalizó su etapa como entrenador el 6 de diciembre de 1994.

 

Mandiyú afrontó el clausura de 1995 con Osvaldo Sosa en sustitución de Maradona, pero no pudo revertir los malos resultados y el 26 de junio de ese año, el club perdió la categoría luego de la derrota ante Platense por 4 a 2.

 

Veinte días antes de producirse el descenso, Cruz había anunciado la venta del club. Ante la agobiante crisis económica y la descalificación de la Liga correntina, Mandiyú no pudo afrontar la siguiente temporada en la Primera B Nacional y su plaza fue ocupada por Huracán de Corrientes, por lo que el club desapareció. Según Bruno Carlino, actual presidente de Mandiyú, el club quedó inactivo jurídicamente por 15 años.

 

En 2010 Carlino, junto a un grupo de hinchas, realizó acciones legales en Corrientes y Buenos Aires respectivamente para poder superar la inactividad jurídica de Mandiyú. Finalizadas las tareas legales, el club volvió a participar de los torneos del Interior.

 

En 1998 se fundó el club Textil Mandiyú, que participa en el Torneo Argentino B. Fue todo un homenaje pero no tiene nada que ver con aquel histórico Mandiyú de Maradona.

Enviando...
Comentarios
No se encontraron comentarios.
Video

El recuerdo de Diego Maradona como DT de Mandiyú.

Notas relacionadas

Facebook

Twitter